<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

BUSCANDO SU PROPIO CAMINO (II),
POR CEBRA, JAVIER, NACHO Y LOBOKELL

   << Anterior

   Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada...

   ...es indistinguible de la magia. Así reza la tercera ley de Clarke, y varios han sido los autores que han jugado abiertamente con él para ofrecernos historias que se desarrollaban miles de años en el futuro, donde el recuerdo del pasado tal y como lo conocemos se ha perdido completamente, reapareciendo gran parte de los estereotipos más cautivadores de la fantasía heroica.

   El mejor libro de este estilo es “El libro del sol nuevo”, de Gene Wolfe. Quiénes han leído exclusivamente su primera parte, “La sombra del torturador”, lo tildan acertadamente como una novela de fantasía, con su reconocible entorno medieval/feudal, una sociedad dividida en gremios y la aparición de armas tan innovadoras como las espadas y las hachas de acero. Sin embargo a medida que Wolfe, en el resto de los libros, nos sumerge en el mundo que describe y va dosificando la información descubrimos que no todo es lo que parece y que hay una explicación cabal detrás de cada uno de los elementos que hasta el momento nos parecían mágicos.

   Entonces, ¿por qué aparece en un artículo sobre fantasía? Porque a pesar de ello llega a funcionar como una de las mejores novelas de este tipo escritas nunca, a lo que contribuye sin duda una lectura reconfortantemente azarosa, con una prosa densa y muy elaborada, en la que siempre está presente una riqueza de vocabulario inhabitual, llena de simbolismos y neologismos sacados del latín y del griego. Sin olvidar el puzzle en que se transforma la trama, cuyas piezas se van proporcionando lentamente y no siempre de manera cierta, siendo el lector el que debe no sólo reordenar los hechos sino que también necesita discernir lo verdadero de los falso.

- Introducción
- Entrevista
Entrevista en castellano Interview in English
- Crítica
- Las raíces de la fantasía épica
- Buscando su propio camino
   
  + info en
  Bibliópolis Fantástica
  Página Oficial del autor (polaco)
  Wiedzmin - La Película

Este artículo ha sido leído 4253 veces

   Bastante menos racional y sorprendente, jugando en un registro absolutamente diferente, es la saga de “La Tierra moribunda” de Jack Vance, un conjunto de historias de ambiente decadente que se desarrollan en un planeta Tierra a millones de años en el futuro. En los cuatro libros que componen la saga hallamos la habitual ensalada de héroes, magos, ladrones, monstruos... a los que se añade un elemento muy representativo que se aleja por completo de los personajes más clásicos de Vance, Cugel el ladrón. Inteligente y audaz, pero también cínico y muy hábil a la hora de liar cualquier situación, logra con su mera presencia redimir el perfil decididamente bajo del resto de los relatos.

   Finalmente, no podemos olvidar los libros de Majipur de Robert Silverberg, enclavados en un planeta colonizado por los humanos al que han llevado gran número de especies, mimetizando bastante bien el estilo Vance a la hora tanto de crear un mundo como todos sus habitantes. Allí despierta un desmemoriado Valentine, protagonista absoluto, que recorrerá gran parte de su superficie en una perpetua búsqueda de su perdido pasado, siguiendo un esquema argumental que, a pesar de parecer ciencia ficción por su escenario, es fantasía heroica pura y dura. Libros de lectura fácil y amena pero de olvido todavía más rápido.

   Poco después de que los océanos se tragaron Atlantis

   Volviendo de nuevo nuestra vista hacia el suelo, nos retrotraemos a un pasado donde el éxito o el fracaso de una empresa se dilucidaban en función de la habilidad que uno tuviese con el acero o en el manejo de las artes arcanas, la espada y la brujería. Las historias de esta rama basan sus argumentos en las continuas luchas de los humanos, unas veces entre ellos y otras contra las fuerzas nigrománticas empeñadas en dominar el mundo. Su génesis se puede situar a caballo entre los años veinte y los treinta del siglo pasado, en la obra de Robert Erwin Howard, que creó dos personajes tan conocidos por todos como King Kull, y Conan el Bárbaro.

   Un breve inciso: Sí, ya sé que la producción de Howard es anterior a la obra de Tolkien, pero no se podía hacer un apartado sobre la espada y brujería sin mencionar al que es considerado como su padre. Sigamos.

   Los héroes que nos presentaba Howard (y, por extensión, todos los surgidos posteriormente) están creados de tal manera que muchos hemos deseado ser como ellos; rebeldes, creándose su propio destino a base de sobrevivir en las condiciones más difíciles, los más duros del lugar... Y a pesar de ello con un código de honor que hacen que los pueblos llamados "civilizados" parezcan ser los verdaderos bárbaros.

   Son personajes que surgiendo de sus poblados se han abierto paso en las más refinadas cortes, en las más duras estepas, en los más furiosos mares con la fuerza de su espada y su inquebrantable código de honor. Luchando tanto contra el pasado (la brujería, reliquias de un mundo donde los nigromantes reinaban en el mundo) como contra el presente (la civilización, tanto más corrupta cuanto más refinada). Y recorren su propio viaje iniciático para acabar transformándose ellos una pieza más de la civilización, pero manteniéndose a salvo de la corrupción y llevando sus reinos con mano firme.

   El manto dejado por Howard después de su muerte fue tomado por Fritz Leiber y sus historias de Fafhrd y el Ratonero Gris, en las que superó con mucho a su maestro. Cierto es que parte la estructura episódica de aventuras cortas condensadas en unas cuantas decenas de páginas entre las que sólo existe una débil “continuidad” (salvo excepciones gloriosas como “Las espadas de Lankhmar”), pero sus personajes son mucho más humanos, entrañables, y su prosa más rica y llena de matices. Además introdujo el concepto de la “Buddie movie” en la fantasía, las vivencias de dos amigos antagónicos que recorren el mundo enfrentándose a mil y un peligros. El alto, rubio, fornido y de limitada inteligencia Fafhrd, y el ágil, bajito y astuto Ratonero Gris.

   A esto hay que sumarle su fértil imaginación a la hora describir ambientes y horrores sin fin, su sentido del humor, su facilidad para describir y hacer atrayente un mundo decadente donde los haya, la concepción de la magia como algo enfermizo y siniestro, la leve y desenfadada sexualidad (para la época),... Una delicia.

   Y por fin llegamos a la obra del escritor más prolífico y veloz de todos los que aquí se citan, y que, guste o no, se ha labrado con su trabajo un merecido nombre en la literatura fantástica, Michael Moorcok. Siempre ha sorprendido un poco ver cómo alguien que viene de la ciencia ficción y que fue pieza clave de uno de sus movimientos más rupturistas, la new wave, haya ganado toda su fama en un campo tan rutinario y poco dado a los experimentalismos como el que ahora comentamos.

   Su aportación más reconocida es la creación del Multiverso, un conjunto de realidades paralelas que se disputan en cruenta guerra los Señores del Orden y del Caos mientras una tercera fuerza que representa el equilibrio les hace frente. Su delegado más evidente es la figura del Campeón Eterno, un grupo de héroes que a razón de uno por mundo serán movidos como meros peones en este enfrentamiento y que padecerán un sufrimiento perpetuo mientras intentan liberarse de los seres que intentan controlar su destino.

   El esquema de estas historias es por todos conocido, aunque viene bien recordar una de sus variantes. Al comienzo, el héroe moraba tranquilo en su hogar rodeado de sus familiares, retozando con las más bellas damas y enfrascado en mil y un disquisiciones intelectuales. De pronto el destino llama a su puerta, le insinúa que está destinado a misiones más elevadas y todo empieza a ir mal. Sus más allegados son masacrados por un ejército que pasaba por allí con un oscuro propósito y él es capturado, torturado, casi aniquilado y abandonado para ser rescatado al borde la muerte. Una vez recuperado, una entidad le asigna una misión que deberá cumplir, guste o no.

   No se puede decir que Moorcock en sí sea aburrido. No obstante, una vez que se han leído unos cuantos de estos libros hace que el resto sean completamente prescindibles, al limitarse a cambiar el nombre del protagonista y el escenario donde se sitúan. Puestos a recomendar las mejores historias, estas pueden ser las que forman “El Bastón Rúnico”, con una soberbia ambientación muy alejada del resto de la saga, o “El Perro de la Guerra y el dolor del mundo”, escrita según las malas lenguas en apenas un fin de semana y que a pesar de lo absurdo de su argumento se lee con suma facilidad.

   El claro encanto de Sapkowski

   Por último, se hacía necesario escribir unas líneas sobre el libro que ha motivado esta extensa digresión, que ya se encarga Javier en otro sitio de diseccionarlo con más profundidad. Y si no fuese por la reciente edición de “Juego de tronos”, no sería muy injusto realizar una aseveración tan contundente como que hacía más de diez años que no llegaba a nuestras manos un libro de fantasía épica tan bien acabado, interesante y que estimule tanto a seguir indagando en el resto de sus historias que faltan por publicar.

   Cierto es que, “estructuralmente” hablando, nos encontramos ante un “fix-up” a la manera de Howard o Moorcock, pero ya los pasajes que utiliza para unir cada pieza son una clara muestra de que aquí estamos ante algo diferente. Esto es más que una simple unión de andanzas casuales escritas con el mero fin de divertir a la audiencia. Cada situación y cada personaje sirven como vehículo para mostrar retazos de diversos aspectos de la condición humana. Codicia, avaricia, venganza, amor, envidia,... son sentimientos que se esconden detrás de ellos y que son retratados muchas veces de forma grotesca, sin tapujos, a flor de piel, siendo muchas veces juzgados bajo la lupa de un delicioso sentido del humor, burlón y despiadado.

   Para ello, Spakowski opta por un estilo narrativo rico y variado, manejando con soltura un más que amplio vocabulario con una precisión digna de un Leiber en sus mejores horas, alternando diferentes tonos y registros según tenga que contar conversaciones en las que estén implicados un simple campesino o alguien con una formación mucho más culta. Y es en estos diálogos donde reside gran parte del encanto de sus historias, plenos de vigor, inteligencia y sarcasmo. Además puebla las tramas con guiños al lector, muchas veces escondidos en la reescritura del cuento centroeuropeo de turno (genial su doble versión del cuento de Blancanieves), en el uso de elementos procedentes de las tradiciones eslavas, o, incluso, de la Tierra Media (¡esos elfos!)

   ¿Y qué nos depara el futuro?

   En los próximos meses esta larga lista se verá aumentada con dos títulos que a priori parecen lo suficientemente interesantes para ser añadidos. El primero en aparecer será “Waylander” de David Gemmel, que supone el desembarco en nuestro país del ciclo de Drenai, que ha causado bastante revuelo después de su publicación tanto en el Reino Unido como en EE.UU. ¿Y qué ofrece? Quizás nada nuevo bajo el sol, ya que recupera el esquema de tipo duro se ve obligado a enfrentarse a un enemigo aparentemente invencible para lo cual ha de buscar un objeto mítico de desconocidos poderes. Pero aparentemente está contado con el suficiente garbo como para suponer una entretenida lectura, que es lo que muchos buscamos en este tipo de libros.

   Y para Marzo, Bibliópolis pondrá en el mercado un libro sobre el que muchos tenemos puestas grandes esperanzas, al suponer la primera incursión (eso sí, de mediados de los ochenta) de Ian Watson, uno de los escritores de ciencia ficción más imaginativos, ocurrentes y manipuladores, en la fantasía épica. La novela lleva por título “Magia de Reina, magia de Rey” y, como ya hizo John Brunner en “Las casillas de la ciudad” (salvando las distancias), promete convertir la lucha entre dos reinos en una inmensa partida de ajedrez mientras tratan de acabar con el Rey del contrario.

   Si a esto le sumamos la edición de las siguientes novelas de “Canción de Hielo y Fuego”, “La cicatriz” de Miéville, u otras que todavía desconocemos, seguro que los amantes de este subgénero vamos a tener un 2003 lo suficientemente estimulante como para seguir convencidos de que después de Tolkien sigue habiendo vida. Y, lo que es mejor, algunas sorpresas.

 

 @ 2002 Todos los que firman para cyberdark.net
 Prohibida su reproducción sin permiso expreso de los autores

 

2004-10-04 13:25   lay-nah
Felicidades por el artículo. Es genial,sobretodo para los poco inicados como es mi caso. Conozco alguno de los libros propuestos y de los otros, pues me podré a la búsqueda.
Felicidades de nuevo.
Washté
2003-09-19 23:54   db105
¡Magnífico artículo!

Otro autor de fantasía que realmente merece la pena y destaca entre la mediocridad predominante es Guy Gavriel Kay. Excepto su Trilogía del Tapiz de Fionovar, que es lo primero que escribió y en mi opinión lo más flojo, el resto de sus obras transcurren en tierras vagamente inspiradas por naciones históricas reales. Por ejemplo, Los Leones de Al-Rassan, que PulpEdiciones está intentando adquirir, está inspirada en la España de la reconquista. Tigana está inspirada en la Italia de finales del siglo XVI. A Song for Arbonne está inspirada en el Languedoc anterior a la cruzada Albigense. Son libros maravillosos, ricos y complejos, con personajes memorables...
2003-05-08 00:28   yarhel
¡Qué maravilloso artículo! Está muy bien estructurado y es claro. No soy muy ducho en fantasía, así que me ha venido muy bien. Gracias a él, he añadido a mis futuras compras alguna de las sugerencias.
2003-02-12 21:47   amiel
La verdad es que el artículo es maravilloso, te deja superpuesto en estos temas, para novatos está hecho a la medida.
2003-01-23 14:48   Kerensky
Este artículo es una joya. Me he leído algunos de los libros que vienen aquí, y la verdad es que mi opinión es bastante parecida a la de los autores. Creo que falta alguno, pero es igual. Lo voy a utilizar como guía para comprar mis siguienetes libros de fantasía... me intriga especialmente el del Soldado de la Niebla. Y ya se que las voya a pasar putas para encontrarlos... pero la búsqueda de cosas descatalogadas es uno de mis hobbies favoritos, así que eso es casi un estímulo que hace los libros mas valiosos.
2003-01-22 12:39   noshtaru
Esta web me ha ayudado en gran parte a ver la luz más allá de Tolkien y a descubrir grandes obras de mi género favorito, ocultas entre la montaña de basura y mediocridad.
Gracias a este artículo podré seguir desenterrando joyas. Gracias por vuestro esfuerzo desinteresado y vuestro tiempo.
2003-01-16 18:27   the_rapo
Excelente artículo que traza las lineas maestras de un género golpeado desde el interior por autores y editoriales que solo producen páginas y páginas con la misma historia de siempre. Afortunadamente cualquier lector amante de las aventuras no reñidas con la calidad puede encontrar en estos libros una forma de escaparse de la rutina diaria sin pensar que te han timado.
No hay géneros buenos ni malos, solo libros buenos y malos.

2003-01-14 18:27   Knut
Gracias a Dios... Esto era necesario para hacerle justicia al género, tan maltratado... Muy bueno y útil...
2003-01-14 16:12   Folken
Fantastico articulo, esta vez si que tengo que felicitaros enormemente por todo el trabajo y por los articulos mostrados. La entrevista, el articulo de Cebra sobre el origen de la fantasia y el articulo final sobre todos estos autores de 'fantasia heroica' han merecido realmente la pena.

Sobretodo acertados a la hora de no meter innumerables spoilers que pudieran arruinar la lectura del libro (si, aun no lo he leido :()

Muchas gracias por el trabajo que os habeis tomado, a ver para cuando el siguiente!!!
2003-01-14 06:53   robe
otro que se suma a las felicitaciones sobre este fenomenal articulo. la unica "pega" es que los libros que citais son dificilismos de conseguir
2003-01-13 23:39   Khamul
Fenomenal artículo. Y fenomenal libro. Mi enhorabuena.
Muchas gracias y un saludo
2003-01-13 22:01   Borraska
Gracias a todos por un artículo tan útil y (además) agradable y bien escrito. A ver si así voy rellenando espacios en mi bibliografía fantástica.
Saludos.
2003-01-13 21:56   iarsang
¿nadie se decide?
Bueno, me ha parecido magnífico y muy bien tratado. A mí me va a servir para consultar sobre las obras que todavía no me he leído y así poder "enmarcarlas" mejor en su contexto, porque da una visión muy amplia de la evolución de este género. Todavía no me he leído El Último Deseo, pero lo pienso hacer.
Muy interesante. Enhorabuena y muchas gracias.
2003-01-13 21:53   Drizz Du\'Orduen
Me ha gustado mucho el especial,muy bien contruido y con secciones justas y ninguna prescindible.Ahora que iba a terminar las trilgias que tengo incompletas de RO,veo que pueden esperar un tiempo más y comprobar que tal bueno es este libro,aunque visto las críticas,como mínimo debe ser muy entretenido.