<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Este artículo ha sido leido 15572 veces





<< Volver a Portada

Las adaptaciones de Stephen King, caso un subgénero

Probablemente el liderazgo dentro del competitivo territorio del best-seller no haya estado muy definido durante los últimos años debido a la coexistencia habitual en los primeros puestos de las listas de ventas de John Grisham, Michael Crichton, Tom Clancy y algún otro. Sin embargo, todo el que fue adolescente durante los 80 recuerda, y tiene en su estantería ejemplares suyos que lo demuestran, que el rey indiscutible de la literatura rápida durante muchos años fue Stephen King.

 

Artículo publicado originalmente en Pasadizo.
Reproducido con permiso.

Incluso en los 90, aunque las ínfulas metafísicas y pseudointelectuales de Anne Rice atrajeran a muchos lectores ávidos de una renovación en la novela popular de terror, King se ha mantenido y se mantiene en las librerías con dignidad, convertido en un clásico del género.

Para explicar el exitazo de las novelas y casi del mito de Stephen King se podría comentar la naturalidad con la que introduce las criaturas terroríficas de toda la vida y los elementos sobrenaturales en ambientes de la más cotidiana América profunda, y también el hecho de ser bastante más imaginativo y variado (dentro de los estrechos márgenes que el mercado permite) que otros autores de best-sellers. Sin embargo, como suele ocurrir, el azar jugó un papel importante y King tuvo la inmensa suerte de que las dos primeras adaptaciones de sus obras al cine las llevaran a cabo ni más ni menos que Brian de Palma y Stanley Kubrick. A pesar de lo discutidas, y en cierto modo discutibles, que fueron tanto esas adaptaciones a la pantalla como otras, y también las novelas en las que estaban basadas, y del tópico menosprecio que el cine de terror ha tenido siempre entre buena parte de la crítica y del público, la repercusión de Carrie y El resplandor hizo que King se convirtiera rápidamente en uno de los escritores más comentados por la prensa, en una referencia para el género, y en un auténtico filón para Hollywood y, por extensión, para las librerías de todo el mundo.

Carrie: El Comienzo

En 1976, tan solo dos años después de la publicación de su primera novela, llegaba a los cines la primera adaptación de una obra de nuestro hombre. Carrie era una película de terror de instituto sobre una chica con poderes paranormales en una época en la que Hollywood, tras el exitazo de El exorcista, ya no relegaba el género de terror a la serie B; entre la avalancha de películas de temática parapsicológica, un territorio hasta entonces practicamente virgen en el cine mainstream, destacaron las adaptaciones de obras de King. Al margen de lo oportuno y lo acertado de la idea de la novela, Brian de Palma colaboró mucho a convertir Carrie en un título destacado de la época con secuencias tan impactantes como la primera y traumática menstruación de la protagonista y especialmente la desatada traca final, aunque, como siempre en su cine, el estilo heterodoxo y recargado de De Palma tiene sus detractores.

El Resplandor: La Consagración

La siguiente adaptación de King fue una serie de TV producida por la CBS inspirada en una historia de vampiros, El misterio de Salem's lot; su autor fue un nombre muy conocido por los amantes del género, Tobe Hooper (La matanza de Texas). El éxito fue considerable e incluso una versión reducida se exhibió en salas de cine en varios países, entre ellos España (bajo el delirante título de Phantasma 2, con el que se intentaba colarla como secuela de Phantasma, un éxito anterior).

A continuación el amigo Stephen tuvo el honor de ser elegido por el mismísimo Stanley Kubrick para llevar a cabo su acercamiento al género terrorífico. El rodaje de la película fue un infierno superior al que vive la familia protagonista de la historia, y Kubrick se las arregló para llevarse mal con prácticamente todos los involucrados en el proyecto, incluyendo el propio King, con el que intercambió abundantes descalificaciones mutuas. Lo cierto es que para un autor como Kubrick aventurarse en un proyecto como El resplandor (The Shining) fue todo un riesgo para su prestigio, y la verdad es que lo pagó caro; las críticas fueron demoledoras y económicamente la película fue un fracaso relativo.

Los críticos fueron a ver la película con los cuchillos en alto y su juicio fue más bien injusto; aunque El resplandor en conjunto es más bien un film fallido, es imposible negarle importantes méritos como el estupendo uso de la steady-cam, la claustrofobia que producen los inquietantes pasillos solitarios del hotel y sobre todo la escena en la que Jack Nicholson intenta abrir a hachazos la puerta del baño donde su familia se ha escondido. En la parte negativa, un poco serio coctel argumental donde todo vale: la locura producida por el aislamiento se mezcla con los niños con poderes extrasensoriales, los hoteles encantados, los fantasmas que abren puertas, etc. Kubrick no era un gamberro como De Palma y la historia, un tanto delirante como todas las de King, no encaja bien con la frialdad y el rigor de la puesta en escena. Para más, la versión española de la película sufrió de uno de los doblajes más insufribles de la historia, donde las voces de Joaquín Hinojosa y Verónica Forqué, dirigidos por Carlos Saura, provocaron risa e irritación en lugar de miedo.

Los Años 80: La Continuidad

Poco después de El resplandor, se produce una fiebre de adaptaciones de King en las carteleras: doce entre los años 1982 y 1987, disfrutando la inmensa mayoría de ellas de una buena distribución que se tradujo en bastantes casos en éxito de taquilla; hacia la segunda mitad de la década, sin embargo, se produce una saturación del mercado, al mismo tiempo que las historias sobrenaturales de nuestro hombre empiezan a resultar algo pasadas de moda frente a los monstruos psicópatas a lo Freddie Krueger, lo que va a ir desplazando las adaptaciones de sus novelas al camino de la serie B.

Esta etapa de esplendor comienza de la mano de otro director conocido del género, George A. Romero (La noche de los muertos vivientes); Creepshow era un film de episodios donde por primera vez el propio Stephen King escribía el guión basado en sus historias. La película recibió una acogida de crítica bastante aceptable en el mismísimo festival de Cannes, punto de reunión del cine más "serio", y tuvo una buena carrera comercial. Todo lo contrario de lo ocurrido con Christine, la aportación de John Carpenter al universo King o viceversa; la historia de otro adolescente inadaptado que, en lugar de la telequinesis de Carrie, dispone de un coche demoníaco para dar rienda suelta a sus impulsos violentos supuso todo un fiasco y un punto negro en la carrera de su director.

Entre todos los autores de prestigio, al menos dentro del cine de terror, que encontramos dirigiendo adaptaciones de King en esta época, fue David Cronenberg el que ganó la partida con La zona muerta en 1983. Era la primera película USA de Cronenberg (las anteriores eran canadienses, como él), la producción corrió a cargo de Dino de Laurentis y la historia trataba de un hombre al que un accidente de coche le deja, entre otras secuelas, poderes proféticos. Como era de esperar, el autor de La mosca (The fly, 1986) no se interesó tanto por la intriga de un argumento que derivaba en giros apocalípticos típicos de la guerra fría de esos años como por el proceso de degeneración física y mental que sus visiones le causan al protagonista de la historia. Cronenberg maneja el tema con una admirable sobriedad, ayudado por la inconmensurable interpretación de Christopher Walken, logrando un film que convence hasta a sus más acérrimos detractores, aunque para muchos de sus fans resulta su película menos personal.

Del resto de adaptaciones de King de esta época, convendría destacar Cuenta conmigo (Stand by me, Rob Reiner, 1986), una historia de aventurillas de chavales durante las vacaciones de verano, con la que Hollywood y muchos espectadores descubren que Stephen King no siempre es sinónimo de terror. De hecho, su otro éxito en la segunda mitad de la década, Perseguido (The running man, Paul Michael Glaser, 1987) es una historia de ciencia-ficción, protagonizada por el inefable Arnold Schwarzenegger en pleno esplendor taquillero, que King había publicado bajo el seudónimo de Richard Bachman.

También habría que mencionar antes de pasar a los años 90, por aquello de, que el propio Stephen llevó a cabo en 1986 su debut como director con La rebelión de las máquinas (Maximum overdrive), aunque cualquiera que la haya visto estará de acuerdo en que es mejor correr un tupido velo sobre el tema.

Los Años 90: La Decadencia

Como les ocurrió a otras estrellas de los ochenta, la nueva década transforma a Stephen King de escritor más famoso del mundo a autor de culto, que mantiene sus fans incondicionales mientras las nuevas generaciones prefieren matar el tiempo con Michael Crichton, John Grisham o Anne Rice. Respecto al cine, su concepto del terror, además, resulta un tanto contracorriente en un género en el que triunfan historias más realistas, relegando en buena parte al fantástico a la serie B, donde ha estado, por otra parte, durante la mayor parte de su historia. Teniendo esto en cuenta, no resulta tan sorprendente lo pobre a todos los niveles y lo poco difundido de la mayor parte de adaptaciones cinematográficas de King en los 90, ni tampoco que las más notables no tuvieran componentes sobrenaturales y pasaran desapercibidas en taquilla, con la excepción de Cadena perpetua (The Shawshank Redemption, Frank Darabont, 1994), film carcelario clásico y sobrio totalmente alejado de la idea que tiene el público de una obra de Stephen King.

Misery (Rob Reiner, 1990) es una película muy correcta que seguramente merecía una carrera comercial mejor que la que tuvo. Reiner es, dentro de su discreción, uno de los artesanos más eficaces del Hollywood actual; sus films (Algunos hombres buenos - A few good men, 1992; El presidente y Miss Wade - An american president, 1995; Cuando Harry encontró a Sally - When Harry met Sally, 1989) por lo general se dejan ver aunque es muy difícil encontrar momentos brillantes en ellos. Sin embargo, su segunda adaptación de King (la primera fue Cuenta conmigo), está dirigida con un pulso notable, aprovecha al máximo las posibilidades de un escenario claustrofóbico y es sin duda uno de sus mejores trabajos; no obstante, los que disfruten con directores más inquietos siempre preferirán Carrie, El resplandor o La zona muerta. En el argumento (un escritor de éxito obligado por una fan a continuar la saga de una de sus heroinas, la Misery del título), algunos críticos quisieron ver una llamada de socorro del propio King, supuestamente asfixiado por la fama y por los fans que lo presionan para que continue con sus historias terroríficas. En el capítulo de anécdotas, Kathy Bates recibió por esta película el único Oscar que un intérprete ha ganado por una adaptación de King. Sin embargo, pocos repararon en la también estupenda interpretación del otro protagonista, James Caan.

Curiosamente, el otro thriller "kinguiano" destacable esos años también tuvo a Kathy Bates como protagonista: Eclipse total (título que los distribuidores españoles creyeron más rimbombante y llamativo que el original, Dolores Clayborne) es un estimable thriller, bastante original y apartado de las copias de El silencio de los corderos y La mano que mece la cuna (The hand that rocks the craddle, Curtis Hanson, 1992) que se estaban produciendo a toneladas por esa época. Taylor Hackford lleva con una buena mano sorprendente para el autor de Oficial y caballero -An officer and a gentleman, 1982- una trabajada estructura de flash-backs con un adecuado in crescendo dramático. A pesar del excelente trabajo tanto de la Bates como de la siempre estimable Jennifer Jason Leigh, el resultado en taquilla fue muy flojo, seguramente porque los fans de King no se interesaron por una historia con suspense pero claramente ajena al género de terror.

Poco más se puede destacar entre toda la producción inspirada en la obra de King que se ha visto en los últimos diez años. Ni siquiera la contratación de directores con nombre, como George A. Romero, que ya había sido responsable de Creepshow, o una de las promesas de los últimos años, Bryan Singer, autor de la sobrevalorada Sospechosos habituales - The usual suspects, 1995-, consiguieron dotar de un mínimo interés ni a La mitad oscura ni a Verano de corrupción, respectivamente.

Tampoco el debut del propio King como guionista original en Sonámbulos, su primera historia escrita directamente para el cine, consiguió subir el nivel. Muy distinto es, como ya se comentó, el caso de Cadena perpetua, aunque la repetición de la jugada que pretendió ser La milla verde, otra historia carcelaria de King adaptada por el mismo director pero en esta ocasión con elementos sobrenaturales, no convenció practicamente a nadie.

Con este panorama, es posible que las futuras adaptaciones de King se estrenen cada vez con más frecuencia directamente en video o se produzcan para televisión. No obstante, el éxito inesperado de las historias de miedo más sencillas y tradicionales que ha supuesto El sexto sentido - The sixth sense, M. Night Shyamalan, 1999- podría significar una nueva oportunidad para el escritor más solicitado por el cine de horror en las últimas décadas. Después de todo, ya va siendo hora de que pasen de moda los psicópatas.

Filmografía de Stephen King

  • 1976 CARRIE - Autor de la novela
  • 1980 THE SHINING/EL RESPLANDOR - Autor de la novela
  • 1981 KNIGHTRIDERS/LOS CABALLEROS DE LA MOTO - Intérprete
  • 1982 CREEPSHOW - Guionista
  • 1983 CHRISTINE - Autor de la novela
  • 1983 CUJO - Autor de la novela
  • 1983 THE DEAD ZONE/LA ZONA MUERTA - Autor de la novela
  • 1984 CHILDREN OF THE CORN/LOS NIÑOS DEL MAIZ - Autor de la novela
  • 1984 FIRESTARTER/OJOS DE FUEGO - Autor de la novela
  • 1985 CAT'S EYE/LOS OJOS DEL GATO - Guionista
  • 1985 SILVER BULLET - Guionista
  • 1986 MAXIMUM OVERDRIVE/LA REBELIÓN DE LAS MÁQUINAS - Director, Guionista
  • 1986 STAND BY ME/CUENTA CONMIGO - Autor de la novela
  • 1987 CREEPSHOW 2 - Intérprete
  • 1987 A RETURN TO SALEM'S LOT - Inspirada en su novela
  • 1987 THE RUNNING MAN/PERSEGUIDO - Autor de la novela
  • 1989 PET SEMATARY/CEMENTERIO DE ANIMALES - Guionista, Intérprete
  • 1990 GRAVEYARD SHIFT - Autor de la novela
  • 1990 MISERY - Autor de la novela
  • 1990 TALES FROM THE DARKSIDE: THE MOVIE - Autor de la novela
  • 1992 THE LAWNMOWER MAN/EL CORTADOR DE CESPED - Autor de la novela
  • 1992 SLEEPWALKERS/SONAMBULOS - Guionista
  • 1993 CHILDREN OF THE CORN II o THE FINAL SACRIFICE/LOS CHICOS DEL MAIZ 2 - Inspirada en su novela
  • 1993 THE DARK HALF/LA MITAD OSCURA - Autor de la novela
  • 1993 NEEDFUL THINGS - Autor de la novela
  • 1995 DOLORES CLAIBORNE/ECLIPSE TOTAL - Autor de la novela
  • 1995 THE MANGLER - Autor de la novela
  • 1995 THE BOOGEY MAN - Autor de la novela
  • 1996 THINNER/MALEFICIO - Autor de la novela
  • 1997 STEPHEN KING'S THE SHINING/EL RESPLANDOR - Autor de la novela
  • 1997 NIGHT FLIER - Autor de la novela
  • 1998 APT PUPIL/VERANO DE CORRUPCION - Autor de la novela
  • 1998 SOMETIMES THEY COME BACK... FOR MORE - Autor de la novela
  • 1999 THE GREEN MILE/LA MILLA VERDE - Autor de la novela
  • 2000 STUD CITY - Autor de la novela

 

@ 2001 José Antonio López para Pasadizo
Prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor


[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda



Humor Fantasmal 2Humor Fantasmal 2
16.50 15.68


SiegaSiega
17.00 16.15

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
35.00 33.25