<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Este artículo ha sido leido 57978 veces





<< Volver a Portada

Conan, El Bárbaro

Hoy en día, cualquier personaje ficticio que se precie debe tener abiertas varias líneas de merchandising, acaparando todo el mercado posible en sus diferentes encarnaciones. Así, un personaje de cómic debe tener su correspondiente línea de juguetes, sus novelas -muchas veces meras novelizaciones del cómic-, su película, su serie de dibujos animados, etc, etc.


Pero si hay algún personaje de ficción que ha resistido en todos esos campos dignamente, y desde el principio, ése es sin duda Conan. Además, el héroe creado por Robert Erwin Howard surgió primero en la literatura, para pasar después al cómic, al contrario de casi todos los héroes actuales de cómic.

CONAN EN LA LITERATURA

El primer relato de Conan, "El fénix en la espada", vió la luz en Diciembre de 1932 en la revista pulp Weird Tales. Dicho relato era una reescritura de otro sobre otro personaje, el rey Kull, titulado "Y con este hacha gobernaré", que le había sido rechazado.

R.E. Howard (1906-1936) publicó su primer relato -Lanza y colmillo- en 1925, y en 1926 su primera novela corta, siempre en Weird Tales.

Ya en 1928 aparece la serie sobre Solomon Kane, un puritano inglés, luchador incansable cuyas aventuras le llevan a extraños lugares. Pero es en 1929 cuando empieza la construcción de los relatos sobre un mundo prehistórico, una época muy distante en la historia del hombre, cuyo protagonista sería el rey Kull de Valusia, un antepasado de Conan.

Sin embargo, en 1932, R.E. Howard presenta un relato que le es rechazado; lo reescribe, y cambia al personaje central: acababa de nacer Conan, el Cimmerio, en un relato de su época de rey -lógico, dado el relato original del que provenía.

Estos relatos de Conan presentaban un mundo de hace unos 15.000 años, posteriores a los grandes cataclismos que habían acabado con la civilización antigua -la época de Kull-, pero muy anteriores a los primeros destellos de la historia escrita, donde la magia es efectiva, y los héroes son reales.

El gran acierto de Howard fue dotar a la serie con una enorme coherencia interna, detallando los diferentes países, razas e idiomas -muy en la línea de lo que posteriormente realizaría Tolkien en El Señor de los Anillos-, así como de una cronología en las andanzas de Conan, sabiendo dónde se encontraba exactamente en cada momento, qué le había sucedido, y qué edad tendría en esa época de su vida.

De todas maneras, en vida de Howard -se suicidó a los treinta años-, de Conan sólo se publicaron unos dieciocho relatos, de aproximadamente las dos docenas que tenía escritos, además de bocetos y borradores para otras historias.

Posteriormente, en los años 50, se empiezan a reeditar los relatos de Conan, por lo que la editorial pide a Lyon Sprague de Camp, uno de los mayores estudiosos de la obra de Howard, que reescriba otras historias de Howard para adaptarlas al universo de Conan. Nace así otra serie de relatos de Conan, de la mano de autores como Linn Carter, y el mismo L. Sprague de Camp.

Posteriormente, bastante años después, volverán a aparecer nuevos relatos del héroe bárbaro por excelencia, ésta vez amparados en la popularidad del cómic. En ésta nueva entrega, autores de todos los niveles y todas las tendencias, escriben novelas del bárbaro: Karl Edward Wagner, Roland Green, H. Ellison, Robert Jordan...

CONAN EN EL CÓMIC

En 1969, en cómics Marvel se dan dos circunstancias que unidas, vinieron a significar mucho en la vida de nuestro bárbaro favorito: Por un lado, se reciben miles de cartas solicitando adaptaciones al cómic de personajes literarios -Tarzán, El Señor de los Anillos, John Carter de Marte, Doc Savage, etc; por otro lado, la idea por parte de los responsables de Marvel de ensanchar el horizonte de los cómics fuera del ámbito de los superhéroes.

Así, Stan Lee -director editorial- y Roy Thomas -director editorial asociado-, convencen al editor, Martin Goodman, para intentar publicar una nueva serie. Se destina una pequeña cantidad de dinero para comprar los derechos del héroe de "espada y brujería" que eligiesen los editores; creyendo que los derechos de Conan, ya famoso por las novelas mencionadas de los años 50 y 60, iban a ser exorbitantes, se elige Thongor, de Lin Carter. Pero su agente no lo permite, por el poco dinero que le ofrecían.

Deciden ponerse en contacto con el albacea literario de R.E. Howard, Glenn Lord, consiguiendo los derechos por mucho menos de lo que esperaban, bajo la óptica de que un cómic podría hacer ganar lectores del héroe bárbaro.

Aún así, el dinero ofrecido era mayor de lo que se podían permitir, por lo que hubo que recortar gastos en los equipos creativos.
Por eso, del guión tuvo que encargarse el mismo Roy Thomas -que estaba guionizando superhéroes como Hulk y Vengadores-, y de la parte gráfica se hubo de prescindir de John Buscema, un enamorado del proyecto... pero a la vez el dibujante estrella de la casa y, por tanto, el de sueldo más alto. Se contrató a un joven inglés, que había hecho algún relleno en Marvel; pero este nuevo talento estaba en Estados Unidos sin papeles y sin casa, realizando los dibujos en los bancos del parque, y fue devuelto a su país por las autoridades americanas. Hasta poder regresar a EE.UU, Barry Windsor Smith, realizaba su trabajo desde su Gran Bretaña natal.
Al final, en 1970 aparece el primer cómic de Conan el bárbaro, con Roy Thomas al guión -con el tiempo sería el guionista que mejor conocería el personaje, al que ya estará para siempre asociado en la mente de los lectores-, y Barry Smith a los lápices, con lo que fue éste el que nos enseñó por primera vez a Conan.

El Conan de Barry Smith es un joven cimmerio, de unos 17 años. Delgado pero musculoso, con un casco de cuernos en su parte frontal, y un extraño medallón.

Posteriormente, cuando la serie es ya un éxito, y Barry decide abandonar el personaje, se hace realidad la entrada de John Buscema en la serie, por lo que el aspecto del bárbaro cambiará -a veces incluso en las reelaboraciones de historias de B. Smith-, siendo bastante más adulto, más duro de facciones, y mucho más ancho de cuerpo; también desaparece el famoso casco.

CONAN EN LAS TIRAS DE PRENSA

Con el éxito de cualquier personaje de cómic, viene indefectiblemente su paso a las tiras de prensa. Éste paso supone varios factores que hacen variar la concepción del personaje:

  • En un principio, cambia la periodicidad, pues las apariciones suelen ser diarias -pueden ser de lunes a viernes, o sólo de domingo, pero suelen acabar siendo diarias.
  • Van dirigidas a otro tipo de público, generalmente el que no compra cómics, por lo que la ambientación de las historias debe ser diferente.

Por eso, tanto en el caso de Conan como de cualquier héroe que da el salto del cómic a los diarios, surgen las opciones de, o coger las historias con menos carga para los lectores no acostumbrados, y reescribirlas, o bien escribir historias totalmente nuevas, que no tengan mucho en común con las del cómic -aunque sean fácilmente reconocibles por el lector habitual del cómic.

Así, en las Dayli Trips de Conan, aparecen nuevas visiones de historias ya realizadas anteriormente -como por ejemplo la famosa La Torre del Elefante, de la que existen no menos de tres versiones: B. Smith, J. Buscema y Alfredo Alcalá, siempre con R. Thomas al guión-, y se desarrollan tramas mucho más lights que en los cómics.

CONAN EN EL CINE

Rafaella y Dinno de Laurentis: Conan, Barbarella, Flash Gordon, Dune... historia de lo que podía haber sido pero nunca llegó a ser... en fin.

Dado el éxito de Conan en otros medios, el siguiente paso lógico era el cine. En un principio, se pensó en adaptar el relato "El coloso negro", original de R. E. Howard, pero finalmente se deshechó tal idea.

Para el protagonista, se elige a Arnold Schwazennerg, por su similitud física con el Conan de John Buscema. Como director se opta por John Milius, guionista de películas como Las aventuras de Jeremiah Jonhson -Sidney Pollack, 1972-, El juez de la horca -John Houston, 1972- y sobre todo, Yakuza -Sidney Pollack, 1975-, y director de películas como Dillinger -1973- y El viento y el león -1975.

El guión acaba siendo elaborado por el propio Milius y un Oliver Stone interesado por el género fantástico. Pero, pese a la incorporación de L. Sprague de Camp como asesor, el resultado final es una amalgama de relatos de los diferentes héroes de Howard, lo que no satisfizo a muchos de los seguidores del bárbaro cimmerio. Además, Schwazenneger puede que dé el físico del personaje, pero no llega en ningún momento a capturar su esencia, mostrándonos sólo a un bárbaro musculoso, pero poco inteligente, también debido a la labor del director, por supuesto.

Pero Arnold tenía contrato vigente todavía, por lo que se rueda una continuación, "Conan el destructor" -1984-, esta vez bajo la batuta de Richard Fleisher -20.000 leguas de viaje submarino, Barrabás, Los vikingos, etc.

Si en la primera el asesor era L.S. de Camp, en esta iba a ser Roy Thomas, el máximo conocedor del bárbaro por sus años guionizando sus cómics. Sin embargo, el resultado queda más pobre de lo que se podía esperar, peor incluso que la anterior, asemejándose más a los refritos italianos que surgieron siguiendo la estela del verdadero Conan.

Aún así, el contrato seguía vigente -en principio, era para cinco o seis películas-, por lo que se realiza otra película más, "Red Sonja/El guerrero Rojo" -1985-, también bajo la dirección de R. Fleisher. En ésta, dada su ínfima calidad, y en vista del desastre de las dos anteriores, se suprime cualquier referencia a Conan, siendo el personaje de Arnold el de un tal "príncipe Kalidor".

(NOTA CURIOSA: se dice que en principio sí era Conan, pues Red Sonja, en los cómics es una aventurera, acompañante ocasional del bárbaro. Pero en el doblaje, se suprimió la palabra Conan, sustituyéndola por Kalidor: también se comenta, que leyendo los labios, el nombre que se pronuncia para referirse al personaje de Arnold es Conan).

Por todo esto, se decide terminar la serie, quedando en el aire al menos un par de películas más. Actualmente, se habla de realizar una nueva película, que narraría las aventuras de Conan Rey, por lo que el papel le iría de maravilla a Arnold Scwazenneger: es más, se comenta que sería de la época de rey justamente para que lo pueda interpretar Arnold.

Aún mejor, existe un guión de K. E. Wagner, y para directores se barajan a John Milius, Oliver Stone y Paul Verhoeven -petición de Arnold. Parece ser que se está en conversaciones entre Milius y los productores -los hermanos Wachosky- en cuanto a la concepción del personaje; esperamos nuevas en breve.

El guión de la película "Kull el conquistador", protagonizada por Kevin Sorbo, el Hércules televisivo, era en principio para una película de Conan, curioso si pensamos que el primer relato de Conan fue uno de Kull rechazado y reescrito por R.E. Howard.

CONAN EN LA TELEVISIÓN

Hace años, una de las diferentes emisoras de T.V. españolas, pasó en su horario infantil las series de dibujos de Cona: Conan y Conan y los jóvenes guerreros. En una palabra, deleznables. Guiones sumamente infantilizados, más propios de una película de Disney -mascota graciosa/repelente incluida- que a las verdaderas andanzas de nuestro héroe. Además de una animación torpe, y un desarrollo inaguantable.

También existe la serie con personajes reales, que parece ser que en España sólo se ha visto a través de las parabólicas. Según se comenta, ha pasado sin pena ni gloria, esta producción americana protagonizada por el fisioculturista alemán Rolf Moeller en el papel de Conan, y con intereses del mismísimo Arnold Schwazenneger.
Dicha serie constaba de un episodio piloto de unos 90 minutos, y otros veintiuno de unos 43 minutos.

También cabe señalar que existen incluso discos recitados de las aventuras de Conan. Lo que creo que no llegó a existir jamás, según palabras del propio Roy Thomas es un programa de radio.

Bueno, pues hasta aquí esta breve reseña del paso de Conan el bárbaro por los diferentes medios audiovisuales, sin entrar en el merchandaising puro -espadas, estatuas, convenciones, etc.-, ni por su edición en España desde principio de los años 70: todo esto lo veremos en un próximo artículo, pues es interesante reseñar los treinta años de edición de las historias de Conan en nuestro país.

Bibliografía

  • La desconocida historia de Conan el bárbaro, por Roy Thomas, en cómics Forum.
  • Introducciones de L. Sprague de Camp a las novelas de Conan.
  • Robert E. Howard en la pantalla: Pasadizo.com
  • Robert Erwin Howard: un recuerdo, por Howard Philips Lovecraft; Necrolibro
  • Cómics Fórum.
  • Cómics Vértice.

@ 2002 J. Javier Arnau para cyberdark.net
Prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor


2005-01-23 20:33   Ludwig
Muy bueno el artículo aunque le conceda poco crédito a la primera película de conan, que en mi opinión no es tan mala.
2004-03-10 12:05   jumpin´ike
Mmm... Hace tiempo que venía dandole vueltas a la idea de hacerme con los relatos de Conan de Howard. Los he visto alguna que otra vez por ahí perdidos y siempre me he quedado con las ganas, sobretodo después de haber leído algo suyo, aunque más enfocado a relatos de terror. Quizá era esto lo que necesitaba para finalmente animarme.
2003-08-02 17:45   Kimmuriel
El articulo me parece completo y bastante bueno. A mi las peliculas me encantan, pero coincido en que en la pelicula de Conan El Barbaro, lo ponen de paleto con grandes musculos e impulsivo y ese es todo lo contrario de lo que nos gusta a todos de nuestro cimmerio, aunque como muchos creo que el mundo está bastante bien recreado aunque un poco superficial y pobre.

La primera novela que me compre fue "Conan y el Camino de los Reyes" y me la lei tan rápida que me la tuve que leer dos veces y me he ido leyendo todos los libros de Conan. Me los he leido 4 o 5 veces pero no me canso ya que el estilo de escribir y la acción te hacen que devores sus páginas, pero la adaptación a la gran pantalla es un desacierto en cierto modo ya que habria sido mejor adaptar una novela entera y no meter en una batidora unas cuantas y de todo eso hacer la película, ya que para los fans nos fastidia, pero almenos lo vemos en cine.

Otro desacierto que se comenta bastante aquí es la progresión de Conan, lo de la rueda es un poco cutre. Para lo peor de la adaptación, como dice el articulo es la falta de ese toque de inteligencia, esa fuerza, ese sentido primitivo... En fin ese toque que hace a Conan el mejor (almenos para mí) el mejor héroe de ficción de la historia.


Siempre tendremos las novelas para perdernos en ese mundo fántastico e increíble creado por Robert Howard.
2003-07-31 13:16   Hrlof
Estoy muy contento con este artículum. Creo que no le sobra ni le falta nada (es un artículo, no un libro de historia. No podéis pedir todos los detalles).

Conan me ha marcado en mi vida desde que vi la primera de sus películas, cuando sólo tenía 7 añitos. A partir de ese momento me empecé a interesar por las películas de guerreros antiguos, vikingos, caballeros medievales..., etc. Hasta que hace unos 4 años vi por vez primera la de Mel Gibson: Braveheart. Entonces me convertí en un auténtico flipao del mundillo del acero. Muchas otras películas he visto a partir de entonces como por ejemplo: Espartaco, El Ultimo Mohicano, Gladiator, El Guerrero nº 13, El Señor de los Anillos (1ª y 2ª parte). Me gusta mucho el buen cine y lo que se dice leer no me atraía demasiado, hasta que mi tío me dejó las novelas de Conan. Entonces descubrí la verdadera esencia del personaje, que no se parece en nada al de la película, si bien Arnold consigue asemejarse físicamente al Conan de Robert E. Howard., ya que Conan es un ser inteligente, calculador, negociador y se mueve con la agilidad de un felino. Además, es incomprensible, desde el punto de vista biomecánico, que empujando una rueda se desarrollen todos los músculos del cuerpo y, teniendo en cuenta la verdadera historia, Conan se cría como ladrón y es ahí donde difieren el de la película y el del libro, ya que el del libro desarrolla en esa etapa de su vida una astucia que le es propia a lo largo de la obra completa, mientras que el Conan de la película no tiene oportunidad de expandir su inteligencia (lo utilizan de exclavo para empujar una rueda gigante durante su adolescencia y final de su niñez) quedando un salvaje galdiador inculto en su totalidad, posteriormente liberado por su amo. Vale que le enseñaran a leer y le mostraran algo de filosofía y tal, pero no es esa la inteligencia que caracteriza a nuestro literario cimmerio, si no la capacidad que tiene de relacionarse con su entorno como una pantera y la astucia necesaria para negociar y enfrentarse con todo tipo de gente: desde reyes hasta piratas.

En fin, que las novelas son lo mejor que hay de Conan. Yo personalmente quiero escribir un libro de espada y brujería acerca de un personaje basado en mí, y finalmente mi sueño sería llevarlo a la gran pantalla siendo yo el protagonista. Pero claro, sólo es un sueño, el cual si cumplo podré morir tranquilo.

Gracias por vuestra atención. Un saludo a todos los que estéis atrapados en un mundo de guerreros y batallas.
2003-07-18 10:11   Mireya
Sin duda es verdad, ami me gusta mas la serie de cuentos, en especial los primeros donde llegan atocar cosas sobre los Mitos de Lovecraft.

2003-07-08 20:17   dardmaster2003
Me encantan los relatos de Conan de Robert E. Howard, ¿Por que no sale ya una edición de lujo con dos o tres libros que contengan todos ellos? No es que las novelas de los demás escritores estén mal (son muy entretenidas), pero las de Howard son magníficas e inigualables.
Siento decir que me gusta mucho más la obra de Howard que la de Tolkien, éste último me parece un poco infantil y por ello me cuesta más leerlo.
De las películas la única que vale (al ser un seguidor me jode que cambiasen la historia de Conan y se hiciera tan fuerte por estar encadenado a la rueda del dolor) es Conan el Barbaro aunque Conan el Destructor era entretenida. Del guerrero rojo mejor ni hablar.
2003-06-01 21:23   Er-Murazor
Magnífico artículo, que repasa toda la trayectoria multimedia de Conan. Completamente de acuerdo en que el Conan del cómic es el de Thomas y Buscema, lo demás son imitaciones.

Sobre la película, como siempre en estos casos, (ver tema del Señor de los Anillos), hay una doble óptica: como película está muy bien, recoge toda la atmósfera y tiene una estupenda BSO. Como adaptación... pues no. El personaje de Conan es algo más que un bárbaro descerebrado que apenas habla (hablo de memoria, que la vi hace años; esa es la impresión que me quedó). Buen luchador y bárbaro, sí, pero también sarcástico, cínico, inteligente,... aspectos que no recuerdo se reflejaran en la película.

Jo, qué tochazo.
2003-02-14 17:16   Telcar
El artículo está bastante bien, descriptivo e ilustrativo.

Sin embargo yo no estoy de acuerdo en que la película "Conan el Bárbaro" sea mediocre. Es una buena historia, bien narrada, interesante y clásica, aunque tal vez los puristas del héroe la vean como una regular adaptación (no hay adaptación al cine que satisfaga a todos, sino mirad lo que ha pasado con "Las dos Torres")
2003-01-29 13:26   C´enedra
Muchas gracias por el artículo , me ha gustado mucho y me ha parecido muy interesante. El otro día me compré las dos pelis de Conan en DVD, y realmente me siguen gustando un montón.
2003-01-21 19:20   P.Eldricht
No conozco el cómic, pero he visto las tres películas y de la única que se puede decir que sea realmente buena es "Conan, el bárbaro". Sé que a muchos les pesará pero la película es una obra maestra, una ópera salvaje, atrevida y apasionada, primaria, romántica y un montón de cosas más, merced a un estupendo guión. ¿Que hay pocos diálogos? Eso no hace malo a un guión y menos en este caso, ya que son casi salvajes y su forma de hablar es la violencia, la espada, el acero y algunos de sus mejores diálogos (más bien monólogos) son los que tienen Thulsa Doom (impresionante James Earl Jones) y Conan a la mitad y al final del film. Y por supuesto la antológica partitura de Basil Poledouris, una auténtica genialidad de quien mejor supo entender la película y destapó el tarro de las esencias, con multitud de maravillosos temas que describen todas las emociones de los personajes y describen los escenarios (españoles) donde se rodó la mejor película de espada y brujería de todos los tiempos, a años luz por encima de "El señor de los anillos" por ejemplo.
2003-01-17 21:29   Sargalab
Bastante bien en lineas generales. Si bien, a mi juicio, falta recomendar la lectura de los relatos y novelas de Conan, tanto los originales de Howard como el resto, que, en lineas generales, tienen un buen nivel y proporcionan horas de diversiòn garantizada a los amantes del genero. Igualmente faltarìa explicar que las novelas de Conan reflejan un mundo bastante màs oscuro y cruel que el de Tolkien, lo que, por cierto, es uno de sus mayores atractivos.
2003-01-15 03:56   Milka
a mi me parece un buen articulo, dice lo preciso para no abarrotat de palabras.

felicidades
2002-12-21 00:28   Verminaard
Hum... bueno, la serie de dibujos sería una patraña, pero a mí me sirvió para meterme en el mundo de Conan... despues de todo, cuando somos pequeños nos tragamos lo que sea. En fin, buen artículo; por cierto, sería interesante ver las conexiones que tienen las obras de Howard (Conan, Kull...) con los relatos de Lovecraft (Howard era del círculo, que conste): Valusia aparece por ahi, ademas de otros nombres... En fin, que muy bien.

Verminaard
2002-12-17 19:48   Borraska
Discrepo en el asunto de las películas: para mí son dos clásicos del género, dos buenísimas películas de la mejor época de Arnie, y tengo muchas esperanzas en la próxima Conan Rey... ¿se dejará melena Schwarzie?
2002-12-17 02:49   DARK666
vi las dos peliculas y tengo que decir que para mi gusto son buenisimas,lo mejor del cine fantastico,muy pero que muy curradas para ser tan viejas
2002-09-22 14:17   Drizz Du\'Orduen
Solo quiero comentar que antes de la serie Conan y los jov.guerreros hubo otra serie animada creo que Conan el aventurero.El caso es que la emitieron en Tele5 y es anterior a la anteriormente citada dado su exito sacaron la otra.
2002-09-09 21:37   Einskaldir
Yo vi las dos primeras pelis y no están nada mal, de lo mejorcito del género fantástico en cine. Tengo que ver la del guerrero rojo a ver que tal.
2002-09-09 12:53   Orion
Si bien es cierto q la primera pelicula no es fiel a la historia de Conan, si q q recrea con extraordinario acierto el mundo Hyboreo y las secuencias de lucha , así como su banda sonora son explendidas, muy , pero q muy superior a la reciente Señor de los anillos (q por cierto me gusto bastante). El guion aunque no es fiel , si que ofrece una vision coral del universo de Howard y se mantiene interesante a lo largo de todo el metraje.
La segunda es basicamente un bodrio... por no decir mierda. :)
2002-08-28 09:02   Gotranks
Hace cosa de 3 dias volvi a ver las peliculas Conan el Bárbaro y Conan el destructor.. Y sinceramente no me pasa con otras peliculas que vi hace tiempo y que me gustaron, que habitualmente lo que sucede es que cuando la vuelves a ver, te parece una basura. Las dos peliculas de Conan por mucho tiempo que pase, seguiran siendo todo un mito y continuaran siendo dignas de culto.

Gotranks
2002-07-09 13:52   Sherezade
Muchas gracias por hacerme recordar mis comienzos en el mundo de los comics y el rol!!!
Creo que me pasaré la tarde quitando el polvo a mis antiguas espadas salvaje de Conan.
Besos, S.
2002-05-25 22:56   ecro
Gracias por este rato tan divertido.He recordado que mi heroe todavia vive.Saldare mi deuda comprando los relatos de Howard,si consigo encontrarlos,tarea algo ardua.Buscema es con diferencia quien mejor transmite la serenidad,temple,dureza de Conan.
2002-05-25 21:31   Ussyel34m
¡Bien hecho!.¡Por Crom que Conan se merece esto y más!.Me diverti mucho leyendo este artículo que me devolvio a mis viejos cajones a buscar las historietas de este mitico guerrero que despabilaba rios de sangre en sus paginas.¡Felicidades!...
2002-05-25 01:43   javier
Bueno,l sólo quería comentar un poco el paso de Conan por los diferentes medios audiovisuales, no una historia de él ni de su creador.
2002-05-11 18:06   acidoe
muy bueno el articulo acerca de este personaje
mis felicitaciones
aunque para mi gusto se quedo un poco corto y superficial