<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Crítica de la película
por Iñaki Bahón

[ Introduccion ]
[ La díficil tarea de adaptar ]
[La película ]

   La difícil tarea de adaptar


Adaptación Helm

   Este comentario trata de las adaptaciones cinematográficas de El Señor de los Anillos, no de los libros. Pero antes de exponer mi valoración sobre Las Dos Torres no puedo pasar por alto un fenómeno importante: la parcialidad con la que los aficionados a la los libros de la saga están juzgando las películas. Para bien o para mal la mayoría juzgan las películas en relación con los libros, dejando a un lado los valores propios de los filmes. Por supuesto era previsible que esto sucediera al tratarse de unos libros tremendamente populares, pero resulta un poco enfermizo que la discusión sobre dicha fidelidad se convierta en el principal tema de discusión al comentar las películas. Todo esto nos lleva a reflexionar acerca del interesante tema de las adaptaciones, sobre el cual no me resisto a exponer algunos comentarios.

- Dramatismo en Ithilien
- Crítica de la película
- El día que volví a tener doce años
- ¿Es Peter Jackson un traidor?
- La Comunidad del Anillo, versión extendida

Puedes comprar el DVD de la versión extendida de ESDLA en dvdgo.com

Este artículo ha sido
leído 3730 veces

   Las cuestiones principales son:

  • ¿Una adaptación tiene que ser necesariamente fiel al original en que se basa?
  • ¿Qué es una buena adaptación cinematográfica? ¿La que obtiene una buena película a partir del material original, o la que es absolutamente fiel a dicho material?

   Supongo que lo ideal es aunar fidelidad y calidad cinematográfica, pero esto no siempre es posible, y tal vez no resulte imprescindible.

   El consejo de Alfred Hitchcock para realizar una adaptación consistía en leer el material, quedarse con lo que te interesa y olvidar el resto, es decir: ser todo lo infiel que se quiera respecto a la obra original. Esto tal vez suene un poco radical, pero creo que incide en el meollo de la cuestión: que una cosa es la obra escrita y otra distinta la película a la que da origen, por lo que el cineasta tiene derecho a actuar con tanta libertad al rodar la película como tuvo el escritor a la  hora de crear su obra. 

   Por otro lado, la fidelidad no siempre es posible. Literatura y cine tienen lenguajes distintos, y lo que funciona en una novela no siempre funciona en una película. Por ejemplo, a instancias de mi novia (que a su excelente gusto en hombres une un buen criterio literario) estoy leyendo a John Irving. Por lo que conozco, sólo se puede adaptar a este autor mutilando sus obras, dada su complejidad y abundancia de personajes e historias.

  Otro ejemplo más conocido: El nombre de la rosa. La célebre y densa novela de Umberto Eco dio lugar a una interesante película que, a pesar de respetar la ambientación del libro, se centraba en la historia detectivesca que Eco tan sólo había utilizado como excusa para poder describir la cultura y forma de vida de un monasterio medieval. No había forma de que Jean Jacques Annaud, el director, hubiera podido trasladar a la pantalla los largos pasajes en los que Umberto Eco describía personajes, arquitecturas o demás elementos de la época. La película, de forma muy inteligente, se centra en la narración, consiguiendo, a mi entender, casi la mejor adaptación posible (a pesar de su infidelidad).

   Ahora, tras extenderme para intentar explicar por qué creo que no existe la obligación de ser fiel, señalaré lo que puede parecer una excepción: los casos en los que se utiliza la obra original para vender la película. Buz Lurham era libre de introducir todas las innovaciones que quisiera en su Romeo+Julieta; no creo que el hecho de estar basada en la obra de Shakespeare arrastrase a las masas al cine. Pero cuando Coppola decidió titular su película Drácula, de Bram Stoker, implícitamente prometía una fidelidad absoluta a la novela original (promesa que incumplió al transformar una obra de terror en una historia de amor).


Adaptación Caldhras

   Cuando se adaptan obras absolutamente populares y se utiliza esa popularidad para vender la película puede parecer que existe una mayor obligación de ceñirse a las fuentes. ¿Por qué? Porque los productores cuentan con que los aficionados a la novela o el comic fuente van a pagar por ver la adaptación, y es evidente que éstos quieren que el filme se ciña a lo que conocen y aman.

   La producción de la trilogía de los anillos ha supuesto 300 millones de dólares, y año y medio de rodaje; un proyecto de enorme envergadura. Es evidente que los productores no se lo confiaron a Peter Jackson porque hubiera dirigido Tu madre se ha comido a mi perro, o Agárrenme a esos fantasmas. El cineasta seguramente les presentaría un proyecto sólido y viable, pero la clave para embarcarse en tan colosal empresa eran los muchos millones de aficionados a la trilogía de Tolkien ansiosos por ver una adaptación a la altura de sus expectativas. Se daba por hecho que esos aficionados iban a pasar por taquilla, y creo que se merecen que se les dé lo que esperan.

   Pero este argumento, que parece sólido, en realidad no tiene un valor absoluto. Aunque la película es, de alguna manera, de los aficionados al libro, no es únicamente de ellos. Los demás espectadores, los que no han leído el material original, también pagan su entrada (sería interesante conocer qué porcentaje de espectadores conocen el original), y tienen derecho a que se les ofrezca la mejor película posible, aunque sea a costa de introducir cambios que puedan no gustar a los puristas.

   Por otra parte, me resulta curioso que esta demanda de fidelidad sea selectiva. Es decir, que sólo afecte a aquellas películas que se basan en libros que hemos leído y que, además, nos han gustado. Incluso el fanático más fanático que ahora mismo está clavando alfileres en los ojos de una reproducción de Peter Jackson por las licencias que se ha tomado, y que exige fidelidad a toda costa, reconocerá que su exigencia no se refiere al cine en general. ¿Alguna vez ha visto una película basada en una obra que no ha leído y ha pospuesto decidir si le ha gustado o no hasta leer el libro? Lo dudo. La mayoría de las veces juzgamos la película en sí, porque no conocemos la fuente original. Sólo establecemos comparaciones cuando conocemos dicha fuente, lo cual nos hacer asistir al cine con prejuicios que “distorsionan” nuestra valoración, ya que juzgamos la película basándonos en lo que esperábamos ver, y no en lo que en realidad es.

   Un ejemplo conocido puede ser Los ladrones de cuerpos (obra a la que Cyberdark dedicó recientemente un especial). Su primera adaptación, La invasión de los ladrones de cuerpos (Don Siegel, 1955) está unánimemente considerada como una obra maestra. Curiosamente, el desenlace de la película es totalmente distinto al de la novela. Más infiel aún es la adaptación de la novela que rodó Philip Kauffman en 1977, La invasión de los ultracuerpos, la cual también ganó el favor de crítica y público. Los pocos comentarios que conozco en contra de ambas películas jamás utilizan como argumento las licencias que se tomaron los responsables de los filmes. ¿Por qué? En la mayoría de los casos porque la novela no era conocida, y casi nadie la había leído antes de ver las películas. Ni falta que hacía para poder disfrutar de ellas. Estoy seguro que son muchos los lectores de Cyberdark que aman cualquiera de estas dos adaptaciones, pese a sus licencias, pero que son incapaces de aceptar que las películas de El Señor de los Anillos puedan disfrutar del mismo derecho a ser infieles.

   En todo este fenómeno tiene una gran importancia el factor subjetivo y emocional. La literatura, a diferencia del cine, permite que el usuario cree sus propias imágenes a partir de lo que lee; por detallistas que resulten las descripciones de un libro, el lector tiene cierto margen para adaptar lo que lee a sus propios gustos. Por ello cada uno puede tener una imagen distinta del universo que describe una novela. Los cineastas que adaptan ese libro (quienes en su momento seguramente fueron unos lectores más) también cuentan con su propia imagen que, aunque no coincida con la del resto, no por ello es menos válida.

   Por otro lado supongo que gran parte de los lectores de la obra de Tolkien la leyeron en su juventud, época en la que todo deja una huella más profunda, y las sensaciones son más fuertes y apasionadas. Estoy seguro de que son precisamente esos lectores los más críticos con las películas de la trilogía, ya que esperan que ver las películas les proporcionen las mismas emociones que obtuvieron leyendo los libros, lo cual es imposible. En muchos casos, ni los libros de Tolkien les pueden proporcionar ya las mismas emociones. Tomemos a una persona que leyó el libro por primera vez años atrás, y que lo adora desde entonces. Imaginemos que coge un martillo y tiene la habilidad de golpearse en la cabeza en el lugar adecuado y con la fuerza precisa para producirse una amnesia selectiva y olvidarse únicamente de que ha leído El Señor de los Anillos. Seguramente no sentiría lo mismo leyéndolo ahora que cuando lo hizo por primera vez, porque ya no es la misma persona de entonces. ¿Cómo exigir que la película transmita lo que ni el libro consigue transmitir ya?


Adaptación Gandalf

   No soy quien para evaluar la importancia de las licencias que las películas de Jackson se están tomando respecto a los libros, porque no los he leído. Pero, a juzgar por los comentarios que aparecen en los foros de internet, diría que, dada la magnitud de la historia, no son demasiado importantes. Creo que la esencia de la historia y de la mayoría de los personajes se está respetando, y que la ambientación resulta impecable. Sinceramente creo que algunas críticas son muy poco razonables. Tengo la impresión de que Jackson ama realmente los libros, y, en la medida de lo posible, está siendo muy fiel a las novelas. Por eso me sorprende la vehemencia con la que los aficionados están criticando algunas licencias que, al parecer, el director se ha tomado. Sinceramente, creo que se está siendo demasiado duro con él.

   En general todos tenemos poco sentido del humor cuando alguien se mete en un terreno que consideramos nuestro, pero deberíamos no tomarnos las cosas tan a pecho. Es muy bonito pertenecer a algo, formar parte de un grupo (en este caso un pequeño grupo de decenas de millones de personas) que se sabe de memoria el mapa de la Tierra Media, usar saludos secretos, o incluso hablar élfico en la intimidad. Pero no creo que haya que demonizar a Peter Jackson por realizar algunos cambios, y menos aún sin conocer los motivos.

   Todo esto me recuerda un experimento se llevó a cabo una vez (no esto seguro de cuándo ni quién, así que agradecería que algún lector más informado que yo me lo aclarase). Alguien exhibió un cuadro en el que aparecía una pipa de fumar con el siguiente texto: “Esto no es una pipa”. La gente se quedaba perpleja. Por mucho que miraban el cuadro aquello les seguía pareciendo una pipa. Finalmente el autor del acertijo dio la solución, tan obvia que a nadie se le había ocurrido: efectivamente aquello no era una pipa, sino el dibujo de una pipa. Existe una gran diferencia.

   De igual modo, al valorar las películas de El Señor de los Anillos no deberíamos olvidar que estamos hablando de las adaptaciones cinematográficas de una novela, y no de la novela en sí. Nadie ha profanado la obra de Tolkien. Los libros siguen siendo los mismos de siempre.

^ Arriba

© 2003 Iñaki Bahón
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

© 2003 New Line Productions, Inc. de las imágenes y nombres

2003-11-12 18:04   aqua666sky
me gustaron las dos peliculas,no he leido los libros (que verguenza)espero hacerlo algun dia y ahora quiero mas pues como he oido tanto que son mejores que las peliculas y miren que para mi son lo maximo de los ultimos tiempos.tengo miedo de ver"el retorno del rey" no me quiero decepcionar como paso con matrix(aunque una sabia que bien no iva a quedar desde reloaded)espero que sea un clasico......nos chequeamos.
2003-08-08 23:33   Zidfrid
Creo que al jusgar una adaptación de un libro tan extenso como El Señor de los Anillos: Las Dos Torres estan siendo muy duros. En mi opinión fué una buena pelicula y a pesar de que algunas cosas no pudieron "entrar" (como por ejemplo la descripcón de la vida de los orcos, etc), los puntos más importantes se han tenido en cuenta.
Otra cosa que quiero decir es para todos los fanaticos de la saga que van a ver la pelicula, salen resentidos y criticando todo, son unos pelotudos ya que no se conforman con nada y lo más probable es que siguen mirando las demás peliculas del libro. Conformence con lo que ven y diganlé a díos "¡Gracias!" ya que al menos la pueden disfrutar, y no lo nieguen porque en su inconsiente la disfrutan.
2003-04-25 23:44   Dearg_Dues
Yo pienso que toda la saga de el señor de los anillos:

.La comunidad del anillo
.Las dos torres
.El regreso de rey

Son exelentes historias,pero en el caso de Las dos torres
no supieron adapar muy bien el libro a la pantalla grande,pero aun asi la pelicula fue buena.

Espero qúe para El regreso del rey sea much mejor.
2003-04-17 01:13   Cuthbert Allgood
Seré breve:
Buena peli, mala adaptación
2003-04-01 00:52   unicornio
A mi en lo personal me parece una buena pelicula, con no una muy buena adaptación, la cual me parece un falta de respeto a TOLKIEN en gran parte, pero no hay que olvidar que hubo pasajes que fueron llevados a la pantalla exactamente como los describe el libro, por eso en mi opinion es una buena pelicula que no necesita del libro para comprenderse y que esta basada en una de las mas grandes obras maestras, por lo cual me resultaria dificil una buena adaptación
2003-03-19 01:29   LDu92
Pero hay una cosa muy importante que puntualizar, el señor de los anillos es una obra literaria que han leido millones de personas. Si tenemos en cuenta que las personas que leen una historia y luego ven una adaptación de la misma al cine van predispuestas a ver la misma historia es comprensible que esta adaptación no pueda tratarse de la misma forma que una película de guion original, son muchos millones los que dejarían de ingresar si a los (ya) aficionados a los libros no se les da lo que quieren porque son un porcentaje considerable de la taquilla y no la excepción.
En un caso especial como este es lícito el metraje extra, es necesario para esta parte del público y, además, pese a que resulta tedioso para quien no conozca la historia no es del todo carente de importancia para el conocedor de la historia.
Por último un apunte respecto a las licencias en el cambio de la historia, es perfectamente lógico que para hacer una película se tenga que usar la tijera con la trama de la historia, así la historia queda mejor en la pantalla, pero lo que no queda tan bien son los cambios que no aportan nada . Con un ejemplo me explico, en el libro se dice que los ents tras su reunion deciden ir a la guerra y marchan furiosos contra Isengard pasando por la destrucción creada por el mago, en la película los ents deciden no ir a la guerra y luego, en un arrebato de furia ocasionado por la destrucción, atacan. A los aficionados no les parece bien este cambio por el mero hecho de que es un cambio, pero es que si se hubiese hecho respetando el original no creo que los que no conocían la historia hubiesen valorado en menos la película y como este hay otros casos. La conclusión a la que llego es que cortes y cambios siempre que el film gane, pero no para dejar con un mal sabor de boca a los conocedores de la historia y no hacer un producto mejor con ello.
Bueno, ya me he despachado a gusto, ahora toca decir eso de buen rollo tio, y que la fuerza te acompañe.
2003-03-05 16:47   perez3000
yo no he tenido la oportunidad de leer los libros pero la pelicula me facinado creo que la fantacia nos aseca a la a lo que creemos es la realida y sale del alma mas que un simple comicque es solo una distorcion de la mente
2003-03-04 18:28   IÑAKI BAHON
Alfeliz, como habrás visto no es mi comentario el único que disecciona la película en este monográfico. Si se ha incluído, precisamente, ha sido porque se trata de una valoración de alguien que no conocía previamente los libros.

Por cierto, aprovecho para agradecer a Nacho su colaboración como coordinador-editor de este especial, ya que sus consejos me ayudaron mucho a mejorar mi artículo.

Un saludo.
2003-03-04 17:55   alfeliz2001
hombre, como comentario general de la película no está mal, pero quizás un comentario: Deberías leer los libros antes de habar sobre ellos. Por lo demás, muy acertada y certera la crítica de la película.
2003-03-04 00:57   Ioreth Nim-Zul
Ahh!! por cierto, la crítica de la pelicula me parecio de lo más acertada (y eso que soy fanatico del libro desde hace 8 años), muy bien hecha. Y lo más importante totalmente objetiva.

Un saludo.
2003-03-04 00:51   Ioreth Nim-Zul
Asi que el género fantastico es puramente comercial, no?
Y que te crees que es tu heroe Spider-Man, una obra de arte que esta hecha puramente por el placer de hacerla?
NO NO NO Y MIL VECES NO.
No te voy a discutir que el género fantastico no es comercial en la actualidad, pero que no lo es?
Y los comics no son diferentes, vamos muchacho TODO es un negocio. Y el Web-Head es un máximo esponente del comic comercial, y más aún la pelicula.
Y a pesar de que dices que no quieres menospreciar el género, me parece que lo has hecho. Deberias escoger mejor tus palabras.

Sin ningún tipo de rencor o mala onda.
Un saludo.
2003-03-03 23:19   Lorelord
sin ningún ánimo de ofender, no he podido terminar de leer este artículo.
un libro siempre sera mejor que su adaptacion, por lo menos por lo que yo he visto y leido.
2003-03-03 20:41   Galadriel*
Solo dos cositas: (esto lo digo siempre antes de soltar un discurso tipo Castro, lo siento )
- la mención al tono descriptivo del libro me parece totalmente justa, ahí es donde has clavado el artículo. Dado que mediante la imagen puedes mostrar cada detalle que en el libro ocupa media página, era lógico suponer que en la peli meterían más "chicha". Pero no lo han hecho. Y "chicha" no es necesariamente batallas; pero me supieron a poco las apariciones de los Ents, que quedaron un poco desdibujados (y alargar la destrucción de Isengard hubiese sido un auténtico puntazo, ¿quién se resiste a ver Ents luchando?), las escenas de los rohirrim, etc. Evidentemente, si quieres hacer una película entretenida, céntrate en la acción. Explota la poca que trae el libro, o que sabes que "sucedió" aunque no se explicite en éste. Pero sé coherente, no añadas más bodrio infumable (Arwen, aaaargh, grrr) ni te saques batallitas sin sentido de la manga. Por mucho forzar el dramatismo, como apuntas, acaba siendo intragable.
Y aquí llegamos al segundo punto:
-¿Hasta qué punto una adaptación buena es una adapatción fiel? Veamos... para mí hay dos pricipios básicos. Si tienes que quitar algo, hazlo, pero asegúrate de no mutilar la historia. Y no te inventes cosas, a menos que estés seguro de que tu genio, tu dedicación y tu forma de ver la obra son iguales a los del autor original. Si no, apaga y vámonos; muchos platos se estropean por querer añadir un sabor nuevo. Por supuesto, todo es cuestión de paladares, pero más que de complacer a unos u otros se trata de respetar una obra. La cuestión es que como lectora, cuando veo ciertas escenas (por ejemplo la pseudomuerte de Aragorn, los chistes facilones sobre Gimli, la nueva personalidad neurótica de Faramir) el pensamiento que ronda mi cabeza es: ¡¡¡TOLKIEN NO HUBIERA ESCRITO ESTO NI DESPUÉS DE FUMARSE UN BARRIL ENTERO DE HIERBA DE LA COMARCA!!! Y qué queréis que os diga, si algo no encaja con el tono/espíritu/comoqueráisllamarlo de la historia, si me plantan escenas dignas de telenovela, el club de la comedia, western barato o peli de Van Damme en un filme supuestamente épico, me mosqueo un poco.
Sobre todo porque intentan vendérmelo como una adaptación "fiel". Yo ya no sé qué significa exactamente esa palabra, pero sé que sólo veo (analizándolo lo más objetivamente que puedo) un conjunto incongruente de puntazos que colman mi orgullo friki y delirios psicodélicos de los guionistas cuya existencia no alcanzo a comprender.
Hey Gandalf... pásate la pipa, tronco. A ver si así lo veo más claro.
2003-03-03 08:59   elmasmalo
Me gusta el artículo aunque no te mojes demasiado. Aunque no conozcas los libros si que podias haber comentado algo de la pelicula, algun defecto o virtud de como esta rodada, instruirnos como otras veces...
2003-03-03 00:45   Folken
Bueno, dejando aparte los comentarios como este anterior al mio... (que viene a decir unicamente: oh dios mio, alguien no perteneciente a la secta ha tocado NUESTRO libro, quememosle!!!), debo aplaudir el tono general del articulo porque todo me ha parecido muy acertado. Indudablemente para mi tiene puntos añadidos por esa ilusion que me hace ver a los personajes de carne y hueso (que tambien me ocurre con spiderman), y disfruto como un enano con la pelicula... pero esto es lo que hay, no se puede sacar mas.

Muy justa la comparacion con el tono del libro (DIOS YA ERA HORA DE QUE ALGUIEN LO DIJERA), que descriptivamente hablando es riquisimo, pero en cuanto a narracion lo cierto es que es muy mejorable. Tambien estoy de acuerdo en que es necesario permitir todas estas licencias al director de cara a hacer una pelicula, porque muy pocos de todos esos aficionados pagarian por ver una adaptacion fiel del segundo tomo... seria excepcionalmente lento y muy poco cinematografico.

Unicamente hay algunos puntos en los que no estoy del todo de acuerdo, aunque son cosas menores... considero que el hecho de que la fase de los Ents sea lenta es positivo, ya que asi es como se nos presenta a estos seres en el libro (de hecho el Entcuentro -sigh- tenia una duracion muy larga porque hablaban y razonaban muy lentamente). Y, por otra parte, no creo que la batalla del abismo de Helm sea realista estrategicamente hablando (bueno... si, son aplastados y punto, eso es perfectamente logico), pero me refiero al tono "superheroico" de los personajes que es totalmente irreal: esa batalla a pie sobre el puente derribando orcos de 10 en 10, y la salida con los caballos (por dios, parecian una cosechadora arrasando campos de maiz en lugar de una docena de caballos)...

Pero lo que decia, que son detalles menores, coincido con la vision de la pelicula (y aun asi he disfrutado mucho de ella y esperare a una nueva edicion de coleccionista en DVD ;)).
2003-03-02 23:54   ericz
Para disfrutar, o detestar, o hacer una crítica de cualquier película no es necesario haber leído ni el libro original ni el adaptado ni siquiera el guión, incluso ni conocer la existencia de alguna eventual fuente inspiradora.
Ahora bien, escribir amplia y frecuentemente de la relación entre el libro original y la película , sin haber leído el libro, es propio de cararrotas, cachafaces desvergonzados.

PD: el crítico hasta opina de la relación entre los lectores y el libro !que nunca leyó! too much...


2003-03-02 23:47   Serefina Pekkala
Lo malo del libro es uqe los dos ultimos libros (las dos torres y el retornodel rey) se tratan de casi lo mismo. Si Jackson queria hacer una trilogia de estas lo mas seguro es uqe le resultara como le resulto. En el 2° libro Tolkien habla mas de las travesias que hacia la comunidad y fue mas que nada, puro relleno. Lo emocionante de todo esta en el 3° libro, pero como el director de la pelicula necesitaba hacer 3 peliculas, la segunda tuvo que salirle como un relleno, porque en realidad no era necesario escribir ni hacer 3 libros y peliculas. Solo 2 bastaban. Asi que, encuentro razonable que Jackson haya lo que tenia que hacer, a pesar de uqe no siguio pa' nada el libro. Él lo adapto como mas se le acomodaba y eso es muy bajo pal director. Si tenia que hacer un relleno en la segunda pelicual, no tenia porque hacerlo tipo "americana", solo pudo haber seguido el libro, pero no, él queria que tuviera un final americano, lo cual eso es ESTUPIDO.

Sigo pensando que la 1° fue mejor que la segunda.
2003-03-02 22:59   Xanadú
POr cierto, que en la peli de dibujos, a pesar de estar incompleta, no se necesitan tres horas para cada parte. Este film, que yo tuve la suerte de verlo en el cine cuando lo estrenaron allá por el año 79, en sólo una hora y media te cuenta los dos primeros libros y, además, con una técnica pionera en los efectos especiales por aquel entonces, la introducción de personajes reales que luego se animaban como los dibujos, algo que se había inaugurado con dos películas extrañísimas basadas en los comics del Heavy Metal a principios de la década.