<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

LA AFIRMACIÓN,
de Christopher Priest

Esta crítica ha sido leída 7806 veces





La Afirmación,
de Christopher Priest

Título original: The Affirmation

Traducción Matilde Horne

2003, Editorial Minotauro, Autores



El autor en cYbErDaRk.NeT

por Nemes, abril 2003

 

   "No importa lo que uno ha vivido
sino como lo recuerda para contarlo"

   Gabriel García Márquez

 

   El Siglo XX representa para la Literatura Universal, como para casi cualquier faceta de la actividad humana, una época convulsa y tremendamente agitada. Ignoramos aún, por pura proximidad, si se trata del inicio de una nueva Era del Hombre o, tan solo, de un breve interludio en el devenir de la Historia.  En el panorama de las letras, fue el siglo de la renovación, las vanguardias y, sobretodo, de la experimentación. De la búsqueda de un modo distinto de hacer literatura. Nuevos enfoques, nuevos conceptos, nuevas maneras de tratar viejos tópicos. Y nuevos temas, también, por supuesto Una de estas innovaciones (quizá la más importante) es el uso de la introspección como motivo principal de la obra y no solo como recurso narrativo. El narrador pasa a ser centro de atención y el cómo percibe los hechos lo mas importante de la novela. Cuando no lo único importante.

   "La Afirmación" de Christopher Priest es, innegablemente, hija del Siglo XX. Ante todo es una novela de una gran introspección donde, en cada momento, conocemos los sentimientos del protagonista y donde constatamos de un modo muy directo su evolución como persona. No hay pirotecnia efectista, efectos especiales de los caros, personajes o hechos heroicos. Simplemente (¿simplemente?) nos encontramos con un ser humano normal y corriente que en un momento concreto de su vida decide buscarse a sí mismo escrutando en su interior.

   Ante este planteamiento podríamos pensar que no nos hallamos ante una novela de género fantástico precisamente, pero pasadas unas páginas descubrimos que los laberintos de la memoria deparan interesantes e inesperadas sorpresas...Y que aquel que busca, a veces, para su sorpresa, encuentra.

   Peter Sinclair es un joven de unos treinta años al que la vida más que darle un duro golpe le ha dado algo así como tres. En un espacio breve de tiempo muere su padre, pierde su empleo, su novia lo deja... ¡Ah! Y se ha quedado sin casa. Se ha convertido, de la noche a la mañana en un perdedor de diccionario. Cuando parece que su hundimiento es irremisible un antiguo amigo de su padre le ofrece un trato: le deja vivir en su casita de campo por un tiempo limitado (aunque suficientemente largo) a cambio de que la acondicione, ya que hace largo tiempo que no la visita y está en estado ruinoso.

   Peter acepta y, acompañado por la soledad de la campiña británica, encuentra la que cree será clave para recuperar su equilibrio: escribir su autobiografía. Pero lo que empieza siendo un sano ejercicio de autoanálisis, poco a poco deriva en una insana obsesión por escribir y por encontrar en lo escrito respuestas a sus preguntas... Tras repetir varias veces el mecanoscrito debido a una continua insatisfacción con el resultado (en lo que viene a ser una interesantísimo ensayo sobre el hecho y las motivaciones del acto de escribir) decide afrontarlo todo una última vez en clave de ficción con el pretexto de "alcanzar así una verdad superior". Ya que la memoria ha resultado ser una herramienta defectuosa e inexacta, medita que es en la ficción donde las verdad, de un modo un poco platónico, quizá reside.

   Así pues en su historia decide cambiar todos los nombres: su novia Gracia pasa a ser Seri, su hermana Felicity pasa a llamarse Kalia,... Incluso Londres, gris y triste, se trasforma en Jethra , gris y triste. Pero pronto se dará cuenta que su objetivo de alcanzar la verdad a través de la metáfora ha tenido resultados inesperados...

   Peter Sinclair es un joven y saludable jethrano de lo mas afortunado: le ha tocado la lotería de la Isla de Collago. ¿Y en que consiste el premio? Pues en la inmortalidad, ni más ni menos. Para ello ha de desplazarse hasta la mencionada Collago y someterse a una especie de operación y terapias. Para ello se embarca en un apacible y encantador crucero por El Archipiélago, un conjunto de infinitas islas (literalmente) que separa los dos continentes en guerra, que le llevará hasta allí. Durante el camino conocerá a Seri y se enamorará de ella hasta el punto que ésta decide acompañarlo hasta Collago para el tratamiento que lo ha volver inmortal.

   Peter Sinclair ha escrito un libro : una autobiografía . En ningún momento explica que le motivó a escribirla, ni por que la lleva encima en su viaje a Collago, pero resultará de una utilidad capital.

   Se trata de una autobiografía muy peculiar ya que está  pelín...ficcionada, prácticamente una novelización donde los nombres han sido sustuidos...Jethra ha sido rebautizada como Londres,aparece un antiguo y convulso amor llamado Gracia y su hermana Kalia es llamada Felicity...extraños nombres esos...en ella, a un alter ego suyo, llamado también Peter Sinclair  la vida más que darle un duro golpe le ha dado algo así como tres. En un espacio breve de tiempo muere su padre, pierde su empleo, su novia lo deja... ¡Ah! Y se ha quedado sin casa...

   ¿Quién es, pues,  Peter Sinclair?

   A partir de este momento la vida de los dos  Sinclairs se  disgrega y se mezcla, y el lector, entre confundido e hipnotizado asiste a un progresivo desgranamiento del misterio de un modo sutil y velado . El acertijo se va desvelando de manera gradual hasta culminar en uno de los finales de libro mas sorprendentes , originales y, si la novela trascendiera dentro del fandom, polémicos y controvertidos que un servidor ha tenido el placer de leer. Final de libro que os obligará a replantearos el concepto tradicional de climax digno de todo un debate teórico.

   "La Afirmación" de Chrisptopher Priest no es un libro fácil. En absoluto. Se trata de un hábil trabajo de prestidigitación literaria, un artefacto difícil y delicado que ha de encontrar su lector ideal. Lector con el que juega a su antojo y al que desconcierta a medida que avanza. A través de la trama principal: las paralelas y disociadas existencias de los dos Peter Sinclair se esconden agudas reflexiones sobre distintos temas: la memoria y sus falibilidad como instrumento de análisis introspectivo, la percepción de la realidad y las distorsiones a las que la mente humana puede someterse, la inmortalidad y sus implicaciones éticas, el sentido de la vida (qué biografía no es, en últimos término, una búsqueda del sentido de la vida ), el viaje iniciático ...

   Como bien se puede adivinar, más que un libro de acción trepidante, aunque no se haya exento de ciertos giros inesperados, es más bien un veneno lento y absorbente, soberbiamente escrito y que reclama la máxima atención a su lector. Exigiendo en determinados momentos volver atrás para redescubrir nuevos significados a pasajes ya leídos a medida que la disociación invade las distintas vidas de Peter Sinclair y las realidades empiezan a confundirse entre ellas.

   Escribir una historia de estas características y salir airoso (no hablemos ya de, si se me permite la expresión, cortar orejas y rabo) exige del escritor una construcción de personajes especialmente medida y una capacidad narrativa a prueba de bombas. Y, en mi humilde opinión, creo que Priest consigue esto e incluso va más allá al lograr narrar esa historia de una manera fluida pese a que la historia avanza enmarcada entre lo onírico y surreal. Hace que las extrañas elucubraciones del personaje arranque reflexiones personales en el lector consiguiendo, en ciertos momentos, que nos identifiquemos con un personaje (¿o personajes?) esquizofrénico atrapado en un mundo interior a ratos notablemente poético.

   "La Afirmación" es un libro muy especial que tiene como blanco a lectores  aviesos y curtidos, y un ejercicio literario rico en matices poco recomendado para lectores de autobús y buscadores de la diversión rápida. Es un libro que te obliga a estrujarte la cabeza y que hagas el esfuerzo de entender. Una novela que te atrapa pese a la superficial falta de acción. Aquel lector que, advertido, se enfrente a la lectura de este libro con la mente abierta y con ganas de algo distinto en materia de género fantástico se encontrara con un libro sumamente estimulante, ideal para demostrar a los doctos en letras que insisten en etiquetar el género fantástico como subliteratura que se encuentran en un serio error.

 

@ 2003 Nemes para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-11-25 10:22   Señor de la luz
Una magnífica reseña para un magnífico libro.
2004-10-22 10:34   Nycteris
Este es uno de mis libros favoritos que toca justamente casi todos mis temas favoritos: la memoria y la capacidad de olvido que nos constituye como seres humanos y el tema de enfrentar una posible inmortalidad ante un precio que parece tan poco!!! Y claro; el amor y su capacidad para literalmente desconocernos por completo.

Una escritura soberbia y un final sencillamente NOTABLE.

Y si, a mi me ha recordado algunas novelas de Auster...
2004-07-11 22:16   Tyla
Interesante comentario al libro, sí señor.
Acabo de terminar la novela y todavía estoy bajo los efectos de esa lectura hipnótica y absorbente.
Desde luego no me extraña que se trate de una obra tan apreciada por sus partidarios. Creo que he conseguido entrar por completo en ella, y el esfuerzo se ha visto recompensado con unas horas de maravillosa Literatura (con mayúsculas).

Por cierto, ¿a nadie más le ha recordado a algunas novelas de Paul Auster?.
2004-02-18 21:51   iarsang
no me acordaba de este artículo. Ahora que ya he leído el libro he vuelto a él y tengo que decir que me parece soberbio. Sin desvelar las sorpresas que nos depara Priest, describe a la perfección la cantidad de temas que se tratan en la obra y la calidad con que se hace. Muy buen artículo. Enhorabuena.

Y para la gente que lo lea por si acaso no estaban todavía convencidos, reiterar la recomendación de leer este libro. Es realmente magnífico, y ese final... ufff
2003-06-02 13:58   odo
Pues la verdad es que, leyendo la reseña, dan ganas de leerse el libro (menos mal que hay edición de bolsillo). Buen trabajo, Nemes.
Además, acabo de leerme "El prestigio" y me ha gustado mucho, con lo que estaba deseoso de saber qué otro libro de Priest leerme. Gracias a este artículo, creo que ya lo sé ;-)
2003-05-14 01:42   blackonion
Bueno, pues habrá que comprarlo. Tendria que haberme terminado de leer el libro con el que estoy ahora antes de leer la crítica, ahora me lo voy a leer con prisas. Verdaderamente, tu critica despierta el apetito. Espero que el libro sea tan bueno como la crítica ;).
2003-05-13 23:32   cebra
Desde luego no es un libro facil, a ratos puede ser incluso pesado, lento o aburrido. Ahora bien, una vez adaptados a su propio y particular enfoque se acaba convirtiendo en algo apasionante, algo envuelto de un peculiar halo de facinacion. Personalmente, me parecen memorables todas las escenas que transcurren en el Archipielago, un mundo al que Priest a vuelto en otras obras suyas.
Y, por supuesto, una reseña magnifica que sabe explicar perfectamente el espiritu del libro.
2003-05-13 22:52   yarhel
¡hale! el presupuesto a tomar por ichi otro mes :)

El artículo es muy interesante y hace que te entren unas ganas casi ansiosas de leérselo. Espero que cuando tenga el libro en las manos no se me pase la ansiedad ;)
2003-05-13 22:08   vorkosigan
Un articulo muy interesante Nemes, tengo el libro en el "montoncillo" de pendientes, avanzara unos puestos despues de tu opinión
2003-05-13 21:38   Nacho
Este es uno de esos libros de los que resulta muy difícil hablar sin reventar lo que ofrece. Porque, al igual que otros libros de Priest, la gracia está en descubrir las cosas por uno mismo. Y "La Afirmación", como bien a argumentado Nemes, merece la pena ser leído. Sobre todo, porque está bien escrito y hace pensar.

Además esconde un juego nada despreciable. Como en la famosa meditación taoísta, donde alguien despertó después de haber soñado ser una mariposa, y no sabía si era un hombre que soñó ser una mariposa o una mariposa que estaba soñando ser un hombre, Priest parece someternos al mismo dilema cambiando mariposa y hombre por los dos Peter Sinclairs. Sólo que, mientras lo hace, nos proporciona los elementos necesarios para construir la interpretación de lo que realmente está pasando, orientando todo para desvelar al final lo que ocurre.

Pero esto es más bien un pretexto para hablar de lo que realmente le interesa: la búsqueda de la propia identidad, la relación que existe entre vida y muerte, el miedo al olvido, la memoria, la fragilidad de lo que entendemos por pasado o las relaciones que establecemos con los demás.

Aunque el último tercio del libro se hace pesado, es un gran libro. Y está en bolsillo por apenas 7€.
2003-05-13 21:32   Ran Cunn
Siempre es reconfortante encontrar buenas novelas de Fantasía y también el hallar críticas inteligentes que sepan despertar el interés de los lectores potenciales, sin adelantar demasiado de la sustancia.

El artículo tiene el toque exacto para hacerme sentir la necesidad de leer la novela de Priest. Grácias Nemes
2003-05-13 20:52   Errantus Aquila
Interesante artículo, Nemes. Un aire fresco en el campo de la fantasía tras tanta dragonada se agradece enormemente, y más si se trata de un argumento inteligente. Con semejante crítica dan ganas de comprar inmediatamente el libro.