<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

X2 (2003)

Bryan Singer - Director
Daniel P. Harris - Guión
David Hayter - Argumento
Newton Thomas Sigel - Fotografía
John Ottman - Música
John Ottman y Elliot Graham - Montaje

Intérpretes

Patrick Stewart - Profesor Charles Xavier
Hugh Jackman - Logan/Lobezno
Ian McKellen - Erik Lehnsherr/Magneto
Halle Berry - Ororo Munroe/Tormenta
Famke Janssen - Dra. Jean Grey
James Marsden - Scott Summers/Cíclope
Rebecca Romijn-Stamos - Raven Darkholme / Mística
Brian Cox - Gen. William Stryker
Alan Cumming - Kurt Wagner/Rondador Nocturno
Bruce Davison - Senador Robert Kelly
Anna Paquin - Marie D'Ancanto/Pícara
Kelly Hu - Yuriko Oyama/Dama Mortal
Aaron Stanford - John Allerdyce/Pyros
Shawn Ashmore - Bobby Drake/Hombre de Hielo

Duración 135 minutos

más información: http://us.imdb.com/Title?0290334


Este artículo ha sido leído 22227 veces

   X-Men 2 me parece una buena película. Esta calificación puede parecer pobre si consideramos el entusiasmo con el que ha sido recibida por el público en general, y aficionados a los cómics en particular. Pero en estos tiempos de vehementes calificaciones deberíamos recordar que encontrar una buena película no es algo que suceda todos los días. Además, si tenemos en cuenta que las adaptaciones de cómics con frecuencia producen películas infantiles repletas de payasadas que ofenden la inteligencia, el que la película haya salido bien librada ya es todo un éxito.

   Esta nueva aventura cinematográfica de los mutantes es un film elegante, sobrio y muy digno. Una película que trata con gran inteligencia y respeto a personajes y público. Una película a la que uno puede llevar a su novia, a sus padres o a algún amigo anti-superhéroes sin el riesgo de tener que avergonzarse por sus gustos.

   En resumen: una buena película.

   Voy a entrar en detalles para intentar explicar por qué me parece buena. Después intentaré explicar por qué me parece sólo buena.

   La producción

   Los aficionados a los cómics de superhéroes estamos de enhorabuena. Asistimos a una oleada de adaptaciones cinematográficas que nos están permitiendo resarcirnos de muchos años de sequía. Está claro que la burbuja estallará en algún momento, pero por ahora la taquilla está acompañando a estos estrenos, y parece que aún veremos a muchos más de nuestros héroes convertidos en carne de celuloide. La editorial Marvel (¿cuánto tardará la DC en despertar de una vez y subirse a este vertiginoso carro?) es el nuevo Rey Midas, y todas sus creaciones se están convirtiendo en oro.

   Este optimismo acerca del resultado en taquilla de una adaptación de este tipo es algo reciente. Cuando la Fox decidió rodar la primera aventura cinematográfica de nuestra querida Patrulla X la cosa era muy distinta. En aquel momento los productores decidieron ser cautos y no correr demasiados riesgos, por lo que ajustaron todo lo posible el presupuesto. Ni mega-estrellas, ni muchos personajes, ni más efectos especiales que los imprescindibles. Las cosas han cambiado sustancialmente desde entonces.

   Tras haber recaudado varios cientos de millones de dólares, los estudios no han tenido reparos en poner a disposición del director Bryan Singer 50 millones más, con el fin de conseguir una película aún mejor, al menos en términos comerciales. ¿Lo han conseguido? Cada espectador tendrá su opinión al respecto pero está claro que el aumento del presupuesto se nota, por ejemplo, en la incorporación de nuevos personajes como Rondador Nocturno, Pyros, El hombre de hielo, Dama Mortal o Coloso, cada uno con sus propios poderes.

   El diseño de producción es otro apartado muy beneficiado por este "dinero extra". No sólo la variedad de los escenarios es mayor, sino que también da la impresión de que todos los elementos que aparecían en aquella han sido rediseñados. El aspecto de la nave de la patrulla, el Pájaro Negro (¿alguna vez lo llaman así en la película?) es mucho mejor, tanto por dentro como por fuera; la bóveda de Cerebro y su funcionamiento resultan más espectaculares; los uniformes son más detallados y elegantes (¡quiero uno!); la silla del profesor Xavier, las gafas de Cíclope, el maquillaje de Mística... todos estos elementos han sido perfeccionados, aunque mantienen la coherencia respecto a los que aparecían en la primera entrega.

   La historia

   Muchos han sido los rumores difundidos acerca de esta esperadísima secuela antes de su estreno, y un gran número de ellos se referían a su argumento. Ciertas fuentes aseguraban que el guión de X-Men 2 tendría como base Dios ama, el hombre mata, la novela gráfica que Marvel publicó en 1982, y que Forum ha reeditado este mismo mes, considerada una pieza clave dentro de la historia mutante. La importancia de esta obra no reside principalmente en la calidad del guión de Chris Claremont (no digo que sea malo, sólo que todos hemos leído cosas mejores), ni en los dibujos de Brent Anderson (que en cada relectura me parecen peores); su relevancia se debe a que definió la futura base argumental fundamental de la colección.

   Tras dos décadas peleándose con todo tipo de mutantes malvados, nuestra querida Patrulla X se enfrenta al enemigo más aterrador con el que jamás se había encontrado: el ser humano. Una gran parte de la humanidad teme, envidia y odia a los mutantes, y por ello quieren destruirlos. X-Men pasó, de ser un "comic de superhéroes"  al uso, a contener una gran carga social, utilizando la xenofobia como motor dramático. A partir de ese momento se acaban los finales felices para las historias de los hombres X. Ya no puede haberlos.

   Al final de Dios ama, el hombre mata, después de que nuestros héroes consiguen que el fascista Reverendo Stryker sea detenido, Magneto explica perfectamente la nueva situación: "Una victoria pírrica, Patrulla X. Incluso diría que sólo es aparente. El hombre ha caído, pero su causa vive. Hay gente que dice que la meta de Stryker es buena, pero sus métodos equivocados. Y no siempre podremos ganar."

   Finalmente, X-Men 2 no es una adaptación de este comic book. Pero los guiones de ambas obras tienen muchos elementos en común, como el secuestro de Xavier para aniquilar a los mutantes, la obligada alianza de la patrulla con Magneto, o la creciente paranoia anti-mutante que ha arraigado en la sociedad, y que amenaza el futuro de nuestros héroes. Estamos a un paso del acta anti-mutante y de la fabricación de los robots Centinelas; apuesto por ellos para X3.

   Además de en Dios ama, el hombre mata, el guión de la película se inspira en otros momentos clave de la historia mutante, como la investigación de los orígenes de Lobezno o la muerte de Jean Grey. A priori, esta mezcolanza de conceptos podría parecer complicada de manejar, pero lo cierto es que en el guión funciona bastante bien. David Hayter y Daniel P. Harris han tenido la habilidad de unir en el mismo momento hechos y personajes que en los cómics están separados en algunos casos por décadas, sin que la historia resulte incoherente ni forzada.

   Enlazando con el punto anterior, el de los Centinelas, apuesto a que los guionistas ya se están devanando los sesos para encontrar la forma de adaptar ese otro gran momento de la colección, también escrito por Chris Claremont, pero esta vez dibujado por un genio como John Byrne. Me estoy refiriendo a Días del pasado futuro.

   Los personajes

   Desde el principio de su historia el atractivo de las colecciones mutantes ha sido proporcional al interés que despertaban sus protagonistas: su éxito reside, más que en sus historias, en sus personajes. Por esta razón era de capital importancia que los mutantes de las películas estuvieran a la altura de los originales de los cómics. En general creo que esta traducción ha funcionado muy bien.

   Para todos aquellos a quienes nos supo a poco la plantilla mutante que aparecía en X-Men, esta secuela supone un agradable regalo. Aunque es cierto que no están todos los personajes de los cómics (no pueden estarlo, ya que a lo largo de sus 40 años de historia son docenas los mutantes que han pasado por las filas de los X-Men), sí que asistimos aquí a importantes incorporaciones.

   Pero vayamos por partes y pasemos lista.

   En el cartel de la película vemos como Lobezno y Tormenta destacan sobre los demás. Resulta lógico que el Logan cinematográfico siga los pasos de su precedente en los cómics y se convierta en el favorito del público. Especialmente si deja escapar, por fin, a la bestia que lleva dentro. Ororo, por su parte, es un personaje lo suficientemente importante en la historia de la Patrulla X (sobre todo durante la época Claremont, cuya predilección por los personajes femeninos es conocida), como para que su protagonismo esté más que justificado. Pero, además de esto, estoy seguro de que el oscar que ganó Halle Berry ha influido para que su presencia en el cartel sea tan notoria.

   Pero, pese a lo que pueda deducirse del afiche, no hay protagonistas claros en X-Men 2. La película maneja a los personajes con gran respeto, sin caer en el error de tratarles como los estereotipos unidimensionales que tanto abundan en los cómics, y concediendo a cada unos su "momento de gloria".

   El Profesor Xavier demuestra otra vez que su mente es, además de su principal arma, también su talón de Aquiles. Es secuestrado y sometido a sugestión por Jason, el hijo de Stryker, y bajo su control demuestra por qué es considerado el mutante más poderoso del mundo al conectarse mentalmente a toda la población del planeta. Charles también lleva a cabo en un par de ocasiones el moralmente cuestionable numerito de paralizar a un grupo de personas y borrar sus recuerdos.

   Tormenta, de quien apenas vimos nada en X-Men, protagoniza junto con Jean Grey una de las líneas argumentales: la búsqueda de Rondador Nocturno. También demuestra la magnitud de sus poderes generando todo tipo de espectaculares fenómenos climatológicos, como esa batería de tornados con los que intenta deshacerse de los cazas que persiguen al Pájaro Negro.

   El protagonismo de Jean Grey en esta secuela crece en relación directamente proporcional a sus poderes. Esos poderes pre-Fénix cuyo control comienza a perder y que le sirven para salvar a sus compañeros en dos momentos cruciales: cuando son atacados por aviones del ejército, y en la escena final, emulando al mismo tiempo a Moises y a Yoda al detener las aguas a la vez que hace despegar el jet de los X-Men.

   ¿Qué decir de Lobezno? Personalmente sigo pensando que Hugh Jackman poco tiene que ver con la imagen que me formé leyendo los cómics (viendo El dragón rojo descubrí que Harvey Keitel hubiera sido un Logan muy interesante), pero creo que todos, excepto mi novia, lo hemos aceptado ya como una encarnación válida. Es tal la fuerza de este personaje que, al igual que sucedía en las viñetas, en la pantalla se gana al público: Lobezno es el favorito de la gran mayoría, y siempre lo será. Basta con que saque las garras y se vuelva loco para que los aficionados también enloquezcamos. Supongo que un spin-off, es decir, una película exclusivamente protagonizada por él, es sólo cuestión de tiempo.

   Desde que aterrizó en la serie Rondador Nocturno se ganó un lugar en el corazón del lector. Kurt Wagner es el alegato anti-xenofobia definitivo, la prueba viviente de hasta qué punto pueden engañar las apariencias. Parece un demonio pero es un hombre profundamente religioso, con un gran corazón, absolutamente leal a sus amigos, y, pese a su aspecto inhumano y a su terrible pasado, tremendamente jovial y divertido. Pues bien: ahí le tenemos. Tanto por su caracterización física, como cuando se cuela en el despacho oval, salva a Pícara de una muerte segura, reza en alemán o hace el payaso colgado de la cola, éste es cien por cien Rondador. No se podía esperar una adaptación mejor.

   Pyros es el rebelde, el chico malo de la película, y eso siempre resulta atractivo. John no se corta a la hora de desatar sus fuegos, nada artificiales, en cuanto le tocan la moral. Una prueba de que adolescencia y superpoderes forman una combinación peligrosa. Es de suponer que su alianza con Magneto le deparará un papel más importante en posteriores entregas.

   En cuanto al bando de los mutantes malvados, es cierto que desciende en número, pero gana en calidad. Teniendo en cuenta la lista de enemigos a los que se ha enfrentado la Patrulla X a lo largo de décadas de colección, jamás entenderé que para el estreno de la saga se eligiera a uno como el Sapo. En los cómics ya era un personaje ridículo y sin ningún carisma, y su resultado en pantalla no fue mucho mejor. El caso de Dientes de Sable es algo distinto: tenía un gran potencial en viñetas (aunque sólo fuera por sus poderes, similares a los de Lobezno, y por su supuesto parentesco con Logan), pero en la película se convirtió en un personaje plano, poco más que el típico matón grande y tonto. Afortunadamente ninguno de estos dos personajes aparece en esta segunda entrega. Gracias a ello podemos disfrutar de dos villanos como Dios manda: Magneto y Mística.

   Magneto se muestra como el personaje complejo que siempre ha sido, lejos del típico villano unidimensional. El Profesor Xavier y él son enemigos, pero a la vez se respetan, se aprecian, y se admiran mutuamente. Distintas caras de la misma moneda, como Martin Luther King y Malcolm X, ambos luchan por su gente, aunque sus métodos difieren. Por esto no resulta extraño que a veces, como sucede aquí, peleen unidos sin que ello signifique una traición a su personalidad: su enemigo natural, el ser humano, es un enemigo común.

   Interpretado por un Ian McKellen que, como todos los demás actores, cada vez está más a gusto en su papel, Magnus se define casi completamente en esta película. Poderoso (su brillante fuga de prisión, o su capacidad para detener el Pájaro Negro en pleno vuelo dejan pocas dudas a este respecto), y carente de piedad con el enemigo, en este caso, el homo sapiens en general, a quien no duda en intentar extinguir utilizando a Xavier. Ese es el amo del magnetismo.

   El atractivo de la multiforme Raven Darkholme es arrollador. El impresionante físico de Rebecca Romijn-Stamos, muy alejado del aspecto monjil que Mística tenía en sus primeras apariciones en los cómics, es suficiente para que su presencia llame la atención. Pero su encanto va mucho más allá de su belleza física. Sus espectaculares poderes, la inteligencia con la que los utiliza, así como su elegancia, la convierten en uno de los personajes más logrados de la película. Por no mencionar su arrolladora personalidad que queda bien reflejada en este breve diálogo que mantiene con Rondador Nocturno.

Rondador

¿Por qué no vas disfrazada todo el tiempo?

Mística

Porque no tengo por qué.

   Toda una mujer. Aunque no todo el tiempo.

   Para acabar con los mutantes malvados tenemos a Dama Mortal, un personaje del cual no se saca mucho partido. Su similitud con Logan, y su misterioso origen, le dotan de cierto potencial, pero está tan poco desarrollada en el guión, que apenas tiene interés. Una pena.

   Y para quien piense que me estoy olvidando de algunos de los protagonistas, ahora voy con ellos. Simplemente estaba dejando lo peor para el final.

   Cíclope siempre ha sido un soso. Su legendaria tendencia al melodramatismo y su manía de dar lecciones morales a todo el mundo hicieron de Mr. "siempre hago lo correcto" un personaje bastante pesadito. En los cómics casi siempre ha funcionado por reacción, como oposición a otros personajes mucho más interesantes que él. Lo dicho: muy limitado. El público lo sabe y los guionistas también parecen saberlo, ya que le vetan completamente: empuja la silla de Xavier, Dama Mortal le tumba, y no vuelve a aparecer hasta el final. Me imagino que James Marsden no estará demasiado contento con la extensión e importancia de su papel.

   Después de la Antorcha Humana de los 4 Fantásticos sólo era cuestión de tiempo que alguien inventase al Hombre de Hielo. Pronto se descubrió que era poco el partido que se podía sacar a alguien con semejante... ¿poder? La prueba es que cuando en los cómics tuvo lugar el primer relevo importante en las filas de los X-Men, también llegó el deshielo y Bobby Drake se evaporó. Teniendo en cuenta sus pobres resultados en el cómic ¿por qué incluirlo en la película? No tengo ni idea. Si encontráis a alguien que os lo pueda explicar, de paso preguntadle por el Sapo.

   Y, finalmente, llegamos a Pícara. Su poder no sólo le permite absorber temporalmente las capacidades y la energía de otros seres: si su contacto se mantiene demasiado tiempo esta transferencia puede ser permanente. Pícara comenzó siendo una terrible enemiga de la Patrulla X, llegando a robar sus habilidades a la poderosa Ms. Marvel, además de parte de sus recuerdos y personalidad. El arrepentimiento de la joven le llevó a cambiar de bando, y durante una larga temporada fue el componente más poderoso de los X-Men, gracias a su  capacidad de volar, su super-fuerza y su virtual invulnerabilidad. Aparte de sus enormes poderes, la esquizofrenia en la que vivía, al no saber con certeza si sus recuerdos le pertenecían a ella o a Carol Danvers, y la frustración que le producía no poder tocar a nadie, convertían a Pícara en un excelente personaje del que nada queda en el filme. Si en la primera entrega resultaba importante para los planes de Magneto, el papel de Marie en esta segunda parte es totalmente accesorio, poco más que "la novia de", en este caso de otro personaje poco interesante, El Hombre de Hielo. O las cosas cambian mucho, o el futuro de este personaje en la serie es incierto.

   Además de todos estos personajes principales tenemos a un nutrido grupo de jóvenes mutantes que habitan en la mansión. Asistimos a breves pero impactantes intervenciones de Coloso, Kitty Pride (estos dos sí que dejan con ganas de más ¿eh?), o Siryn. Pero también aparecen por allí Júbilo, o Henry McCoy/La Bestia, éste a través del televisor.

   La Fox está invirtiendo en el futuro de su saga, utilizando sabiamente esa inagotable cantera de personajes que son las distintas colecciones mutantes. Por un lado cuida de los protagonistas para que resulten fieles a las fuentes y reconocibles para el aficionado; por otro utiliza a los secundarios para enriquecer las películas, y para ir presentando a los que, seguramente, serán los protagonistas de las siguientes entregas. Mediante este sistema se va despertando el gusanillo del espectador, y quién sabe si realizan un auténtico estudio de mercado, decidiendo, a tenor de las reacciones del público, quiénes serán los protagonistas de las (seguramente numerosas) futuras secuelas.

   Ahora las malas noticias

   Pero también hay cosas que no me gustan de X-Men 2. Algunas son fallos de relativa importancia, como el hecho de que el guión se olvide por completo de los jóvenes mutantes que escapan por la salida secreta de la mansión; que no se tenga en cuenta que el ataque psíquico de Xavier debería haber producido, sin ninguna duda, miles de muertos: imaginemos a cirujanos, conductores, pilotos de avión, militares, etc., sufriendo una agresión mental de esa magnitud; o lo absurdo que resulta que Logan no huela a Mística cuando entra en su tienda de campaña disfrazada de Jean.

   Más importante me parece la mediocridad de su banda sonora. ¿Alguien puede recordar el tema principal de X-Men? La partitura de la película es absolutamente olvidable, y carece totalmente de personalidad. Según IMDB, la música de la primera entrega corrió a cargo de James Seymour Brett, Michael Kamen, y Jeremy Sweet: su trabajo no puede ser más frustrante. En esta segunda parte el brillante trío es sustituido por John Ottman, un extraño caso de compositor-montador que, además de en otras películas, ha desarrollado ambas tareas en todas los títulos de Bryan Singer (con excepción de X-Men, en la que sólo se encargó de la edición), y su trabajo en esta ocasión no pasa del suficiente raspado. No se trata únicamente de que no tenga un tema principal reconocible y potente, lo más grave es que la banda sonora no ayuda en ninguna de las escenas, y no refuerza los momentos dramáticos ni los épicos. A los reyes magos mutantes les voy a pedir, para la tercera entrega, un nuevo compositor capaz de crear una música eficaz y potente que colabore a acelerar el pulso del espectador.

   Más frustrante aún me resulta la filosofía con la que se están afrontando estas adaptaciones. En una indigna maniobra de autopromoción voy a recordar otro artículo que publique en Cyberdark, titulado Las dificultades de adaptar al cine un comic de super-héroes (http://www.cyberdark.net/portada.php?edi=6&cod=58). En aquella ocasión acusaba a X-Men de ser una "adaptación cobarde" porque no dudó en podar elementos clave para facilitar la verosimilitud, como los uniformes clásicos, algunos superpoderes o el carácter cósmico de algunas aventuras. X-Men 2 sigue por el mismo camino. Los responsables de la serie, por miedo o por vergüenza, han intentado, dentro de lo posible, rodar películas realistas, tal vez obsesionados porque todo funcionara. No sólo para los aficionados a los cómics, sino para todo el público en general.

   Los trajes es un buen ejemplo lo que estoy comentando. ¿Cómo evitar que los personajes resulten ridículos con esas mallas? Solución: uniformes de cuero negro para todos. ¿Funcionales? Sí. ¿Elegantes? Por supuesto ¿Creíbles? Sin duda ¿Cobardes? Para mí, desde luego.

   -¿Hubieras preferido una licra amarilla? -me preguntaría Cíclope. Sí. Hubiera preferido que, al menos, lo intentaran. El uniforme de Spider-Man tampoco es que sea discreto, y en la película de Sam Raimi tuvieron la delicadeza de respetarlo bastante, a pesar de las dificultades que pudiera entrañar recrearlo en pantalla; desde luego que la película es bastante peor que X-Men 2, pero no a causa del traje.

   Esta mentalidad no sólo afecta a los uniformes. También se refleja en los poderes (¿por qué nadie vuela de verdad?), o en la poca espectacularidad de los argumentos. Parece que detrás de todo esto se encuentra la política de "hagámoslo creíble aunque haya que podar". ¿Resultado? Películas menos espectaculares de lo que se podría esperar.

   Las dos entregas resultan sólidas, y funcionan, pero se huele el miedo. Y eso, al final, puede resultar contraproducente. Uno puede meterse en la piscina con manguitos y sin soltar la escalera; seguro que así no se ahoga. Lo que está claro es que tampoco va a batir ningún record olímpico. Las dos películas rodadas hasta ahora son impecables, pero es una lástima que no lleguen un poco más allá.

   Pero, en última instancia, este tipo de adaptación conservadora que se está llevando a cabo es fruto de una decisión creativa o empresarial que puede discutirse, pero que resulta totalmente respetable. Para mí, el mayor problema de esta saga es el escaso talento de Bryan Singer para el cine espectáculo.

   El peor pecado que puede cometer una película es ser aburrida, y cuando se adapta un comic de las características de X-Men, ser aburrido se convierte en un pecado mortal. No voy a decir que X-Men 2 se haga pesada, pero tampoco resulta trepidante. Y eso, teniendo en cuenta el potencial del material en que se basa, resulta desconcertante.

   Más molesto es aún que Singer sea incapaz de conseguir dos o tres escenas cumbre, un par de momentos espectaculares que se graben en la memoria y que uno pueda comentar con los amigos. Un par de imágenes que te dejen con la boca abierta. Es cierto que hoy en día resulta difícil que algo impresione al espectador pero, casualmente, antes de X-Men 2, ese regalo que supone el trailer de Matrix Reloaded sí me ha dejado con los ojos como platos. Está claro que el cine aún puede impresionarme. Al parecer, Bryan Singer no.

   Escenas clave que no están totalmente aprovechadas son, por ejemplo, el asalto de los hombres de Stryker a la escuela de Xavier, el salvamento de Pícara por parte de Rondador, la pelea entre Lobezno y Dama Mortal, la actuación final de Jean Grey salvando a sus amigos... Todas ellas están correctamente realizadas y contadas, pero en todas echo de menos un puntito más de emoción, de ritmo, de dramatismo, en definitiva, de espectáculo.

   Parece que Singer se esfuerza al máximo por que las películas resulten serias, por mantener los pies en el suelo. Pero olvida algo: estamos tratando de seres super-poderosos, algo así como semi-dioses. A algunos espectadores nos gustaría levantar el vuelo de vez en cuando.

   Insisto en que la película me gusta mucho, bastante más que la primera entrega: mi motivación para ponerle pegas es la misma que la de un profesor que exige un mayor esfuerzo a su alumno más aventajado para que pase del notable a la matrícula de honor. No tengo ninguna duda de que las dos películas de los X-Men son las mejores adaptaciones de un cómic de superhéroes que se han rodado en las últimas dos décadas, y de que, con Bryan Singer, la franquicia mutante está en buenas manos.

   Además, estoy convencido de que lo mejor está por llegar.

 

@2003 Iñaki Bahón para cYbErDaRk.NeT
Prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor

2003-12-07 22:24   wishmaster
Yo cuando vi la primera parte sali del cine convencido que lo mejor estaba por venir y que esta solo era la forma de preparar a la gente para lo que luego seguramente vendria.Pues bien,en esta segunda parte todas las promesas de la anterior quedan cumplidas y con creeces.
Desde la huida de magneto de la prision hasta el ataque a la mansion pasando por el maravilloso final(un prefacio de lo que sera la 4 parte sin duda)esta pelicula te llega a cautivar.Sinceramente,hay que quitarse el sombrero.
Sin duda alguna una de las mejores peliculas basadas en un comic.
A ver para cuando la 3.

Salu2;)
2003-12-07 06:42   r.s
Yo no conozco el comic, y concuerdo con la critica.
2003-08-08 23:54   Zidfrid
Podemos tomar dos puntos de vista el de un seguidor del comic y el de un admirador de la CF que no lo conoce.

Por el lado del seguidor del comic podria encontrar un insulto en forma de pelicula ya que son pocos los parametros que se siguieron de la obra orijinal, o podria encontrar una buena historia alternatiba ( en "idioma" japones: OVA).
Por el lado de un admirador de ciencia ficción podria encontrar una buena trama y unos, haun más buenos efectos especiales.
Yo que soy un admirador de pasarme los ratos en una sala de cine disfrutando de peliculas pienso que fué algo diferente pero no inovador... pasé un buen rato sin aburrimiento y con mucha acción.
Como digo la malloria de las ocaciones: Perdonen por mi ortografía.
2003-07-11 23:50   GarryLanier
A pesar de los defectos del film en si, la historia que nos busca transmitir es muy sólida de por si: la batalla entre los humanos y mutantes por hoy se evito, pero a menos que ambas facciones se entiendan un cataclismo está por darse con perdidas en ambos lados considerables (digamos unos miles de millones de muertos). Charles decidió que tya era hora de dar la cara y buscar un entendimineto público con la humanidad, Magnus decidio seguir por su senda de exterminar al hombre;sólo lahistoria dirá quien estaba en lo correcto y quien no (espero que sea Charles). Al final lo que me temo es que Fénix surga de donde supuestamente murio Jean, y ahí tal vez ambos bandos deberán unir fuerzas (¿idea para la tercera película?).
2003-07-04 09:58   Dkarn-duk
Tengo que decir que fui bastante ilusionado a ver esta pelicula y casi me quedo sopa en el cine, demasiado larga demasiado lenta y ademas pese a lo que opina mucha gente , yo pienso que deberian de haber respetado los trajes de los comics , eso sin contar con que dejan a ciclope como un verdadero tontin , un pringao que pa dos veces que lucha en la peli recibe dos buenas palizas , amos que dejan al lider de x-men como el amiguito bueno y responsable que no solo pierde luchando sino que por poco se cepillan a su novia, jejej y nada menos que el macarra del grupo, yo creo que segun esta peli podemos dejar de llamarlo ciclope y pasar a llamarlo scritch.
2003-07-03 22:39   Nasi2
Yo la encuentro una muy buena película de acción de superhéroes, aunque, eso sí, un poco más flojilla que la primera parte, que es una gran maravilla.
2003-06-22 01:37   Andúne
Tengo que decir que esta película me ha gustado mucho,si bien es verdad que no me he leído los cómics,ni siquiera he visto la 1ª parte aunque me la han contado y me la alquilaré cuando pueda. Sin duda mi personaje favoito es Rondador Nocturno aunque en la peli le llaman de otra manera (supongo que sera el nombre en inglés o algo así) y espero que saquen pronto X3 :-D.Por cierto lo de Jeane Grey (creo que se escribe así) me pareció una bobada que no se salvara,Rondador la podía haber cogido perfectamente a tiempo pero me encantó la escena del escape de Magneto :-)
2003-06-20 21:45   Dyakar
No lo había notado hasta que leí el artículo, y me pareció atinado decir, que le falta "algo" un no se qué, una pizca de sal, como diría una cocinera. Porque vaya que me gustó la película, pero no para verla dos veces y... ¿qué creen? He visto matrix reloaded 5 veces y no me canso de verla. Matrix la tengo grabada y la he visto como 20 veces. Eso te pasa cuando una película es ESPECTACULAR, y desgraciadamente, X Men se queda en el camino.
2003-06-18 02:51   elcuervo
Una buena pelicula aun sin importar los malos comentarios de los demas aun que esta claro que no hay mucha reacion con el comic me gustaria que me dijeran que pelicula la ha tenido sea basada en comic, vidojego o incluso libros y aun asi vulvo a repetir esta pelicula es muy buena y no creo que haya alguien en el mundo que no logró superar a su antecesora ya que seria un complerto ignorante estupido.
2003-06-16 18:02   Saburo
No pude terminar de verla, me parecio muy flojo lo que vi.
2003-06-04 21:10   cinecomicomaniaco
Aunque este verdaderamente de acuerdo con la críttica (sobretodo con las "malas notícias") reconozco es una peli muy bien elaborada.
2003-06-04 10:47   Requiem
Me ha encantado la pelicula, el unico fallo que le saco es la personalidad de Rondador, no se ajusta al valeroso, alegre y caballeroso personaje del comic.

Aparte de los momentos señalados, me gusto mucho cuando el Hombre de hielo les dice a sus viejos que es mutante.

Un saludo.
2003-05-27 00:03   Euclides
Pues tengo que decir que tu critica me ha gustado mucho,pero difiero un poco en cuanto a que le faltan momentos memorables, pues como ya han dicho hay varios y el mejor es el escape de Magneto de su prision.
2003-05-26 10:31   Zeke
Snif, snif... sabía que no era posible. Hasta ahora había coincidido contigo, Iñaki, en todo´, incluso tú coincidías conmigo (ah, aquella discusión de Kubrick) pero precisamente me alegro de que Singer haya desbrozado lo "peor" de la historia y se haya olvidado precisamente de lo que tú echas de menos.
Esa sobriedad, el intento de hacerlo tan verosímil es lo que más me gusta de la película.
Ya defendí su punto de vista cuando vi la primera, que me pareció y me parece FANTÁSTICA, todavía recuerdo la emoción al ver las primeras secuencias y el miedo que tenía según avanzaba. Me parecía imposible que lo estuvieran haciendo tan bien, esperaba que la liebre saltara en cualquier momento, no saltó. Justo lo que no pasó en DD, pero es es otra historia.
En resumen, lo que la convierte en una película a la que, como tú bien dices, no te avergüenza llevar a la novia, es esa seriedad, la gran verosimilitud, que, además, casa muy bien con la realidad de los mutantes, son como nosotros.
En cuanto a tus buenas noticias, estoy de acuerdo en la mayoría.

Saludos
2003-05-25 18:07   InTry Nereia
Yo creo mas que nada que esto es cuestión de gustos y lo que es más importante,... cuestión de conocimientos. Por ejemplo, a mí (que no soy ninguna conocida de este tema ni menos) el final me pareció sorprendentemente estúpido hasta que un compañero mío se tomó el trabajo de recordarme que no era una estupidez que Jean muriera ya que “era” (o estaba poseída por.. o como se diga) Fénix y, más importante, que había una tercera parte. Bueno, lo anterior les puede dar una idea de lo que sé sobre el comic (poco mas que nada) y por lo tanto una idea de mi punto de vista.
A mí me gusto mucho la seriedad con que se encaro la peli y opino igual que quien dijo que a lo mejor los personajes no tienen tanto poder como deberían porque están aprendiendo y se esta dejando lo mejor para las próximas entregas, pero también voy a destacar que hay escenas un poco forzadas...
¿por qué salió Jean del jet cuando bien podría haberlo elevado desde adentro y haberse salvado ella felizmente con todos los demás? (pero bueno, de una forma u otra la tenían que matar ¿no?). Junto con esto me decepciono la pelea de Logan y la chica de las uñas largas (Yuriko, ¿no?), podían haber hecho algo más... ¿Porque no olió Logan a Mística cuando esta lo fue a ver? ¿Y los que son muy probable que haya matado Xavier? Y otras como esas.
Bueno, en fin, a mí me gusto la película pero admito que puede ser decepcionante para los fans del comic en algunos aspectos (puntualmente esos que yo más desconozco).
Con respecto a como esta armada (que ahora me enteré de que eran pedazos de historias que no tenían nada que ver) quedó excelente, o sea, ni me di cuenta (pero ese era el objetivo, ¿no?)
2003-05-24 12:01   IÑAKI BAHON
Hola Fox.

Es cierto que Tormenta volaba en la primera parte, al igual que Magneto en un par de escenas: la primera se eleva empujada por los vientos que genera, y el segundo manipulando la fuerza magnética.
Pero no es el volar al que yo me refiero. Me refiero a volar tipo Superman, como hacía Pícara en los comics, o como hacía la propia Tormenta.
De todas formas lo de volar lo ponía como ejemplo de que Singer (o quien sea) parece eludir aceptar el caracter abiertamente fantástico y espectacular de las colecciones de comics.
Como digo en el artículo, me guste o no, es una decisión absolutamente respetable.

Un saludo.
2003-05-24 10:06   fox
Personalmente considero un acierto el quitar del guion el traje de licra amarilla, hubiese sido muy dificil recrear los trajes de los comics a la gran pantalla (demasiado coloristas), y la verdad, el resultado no hubiese sido tan bueno como lo han sido los trajes de cuero negro.

Con respecto a los personajes que vuelan, no olvides que en la primera entrega vimos como Tormenta volaba por el hueco del ascensor antes de descargar un rayo sobre sapo, y el hecho de que picara de momento no lo haga, es quizas porque es un as que se reservando para la proxima entrega. No olvidemos que Singer, nos esta enseñando personajes que aun no han terminado de explorar sus poderes (picara, hombre de hielo, pyros...), hay que dejar algo para las proximas entregas.

Y no puedo estar mas en desacuerdo contigo con respecto al director, creo que Brian Singer dirige magnificamente las peliculas, y que la seriedad con la rige las peliculas es otro de los aciertos del director.
2003-05-24 01:03   Adonay
jurrrrrr....me impresiona lo bien que conoces a los personajes, en realidad viendo la peli friamente hay muchas cosa que no cuadran o no satisfacen al 100% pero considerando que es entretenida en general no nos damos cuenta de eso. Espeor sinceramente que las cosas mejoren para la tercera parte de X-Men ;)
2003-05-23 23:22   Shimaru
A ver... estoy plenamente de acuerdo con el 90% de tus opiniones, realmente es buena pelicula y, quizás, la mejor adaptación del comic realizada en la historia del cine... bueno, si no la mejor, si entre las mejores...

Pero concuerdo con Cloud: las peliculas deben de mantener cierta sobriedad pues tender a guiones donde los superheroes realizan escenas autenticamente increibles resta seriedad a la pelicula y al final puede ser contraproducente. Es como el manga de Dragon Ball: los villanos cada vez son más fuertes hasta que llega el punto en que se vuelve estúpido que existan niños que puedan borrar planetas de un soplido. Lo mismo podría suceder aqui: las escenas se podrían volver cada vez más espectaculares hasta el punto en que serían ridiculamente increibles y simplemente aburrirían...

Magneto parando a un avión (bueno, un jet) y Tormenta generando una bateria de tornados junto con la escena medio Moises, medio Yoda de Jean Grey son escenas que demuestran un gran poder de parte de los mutantes... ¿qué seguira? ¿Jean destruyendo todo un ejercito con su mente? ¿Magneto invirtiendo los polos magneticos de la tierra? Y es que si se pretende ir superandose pelicula tras pelicula no solo en guión, efectos, etc., sino también en espectacularidad pues ya la tenemos liada cuando se trata de escenas como las mencionadas... solo imaginaos que eso hubiera sucedido en la primera pelicula, ¿cómo hubiera tenido que ser la segunda?

Creo que Matrix será un gran ejemplo: peleas de kung-fu casí imposibles de creer... ¿esta "nueva" entrega saldra de dicha idea? ¿logrará el mismo impacto la tercera?

Pero otra cosa muy distinta es el drama impuesto en cada escena... y es que, siendo honestos, cuando Jean se bajó del avión para detener el agua y salvar a sus amigos, la escena de Xavier sonriendole a Ciclope y diciendole "adios" me parecio más comica que dramatica...

En fin, cada quien sus opiniones... concuerdo con Cloud en que el guión debe de ser sobrio, creible y que ello no significa que no deba de ser espectacular, pero concuerdo contigo en que le falta dramatismo a muchas escenas... la que esperaba sería la mejor escena (Yuriko vs Logan) resulto ser lo peorcito de la pelicula en sí...
2003-05-23 20:42   cloudXXI
Bueno, a mi lo que me gusta de la película es, precisamente, lo que a ti menos te gusta: la sobriedad y seriedad del film, ese realismo que impregana todo el metraje.

En mi opinión, el cómic y el cine juegan a cosas distintas, y es obvio que Singer ha prescindido de muchas cosas del cómic, lo cual, considero un acierto. Supongo que el echo de desconocer el cómic me da cierta ventaja en este aspecto.

Por cierto, yo si encuentro varios momentos memorables, la escena inicial, el ataque del ejercito a la mansión y la fuga de Magneto.

Cuestión de gustos.

Felicidades por el especial
2003-05-23 19:39   Claraval
Estoy bastante de acuerdo con us opiniones respecto a la pelicula
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda



Humor Fantasmal 2Humor Fantasmal 2
16.50 15.68


SiegaSiega
17.00 16.15

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
35.00 33.25