<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

LA NOCHE ROJA,
de León Arsenal

Esta crítica ha sido leída 6871 veces





La Noche Roja,
de León Arsenal

2003, Pulp Ediciones y Metrópolis, Gotas (3)



El autor en cYbErDaRk.NeT

por Julián Díez, junio 2003

   No se ha comentado mucho la aparición de La noche roja en la colección Gotas, de Pulp y Metrópolis Milenio. Algo relativamente comprensible, dada la oleada de novedades en la que vivimos en los últimos meses, pero desde luego injusto. Al fin y al cabo, hablamos de la primera novela de género de un autor que está en la mente de todos al hablar de la cf española de los años noventa, y que ha salido de nuestros confines con un par de novelas históricas que han obtenido una favorable acogida.

   Además, La noche roja es una buena novela. No redonda, no ambiciosa, lo que puede pesar en su contra en una época en la que el género en España está dando cabida a proyectos de envergadura, como los de Javier Negrete o Víctor Conde. Pero estamos ante una historia, en suma, de las que han construido a la cf tal y como la conocemos; un relato de aventuras por el amor de contar historias, con un escenario meticulosamente construido y una trama original y de grata lectura.

   Este es el mismo Arsenal de los cuentos buenos: el de "En las fraguas marcianas", "El centro muerto" o "Besos de alacrán" (que diera título a una recopilación "definitiva" hasta la fecha del autor). La historia parece desarrollarse en ese ambiguo entorno de space opera en el que se mueven también gran parte de esos cuentos: un futuro remoto en el que la humanidad se ha desperdigado por las estrellas, y en el que las comunicaciones entre planetas son lo suficientemente difíciles como para que los entornos característicos de cada lugar se mantengan. Un escenario heredero de Jack Vance -un autor por el que Arsenal no oculta su predilección-, pero con unos matices de dureza que el autor estadounidense no alcanza en muchas ocasiones.

   Porque Arsenal escribe en realidad literatura de aventuras, según dice él, aunque a mí quizá me agrada más el concepto de "literatura de frontera" para sus historias. La acción siempre se desarrolla en sus obras en lugares periféricos de sociedades mayores; sitios en los que aún existen misterios, aún hay puntos por explorar, e incluso lo sobrenatural -o algo que se pueda confundir con lo sobrenatural- todavía puede tener cabida.  Mientras, la gran sociedad galáctica, apenas sugerida, mantiene a su vez su misterio, su impenetrable grandiosidad.

   En consecuencia, sus personajes son hombres también de frontera. Gente a la que la vida ha golpeado -sin que se sepa muy bien exactamente cómo-, y que en consecuencia optaron por buscar su hueco en un lugar marginal de la sociedad. Un personaje bien caracterizado por Arsenal, pero que quizá es a la postre una de sus principales rémoras como narrador; diríase que ese protagonista es siempre el mismo, historia tras historia, -encendiendo cigarrillos, hablando con parsimonia, escéptico a sus propios sentimientos, capaz de reaccionar explosivamente cuando se desata la violencia-, y que en este caso incluso se desdobla en los dos personajes centrales de la trama.

   Cigal Fastul -ah, esos nombres arsenalianos...- es responsable de controlar a los visitantes exteriores del apartado planeta Ercunda. Cosmos A Moa es un terrestre que llega al lugar con la misión de capturar a una suerte de terrorista, Gruu Muna, capaz de anticipar el curso de los acontecimientos; no los predice exactamente, sino que gracias a un tercer lóbulo cerebral puede determinar la forma de influir con su actuación a favor de que se produzca un cierto suceso. Fastul y A Moa viajan por el planeta en busca del fugitivo, visitan los bares locales, se ven envueltos en una y mil peleas. Y, sobre todo, conocen las costumbres de Ercunda: sus vestimentas, alimentos, extraños usos sociales y estructura política, todo ello descrito con encomiable detalle. Además, Fastul vivirá una también muy arsenaliana relación con una mujer clonada, Bilgrum, que termina como cabía esperar en una historia de su autor.

   La novela no es redonda. Algunos de los sucesos narrados dan la sensación de haber sido añadidos con el fin de conseguir una determinada extensión, y como ya comentaba, la voz de sus personajes resulta demasiado unívoca. Pero es que, por otra parte, es cierto que Arsenal tiene una voz, algo que supone un primer paso a la hora de considerar a un autor. Cualquiera de las páginas de La noche roja puede ser abierta al azar, y resulta perfectamente reconocible en tono, textura, lenguaje...

   Arsenal cierra su primera obra de cf de extensión mayor dejando un muy grato sabor de boca. Ojalá en su trayectoria encuentre el tiempo, y las ganas, para volver a hacernos una visita nutrida de páginas. En particular, porque el space opera nacional le necesita como ejemplo, para no adocenarse en fórmulas infantiloides.

 

@ 2003 Julián Díez
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2003-08-21 13:35   dawnfiver
Intentaré explicarme mejor, porque creo que todo se reduce a un malentendido y no vamos a enfrascarnos en una polémica baldía por algo así, máxime cuando -como decía Francisco Umbral- estamos aquí para hablar del libro y no sobre detalles irrelevantes de un comentario personal. Veamos:

El libro contiene numerosos erratas y reiteraciones que una revisión formal debiera pulir, y eso no son gustos personales: construcciones del estilo "esta última" y "en seguida".
-Ejemplos de erratas: lOs comunicaciones (pag. 45); ese terrestre no quierA nada (pag. 49); ahora la sorprendida ella (pag. 51); me va a lleGar su tiempo (pag. 73); tiene sus hábitos, sus preferencia (pag. 105); culpa de vuestra intrigas (pag. 114); en uno otro sentido (pag. 119); yo he enseñado demasiados exteriores (pag. 148, falta "a")…
-Ejemplos de excesiva reiteración: ésta última, en seguida, Panac la luna de Ercunda, hopalanda… Veáse p.e. la pag. 130: dos veces "en seguida" y dos "hopalanda" en una página de poco más de 250 palabras.
-Ejemplos de construcciones digamos que "extrañas", para no sentar mayor polémica: esto puede ser dar un giro (pag. 111); Fastul se encendió un cigarrillo (pag. 114); ya suele ser problema bastante (pag. 118); se le llevó a un aparte (pag. 135); si es que ya no lo estaba lo bastante (pag. 138); echaron calle adelante (pag. 145); seguían tocados (en el sentido de portaban tocados, pag. 148); éste quizás aún respiraba (pag. 151)

Osea, el texto contiene erratas (que ahora cito), reiteraciones (cité dos en su día y, sí, el orden en que enuncié los factores sí altera el resultado final: son reiteraciones, no erratas) y construcciones "extrañas" que, en mi opinión, podrían ser sustituidas por una opnción mejor; en un borrador esto carece de importancia, pues importan otras cosas más relevantes, pero en la obra (literaria) definitiva me parecen imperdonables y cansan (al menos al menda). En fin, no puede decirse que esta rápida relectura haya sido un placer…

Por lo demás, en cuanto a "envainármela" no tengo más remedio que reconocer mi error en cuanto al tono que empleé en mi anterior correo (no así en cuanto al contenido); me enfadé con un comentario creo que manifiestamente mejorable al m enos en cuanto a tono empleado y me temo que escribí en caliente. Insisto, celebro la llegada de esta nueva colección, considero a Arsenal uno de los mejores estilistas del fantástico, pero esta novela corta me sigue pareciendo más que floja, mala. Y por mi parte doy por zanjado este asunto.
2003-07-29 20:26   5995
Me parece que te sales fuera del tiesto.
Capitán Sudzal se limita a señalar que dos de los errores que pones como ejemplo para demostrar la poca calidad de la novela son, sencillamente, erróneos.
Entre los muchos defectos que señalas no has puesto más que esos dos cuestionables ejemplos.
No hay nada más, reconoce tu error, que es de sabios, envainatela, y deja de clamar por superegos y totens intocables que se alían contra tus opiniones.
2003-07-17 15:03   dawnfiver
Pues vaya con los "críticos" de los "críticos". Ni pretendo serlo en este caso ni me parece de recibo el comentario de Capitan Sudzal; y menos cuando no sólo no ha leído el libro en cuestión sino que entra a pontificar como un elefante en una cacharrería, sin ni siquiera molestarse a leer correctamente un comentario ajeno.

Cuando digo que:"El libro contiene numerosos erratas y reiteraciones que una revisión formal debiera pulir y eso no son gustos personales: construcciones del estilo y ", NO QUIERO DECIR QUE ESTAS ULTIMAS SEAN ERRONEAS, SINO QUE SE REPITEN EN EXCESO (bueno, si hasta tres ocurrencias en una misma página de un libro chiquitín no le parece excesivo y de una gran pobreza de lenguaje mejor me callo). Elaborar un listado de erratas y construcciones erróneas (que son cosas diferentes, sr. CapitanSudzal) sería prolijo y bastante aburrido.

Ni me mueve "cierto malquerer contra la novela en cuestión" ni es "simplemente menos nivel cultural de lo que él cree tener" y, por favor, tratad esto como lo que es: un comentario personal, creo que razonado. Por lo que referencias a la prudencia creo que debiera aplicárselas mejor el señor CapitanSudzal a sí mismo.

Si fuera malpensado, tanto ataque a un mero comentario me induciría a pensar en la existencia de ciertos totems intocables y algunos superegos en juego. Como no lo soy, simplemente digo que no me ha gustado la novela y me parece un libro literariamente muy pobre: un voto menos en un mundo de 6.000.000.000 de personas.
2003-07-07 15:27   CapitanSudzal
Este comentario es de corte general, puesto que no he tenido el placer de leer la novela que aquí se critica. Sólo quisiera hacer notar que algunos "críticos" como Dawnfiver debieran informarse y tener mayor prudencia antes de hacer apreciaciones sobre el idioma.

Ni "esta última" ni "en seguida" son construcciones erróneas, dado que en el primer caso hace ya tiempo que la Real Academia Española eliminó la obligatoriedad de ciertos acentos.

En el segundo caso, en seguida es una construcción tan correcta y aceptada como enseguida, aunque menos empleada. Ignoro si a Dawnfiver le mueve cierto malquerer contra la novela en cuestión o es simplemente menos nivel cultural de lo que él cree tener.

En cualquier caso, no parece muy edificante gente que echa en cara a escritores errores que no existen y debiera tener más prudencia para el futuro.
2003-06-24 15:36   Nacho
Coincido con dawnfiver. El texto adolece de una corrección de estilo con abundantes reiteraciones como las que cita y otras en plan "él se estaba intentando formarse", que no impiden su lectura pero que están muy lejos del resultado que le hemos leído otras veces a Arsenal. Por otro lado la trama de la novela es una mezcla de "El agente exterior" y "En las fraguas marcianas", que no aporta nada al lector de su colección de relatos "Besos de alacrán".

De ahí que piense que "La noche roja" es un libro recomendable sólo para los que quieran conocer quién es León Arsenal (que serán la mayoría) y no puedan hacerse con esta colección.
2003-06-24 09:57   dawnfiver
NocheEterna, revisa mi comentario y comprobarás que mi comentario no es malintencionado en absoluto, sino que simplemente refleja perplejidad. Aunque el estilo sea de Arsenal, las formas no lo parecen, eso es todo lo que digo. Pero si esta novela supone la vuelta de Arsenal a la cf, lo celebraremos todos y yo el primero.

El libro contiene numerosos erratas y reiteraciones que una revisión formal debiera pulir, y eso no son gustos personales: construcciones del estilo "esta última" y "en seguida", el protagonista se pasa la novela entrando en garitos (donde indefectiblemente describe el número de parroquianos según la hora, ubicación en barrio terrano o no, bebida a tomar) y despidiéndose de otros en la calle. Por citar sólo las más evidentes. De ahí lo de texto descuidado. No obstante, y esto sí que es opinión propia, la revisión no elevaría el nivel literario a la altura de Las fraguas marcianas ni de lejos, otro de mis desacuerdos con el comentario de Julián.
2003-06-21 00:13   Starhawk
A mí me ha gustado muchísimo. Creo que esta novela es bastante deudora del cine y la literatura negros, en cuanto a los personajes, la trama y algunos elementos ambientales.

Sólo no me ha gustado el final, que es poco redondo, y algo apresurado... quizás eso de la sensación de no ser una gran novela, pero desde luego para mi gusto y aparte de este defecto es fantástica, he disfrutado muchísimo y me parece de una gran calidad.
2003-06-20 23:11   NocheEterna
Decir de un autor que cuida el lenguaje y las formulas literarias como pocos que es descuidado me parece malintencionado. Puede gustarte la novela o no, eso es muy respetable, pero de lo que nadie puede dudar es que Arsenal cuida tanto o mejor que nadie las descripciones, el vocabulario y la ambientacion, por ejemplo, mas bien "retrata". En fin, para gustos los colores.
En mi opinion es una muy nueva novela de cf que recomiendo, de uno de los pocos autores que dominan el genero en este pais.
Y estoy de acuerdo con Julian Diez, se reconoce el estilo propio del autor en cada pagina. Y vuelvo a coincidir: a ver si se anima y vuelve a escribir cf
2003-06-20 13:43   dawnfiver
Lo siento, no puedo estár más en desacuerdo. La novela me ha parecido muy pobre literariamente y, sobre todo, descuidada. Algo muy extraño en uno de los mejores estilistas del fantástico, que me hace pensar (quizá erroneamente) que sea un borrador olvidado en un cajón que alguien ha rescatado sin la oportuna revisión.
Sólo se salva esa ambientación tan deudora de Vance (hasta los propios nativos usan máscaras faciales) y su brevedad, porque lo que se nos intenta vender es ni más ni menos que un bolsilibro.
Muchísimo mejores las otras dos entregas de la colección Gotas, dos excelentes novelas cortas que todo aficionado debiera disfrutar.