<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Mago: Aprendiz
de Raymond E. Feist

Esta crítica ha sido leída 7342 veces




Mago: Aprendiz,
de Raymond E. Feist

Título original:
Magician

(1.982)

Portada:
Don Maitz

Traducción:
Antonio Calvario

Editorial:
La Factoría
(2.003)


El libro en cyberdark.net

Libro disponible en la tienda de cyberdark.net Libro disponible
en la tienda de
cyberdark.net



Raymond E. Feist

Libros en cyberdark.net


 

 

María Jesús Sánchez (Starhawk), Abril 2.004

   Cuando me tocó este libro para reseñar y vi el título y la portada pensé: ¡Oh no, por dios. Otra dragonada! Así que me armé de paciencia, lo abrí y comencé a leer.

   Primera sorpresa; no está mal escrito. Increíble. En ese momento recordé algo de lo que había oído hablar sobre Feist. Que si sucesor natural de Tolkien (creo que se insiste en ello en la contraportada), que si una de las principales estrellas de la fantasía épica,... No voy a entrar en las cualidades como escritor de Tolkien, cosa que seguramente nos metería en problemas. Pero aquello que estaba leyendo, si estaba segura de algo, era que no era ni remotamente cercano al estilo de Tolkien.

   ¿Por qué motivo? Sencillo. Tolkien es una relectura moderna de la literatura épica, con la que comparte una prosa melodiosa, de ritmos de sonido medieval y estructuras narrativas simples, compatibles con la poesía y con personajes que, a pesar de su naturaleza humana, muestran antes o después una fisonomía gloriosa y heroica. Al igual que ocurre con la materia de Bretaña, amamos a Frodo o a la dama Galadriel porque apelan a lo que de mejor hay en nosotros. Odiamos la maldad de Sauron porque nos recuerda la que a veces encontramos en nosotros mismos. Podemos imaginar seres monstruosos o malvados en este entorno, y bellos y bondadosos, incluso débiles en su lucha frente al mal. Pero no podemos imaginarlos estúpidos, superficiales o anodinos.

   ¿Qué comparte Feist con Tolkien? Básicamente un vocabulario. En el libro de Feist podemos encontrar elfos, orcos y enanos exactamente igual que en El Señor de los Anillos. Pero sin duda, Feist los somete a una reinterpretación intensiva, como ya hemos visto que hace Sapkowski. Sólo que el polaco lo hace en clave de folklore centroeuropeo, mientras que Feist pasa a sus personajes y su trama por el tamiz de la Historia con mayúsculas. Así que aquí nos encontramos con un fondo de ambientación que, cambiando nombres, podría perfectamente encajar en un libro de Historia... incluidas la ambición y estupidez humanas en grado sumo.

   Cuando leí Juego de tronos, me sorprendió que fuera un libro intrínsecamente original, que no hubiera leído antes nada parecido. Algunos comentaristas lo entroncan directamente con Shakespeare en algunos motivos narrativos que introduce. Pero entre Shakespeare y Martin, sin duda, está Feist, de quien este último toma algunos otros. Como en el caso del personaje del rey, al que encontramos en situación bastante parecida y con un esbozo, a grandes rasgos, similar. De hecho, parte del éxito de Martin se encuentra en que, aunque hay suficientes elementos fantásticos en la trama, en lo básico muestra un diseño que tiene más puntos en contacto con la historia de la guerra de las Dos Rosas que con la épica. Con Feist pasa exactamente igual, aunque tendríamos que irnos hacia las invasiones mogolas, por esa visión de choque de culturas que muestra entre un Occidente feudal (Midkemia) y los invasores, con una estructura en clanes y un aspecto, tanto estético como cultural, cercano a la Horda de Oro. En Martin, el uso de la estética y la cultura mogola queda en lugar secundario, donde aparece en virtud del matrimonio de Daenerys.

   Pero quizá sea el momento de entrar en una pequeña presentación de Midkemia y el argumento de Mago: Aprendiz. Antes de nada, recordar que, de acuerdo a lo que nos tiene acostumbrados la Factoría, es la primera parte de un libro que se publicó íntegro en 1982 con el título de Magician y que fue revisado y alargado en 1991 en una nueva edición, donde el autor integró trozos que se vio obligado a amputar del texto original por su gran extensión. En este caso tenemos sólo la primera parte que consta de 379 páginas. Si la otra parte tiene el mismo número de páginas estamos hablando de un texto que debe andar en torno a las ochocientas páginas. Menos mal que el corte se produce en un momento en que se rebaja la tensión narrativa, de modo que aunque resulta molesto ver interrumpida la lectura, al menos no se hace necesario mentar los antepasados del editor.

   ¿Qué es Midkemia? Respecto a su génesis, el propio Feist aclara cuánto debe a Tolkien. Aunque es un mundo tolkieniano "adulterado", en el sentido de que Midkemia, "es un mundo lúdico, es decir, un mundo creado por mis amigos de la universidad para ambientar nuestra variante personal de Dungeons & Dragons", como relata en La Tierra Media. Reflexiones y comentarios (1), donde se encarga de uno de los capítulos. Al examinar el mapa y los pueblos que lo habitan, no pude sacarme de la cabeza el escenario del cercano oriente, donde el lejano oriente se hubiera desplazado misteriosamente al sur. En un texto que aparece al final de libro podéis encontrar la fuente de inspiración de Feist en culturas históricas no coetáneas entre sí, como podrían ser los Bas-Tyra en Francia, los Rodez en España y los Pure Bloods en la cultura egipcia. Este entramado de pueblos tan diferenciados y alejados física e incluso cronológicamente, en situación de enfrentamiento, prácticamente sólo lo podemos encontrar en algunos momentos históricos en esta zona de Asia.

   El argumento es, aparentemente, sencillo. El reino de las Islas se ve afectado en sus bordes orientales por la aparición de unos guerreros misteriosos, de aspecto oriental (ropaje chino-japonés, estructura política más similar a las hordas mogolas) que parecen estar levantando mapas de la zona en secreto. Detectados por el conde de Crydee, especie de marca occidental, se pone en contacto con los elfos, alertados también de esta extraña y silenciosa invasión. Una vez confirmado, deciden ponerse en camino para avisar al rey, aunque casi no llegan a tiempo porque la invasión ocurre apenas los enviados llegan a la corte, ayudados por los enanos. Entre ellos se encuentra el propio conde de Crydee, su hijo Arutha, el mago Kulgan y su aprendiz Pug, además de Tomás, guerrero y amigo de Pug. Desgraciadamente en vez de conseguir la ayuda que pretendían, encuentran la corte sacudida por intrigas palaciegas y facciones nobiliarias enfrentadas que amenazan la dinastía y la misma integridad del reino. Al final del libro queda claro cuál es la procedencia de estos guerreros misteriosos, con lo que es de esperar que en la segunda parte veamos el modo en que son rechazados y vencidos.

   En términos generales podríamos pensar que esto es simplemente una historia de fantasía épica más, con poca diferencia respecto a otras, cosa que ni mucho menos es así, aunque sólo fuera por su corrección, originalidad y perfecta ejecución. Aparte de esto la diferencia más importante estriba en que estamos leyendo ahora algo que se escribió hace veinte años; algo que por razones misteriosas no nos llegó entonces, aunque fueron traducidas obras de categoría mucho menor. Y que si nos hubiera llegado en aquellos momentos, quizá Canción de hielo y fuego no nos parecería hoy tan rompedora.

   Mago es una obra muy bien escrita, magníficamente estructurada, con personajes cuya evolución nos deleitará, con escenarios bélicos muy interesantes que nos dejarán con ganas de mucho más y situaciones políticas cuya tensión podremos sentir en los huesos. La magia que aparece en este libro es algo perturbador, cuya naturaleza casi no se conoce y que irá teniendo mayor peso conforme avanza el argumento. Será imposible olvidar al príncipe Arutha, su valentía y su heroísmo; a Pug, apenas un adolescente, que crece entre los duros avatares de la guerra y el miedo; a la princesa Carline; y, cómo no, para los admiradores de lo oriental, esos misteriosos guerreros de otro mundo, con sus extraños códigos de conducta y comportamientos militares más extraños aún.

   ¿Qué la diferencia de Canción de hielo y fuego? Que su estructura es mucho menos acelerada y hay muchos menos giros argumentales. En definitiva, es mucho más lógica y menos fantasiosa. Es lo que podríamos llamar una novela de fantasía clásica, frente al aspecto más de folletín que tiene la saga de Martin.

   Cuando terminé de leerla, pensé: "qué diferentes habrían sido las cosas para mí como aficionada si hubiera conocido esta novela en su momento". Tengo que confesar que durante mucho tiempo eché de menos una obra como ésta y encontraba extraño que no la hubiera habido. La fantasía parecía coja de obras de esta calidad y de este estilo. Mira por donde no era que no las hubiera, sino que no habíamos podido disfrutarlas... Realmente tengo grandes esperanzas en el segundo tomo, que estoy deseando leer.

   Si os gusta la fantasía clásica, sólida y bien escrita, y sumergiros en un libro para dejaros llevar, os gustará. Espero que personajes como los que he mencionado antes lleguen a vuestro corazón de aficionados como han llegado al mío y que esperéis con tanta impaciencia como yo la segunda "parte".


(1) La Tierra Media. Reflexiones y comentarios es un libro publicado hace un año por Minotauro que recoge ensayos escritos por autores de literatura fantástica como Ursula K. Le Guin, Terry Pratchett o Harry Turtledove, acerca de cómo les influenció en su momento la lectura del libro de Tolkien.
http://www.cyberdark.net/ver.php3?cod=5319

 

© 2.004 María Jesús Sánchez (Starhawk) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-06-09 17:32   fatty
Despues de ver la portada y de que me dijeran que estaba ante el genuino sucesor de Tolkien, no tenia ni la mas minima intencion de comprarlo.Leo tu excelente critica,se me ponen los dientes largos,y,bueno,a por el.
2004-05-08 20:02   nimraithkar
Que buen artículo. Yo leí el libro hace ya algunos años y me gustó mucho, aunque como nunca consegui la segunda parte al final hasta había olvidado la historia, así que habrá que re leerlo, pero no hasta que tenga en la mano la segunda parte que ya me quede en ascuas una vez y no quiero hacerlo de nuevo.
2004-05-03 20:29   erekose
Lo tengo apuntado en "pendiente de lectura" junto a otros tropecientos, ahora con la critica que haces me pones los dientes largos.
Aprovecharé la reciente aparición de la continuación de Mago: Áprendíz, para subirlo en el orden de preferencias.

La sola mención de cierto parecido con Canción de Hielo y Fuego ya me parece un buen aval.
2004-05-03 11:14   db105
Vaya. Ésta era una de las sagas "clásicas" de fantasía que no habían aparecido en español hasta ahora, y compré el primer tomo para ver qué tal estaba (aunque aún no he tenido tiempo a leerlo). Tras esta crítica tan positiva, creo que no me equivoqué al comprarla. Ya estoy deseando empezar a leerla.
2004-05-02 13:12   Arion Tor
Felicitaciones Starhawk!Excelente artículo!Despues de semejante critica solo queda ir a comprarlo!!

[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
39.95 37.95



Nick y el GlimmungNick y el Glimmung
14.96 14.21