<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

El Viaje del Anillo
de Eduardo Segura

Esta crítica ha sido leída 6547 veces




El Viaje del Anillo,
de Eduardo Segura

Editorial:
Minotauro
(2.004)


El libro en cyberdark.net



Eduardo Segura

Libros en cyberdark.net


 

 

Ivan Fernandez (Cebra), Mayo 2.004

   El caso de Eduardo Segura recuerda mucho, salvando las distancias, a la historia de Robert Foster que conté en la reseña de su libro Guía de la Tierra Media. Ambos son fans irredentos de Tolkien y a ambos dicha condición, en cierta forma, les cambió la vida.

   Segura (Oviedo 1967) fue una de tantos adolescentes que a principios de los 80 cayó bajo el embrujo del maestro de Oxford. Yo mismo fui otro, para qué vamos a ocultarlo, y me temo que ésta no fue una situación muy rara entre la gente de nuestra generación. En cualquier caso, semejante pasión no parecía tener mayor importancia. Me imagino que todo el mundo, incluido él mismo, lo vería como algo transitorio o un hobby más.

   Así Segura realizó sus estudios en Historia Moderna (una temática no muy tolkieniana) y se planteó hacer el doctorado. Y aquí es cuando su viejo vicio resurgió con fuerza y le empujó a dar un giro radical a su carrera. De la Historia pasó a la Filología y se decidió a escribir una Tesis Doctoral que versase sobre, ahí es nada, Tolkien. Dada la animadversión que, en general, el mundo académico español siente por el fantástico, la idea se me antoja poco menos que heroica. Y, sin embargo, Segura triunfó. Encontró a alguien que le dirigiese su trabajo (José Miguel Odero) y acabó presentando su Tesis en el 2001 en la Universidad de Navarra. Tesis que contaba, inevitablemente, con el rimbombante título de Análisis narratológico de El Señor de los Anillos. Introducción a la poética de J. R. R. Tolkien.

   En el proceso de elaboración de semejante obra, Segura conoció a Christopher Tolkien y a T. A. Shippey (del que tradujo su El camino a la Tierra Media). Posteriormente escribiría una lúcida biografía del maestro (J. R. R. Tolkien El mago de las palabras) y una antología de ensayos sobre su vida y obra (Tolkien o la fuerza del mito). Y, además, durante varios años, fue uno de los asesores del proyecto cinematográfico de Peter Jackson. Actualmente es profesor de Humanidades en la Universidad Católica San Antonio de Murcia (y de todos es sabido que sin un título de doctor es bastante difícil ser docente universitario) y, visto su curriculum, podemos decir que es el principal experto en Tolkien de nuestro país. Así pues, otro ejemplo de como un libro puede cambiar la vida de alguien.

   Y todo empezó con una Tesis Doctoral; Tesis que la editorial Minotauro ha decidido publicar (revisada, eso sí) y que es el libro del que ahora toca hablar.

   Lo primero de todo, es un libro muy interesante. Riguroso, certero y muy original. Lo segundo, es un libro extremadamente complicado, árido y que, me temo, no esté al alcance de todos. A pesar de la revisión se sigue notando demasiado el origen de la obra y creo que cualquiera que haya pasado por el mundo universitario sabe que una Tesis no es precisamente un ejercicio de amenidad.

   La idea original de Segura fue estudiar narratológicamente a Tolkien. Y alguno me dirá ¿Y eso qué es? Fácil. A Segura le interesa conocer cuales son las técnicas que utiliza Tolkien a la hora de elaborar sus libros. Por así decirlo, su estudio disecciona minuciosamente toda la estructura narrativa del libro. Para entenderlo mejor sólo hay que mirar las cuatro partes en que se divide su obra: la génesis literaria, la voz narrativa, el tiempo narrativo y el modo narrativo. Por tanto, aquí no vamos a encontrarnos ni una biografía del autor (al estilo de la de Carpenter), ni un estudio de las influencias en Tolkien (como en El camino a la Tierra Media de Shippey), ni una lectura católica de su obra (como hace Pierce), ni una comparativa con otros autores de su época (como en Tolkien, autor del siglo también de Shippey).

   Evidentemente, la decisión de Segura convierte al libro en algo mucho más denso y aburrido que todos los títulos que acabo de mencionar. Más aún si tenemos en cuenta que el investigador español decidió utilizar, como principal herramienta de análisis, el estructuralismo francés. Os puedo asegurar que los libros escritos bajo semejante premisa son cualquier cosa menos fáciles y digeribles.

   Así pues, un libro que no sé muy bien si recomendar. Desde luego no es nada adecuado para gente joven o que guste poco de los ensayos densos y complicados. Pero también estoy convencido que aquellos valientes que decidan afrontar esta lectura, mantengan los ojos bien abiertos y la atención al cien por cien, volverán un poco mas sabios después de este viaje. Muy a menudo, el auténtico conocimiento se consigue más mediante el sufrimiento que gracias a la diversión y el jolgorio.

 

© 2.004 Ivan Fernandez (Cebra) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-06-07 12:45   R.P.B.
No he leído a Tolkien, pero tengo la impresión de que este libro me va a gustar. De hecho, tiene pinta de ser uno de esos libros de los que los tolkiendilis deberían sentirse orgullosos, ya que demuestra que hay bastante que leer entre líneas en la obra de Tolkien; por no decir que puede convencer a los detractores del fantástico de que este género es más serio de lo que creen.
2004-05-28 16:21   yarhel
Pues yo lo he comprado, porque lo encuentro interesante, sobre todo el comprender cómo está construida la obra. Además, cebra ya sabe que soy más raro que un perro verde y tengo una cierta tendencia a hacer justo lo contrario a lo que sugiere ;)
2004-05-28 00:29   GALAHAD
Tenía ganas de buscarlo pero el consejo viene de perilla.
Tratare de buscar fragmentos por ahí.
2004-05-25 12:17   ElLobo
Gracias por el aviso porque así me ahorro el sufrimiento, pues me temo que yo leo solamente para mi divertimento y jolgorio... bastante sufrimiento hay en la vida real como para encima buscarlo en los libros.