<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

La paja en el ojo de Dios y El tercer brazo
de Larry Niven y Jerry Pournelle

Esta crítica ha sido leída 12759 veces




La paja en el
ojo de Dios,

de Larry Niven y Jerry Pournelle

Título original:
The mote
in God's Eye

(1974)

Portada:
Opalworks

Traducción:
José Mª
Álvarez Flórez

Editorial:
Minotauro
(2003)


El libro en cyberdark.net

Libro disponible en la tienda de cyberdark.net Libro disponible
en la tienda de
cyberdark.net


 




El tercer brazo,
de Larry Niven y Jerry Pournelle

Título original:
The Gripping Hand

(1993)

Portada:
Opalworks

Traducción:
Elías Sarhan

Editorial:
Minotauro
(2004)


El libro en cyberdark.net

Libro disponible en la tienda de cyberdark.net Libro disponible
en la tienda de
cyberdark.net


 



Larry Niven

Libros en cyberdark.net


Jerry Pournelle

Libros en cyberdark.net


 

 

Javier Vidiella (fjvidiella), Agosto 2004

   Si hay una regla en la creación literaria que se suele cumplir una vez sí y otra también es que las colaboraciones entre autores de primera fila terminan en fiasco. En ciencia ficción tenemos claros ejemplos de ello, siendo quizá el más señero Deus Irae, escrito al alimón nada menos que por Philip K. Dick y Roger Zelazny. El resultado de ese esfuerzo conjunto entre dos genios del género fue, todos lo sabemos, bastante pobre. ¿Qué tienen entonces las colaboraciones entre Larry Niven y Jerry Pournelle para que, en términos generales y salvo algunas excepciones, hayan dado frutos apreciables y, como en el caso que nos ocupa, hasta obras maestras de la ciencia ficción?

   Creo que la respuesta está en que no se cumple uno de los términos de la premisa de partida: en este equipo, sólo uno de los autores es de primera fila. Jerry Pournelle no pasa de ser un modesto artesano de los que abundan en el género y que, si entra en la historia de la ciencia ficción, lo hará de la mano de Niven, nunca sólo. Este último, por su parte, ha escrito él solito cosas como Mundo anillo. Al palmarés de uno y otro me remito para confirmar lo que estoy diciendo. Con La paja en el ojo de Dios la colaboración entre ambos alcanzó su punto culminante. Es de esos libros que tienen puesto fijo en las listas de los mejores de todos los tiempos. Y con razón.

   Toda la historia gira en torno al primer contacto entre una humanidad que ya hace tiempo dio el salto a las estrellas como único método para salvarse de la destrucción inexorable a la que le arrastraba la superpoblación, y los pajeños, la primera raza alienígena inteligente con la que el ser humano se tropieza en su caminar entre las estrellas. Es imposible entrar a comentar el argumento sin destripar el eje fundamental sobre el que se desarrolla la trama, que no es otro que el misterio que envuelve a estos últimos. Baste con decir que no son lo que parecen. Lo que sí son es una de las razas alienígenas más fascinantes que ha dado la ciencia ficción.

   Niven y Pournelle utilizan muy pocos elementos básicos en la construcción de su historia: la tecnología del salto en el espacio y el campo protector que poseen los humanos, que quieren evitar a toda costa que caiga en manos pajeñas; el encuentro con los pajeños; el desvelamiento progresivo de su secreto; y pare usted de contar.

   Pero todo en La paja en el ojo de Dios está tratado con indudable maestría. Primero, el escenario: el planeta de los pajeños gira en torno a una estrella tipo Sol que, a su vez, es la compañera de una gigante roja que está embebida en el Saco de Carbón, una gran mancha negra en el firmamento, fácilmente observable por los habitantes del hemisferio sur terrestre. El Saco de Carbón, visto desde el mundo humano más próximo, tiene la forma de un busto gigantesco. La gigante roja parece un ojo en el rostro de ese busto y la pequeña estrella amarilla es precisamente la paja en el ojo de Dios. Alrededor de esa figura celeste ha surgido una religión entre los humanos. Sin embargo, el impacto que sobre esas creencias pudiera tener el que se encuentre vida inteligente en el ojo de Dios no está suficientemente tratado en la novela. Los autores prefirieron obviar este tema más, digamos, filosófico, para centrarse en la aventura pura y dura.

   Segundo, el misterio de los pajeños: los autores van desvelándolo lentamente, en un "crescendo" que acaba atrapando al lector sin remedio, intrigado por cómo acabará todo. Si la novela pierde fuelle en algún momento es precisamente al final de la tercera parte cuando, tras la odisea de varios guardiamarinas del crucero MacArthur en el planeta pajeño, el lector ya tiene todas las claves del misterio de los alienígenas y, sin embargo, los protagonistas están todavía en ascuas, dando vueltas en círculo sin llegar a ningún sitio.

   Tercero y fundamental: cómo se resuelve ese misterio. Como ya he dicho, las características de los pajeños, su sociedad, su sistema de castas, su complicada fisiología y su civilización son el gran hallazgo de esta novela. Pocas veces en la historia de la ciencia ficción se ha creado una raza alienígena tan creíble. Son inhumanos de verdad, no simples hombrecillos verdes. Alienígenas en todo el significado del término. Tan incomprensibles para el ser humano como el ser humano lo es para ellos.

   En el lado negativo del balance podemos incluir el trazado de los personajes principales, bastante planitos y estereotipados, y un cierto tufillo militarista, aristocrático, imperialista y anticientífico muy del gusto de cierto sector de la ciencia ficción norteamericana. Los militares suelen estar siempre en posesión de la razón y los científicos son unos individuos sumamente molestos y excéntricos que no hacen más que meter la pata a lo largo de toda la novela e incordiar a los militares en el desempeño de su rol como salvadores de la humanidad. Muy reveladora a este respecto es la cita de contraportada: "Posiblemente, la mejor novela de ciencia ficción que he leído" (Robert A. Heinlein). Después de Tropas del espacio, habría que añadir. Pero todo es perdonable si en tus manos tienes una joya irrepetible de la literatura de ideas. Y eso es lo que es, a fin de cuentas, La paja en el ojo de Dios.

   Sin embargo, si comenzábamos esta reseña con una máxima que La paja en el ojo de Dios no cumplía, su continuación, El tercer brazo, por desgracia, sí cumple otra: "nunca segundas partes fueron buenas".

   Treinta años han transcurrido desde los hechos que se narraron en La paja en el ojo de Dios. La situación de equilibrio inestable en la que quedó la relación entre humanos y pajeños peligra. Es necesario volver al sistema de La Paja e intentar frenar la salida de los pajeños al espacio controlado por los humanos. De lo contrario, toda la vida humana puede verse abocada a la extinción.

   Niven y Pournelle retoman personajes de la novela anterior, introducen otros nuevos y menos interesantes, los meten a todos en una nave espacial y se embarcan en una odisea sin sentido que se arrastra cansina a lo largo de más de cuatrocientas páginas de soberano aburrimiento. La baza fundamental de la primera parte, el misterio pajeño, ya no existe. Ante esta situación, los autores podrían haber optado por seguir desarrollando la fascinante civilización alienígena que habían creado, de la que todavía quedaba mucho por desvelar o bien, eligiendo el camino fácil, hacer lo que han hecho: nada.

   Toda la novela es un constante ir y venir entre facciones pajeñas que al lector le parecen iguales, un galimatías de nombres, tribus y especímenes pajeños entre los que acabas perdido, deseando que la trama llegue a su fin, tenga este sentido o no. Porque lo que cuentan no interesa en ningún momento y lo alargan innecesariamente. Podrían haberlo contado todo en menos de cien páginas y la historia no hubiera perdido calidad; hubiera seguido siendo igual de mala.

   Si es usted uno de los lectores que ha disfrutado con la primera parte, le recomiendo encarecidamente que no se acerque a la segunda. No sólo no aporta nada a una historia que nació redonda, sino que duele ver cómo los autores han desaprovechado esos mimbres de partida para construir semejante engendro. Si se le pone el libro a tiro, mire hacia otro lado y finja que no lo ha visto. Me lo agradecerá.

 

© 2004 Javier Vidiella (fjvidiella) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-09-09 09:57   Santus
A mi el primero me paerce muy bueno, principalmente por la perfecta y creible descripción de la civilización pajeña, que es al mismo tiempo que totalmente diferente e innovadora perfectamente coherente.
El segundo es francamente prescindible.
2004-09-02 15:24   Marcosweb
la forma de comportarse del ejercito y el gobierno no es solo correcta, sino obvia y predecible, tal y como lo seria en el mundo real.


primero creo necesario recordar que no existe una postura logica en la violencia militar y segundo de que el creer que este tipo de postura es la real a nuestro tiempo.... uf, que pobreza de mundo tenemos...

el libro es interesante, (a pesar de su postura bastante fascistiode) asi y todo tiene toques de genialidad, Edie el loco es uno de ellos...
2004-09-02 09:42   Logrederedey
A mí La paja sí que me mereció una calificación muy alta. Lástima que yo no estaba avisado y me leí El tercer brazo y el buen sabor que me había dejado la primera me lo matiza el pésimo sabor de la segunda, que no es más que una aventurilla sin ninguna gracia.
2004-08-30 14:46   Folken
Es necesario volver al sistema de La Paja e intentar frenar la salida de los pajeños al espacio controlado por los humanos.


¿Esto no es un spoiler increiblemente grande?

De todas formas interesante critica, aunque discrepo en un par de puntos... coincido con lo mencionado un poco mas abajo de que considerar La Paja una obra maestra me parece exagerado, aunque no por ello es un mal libro. Muy entretenido y con ciertos aspectos originales que lo hacen muy recomendable.

Por otra parte, tampoco veo esa necesidad aleccionadora de poner como punto negativo el ambiente militarista. Tal y como esta planteado el universo de La Paja, la forma de comportarse del ejercito y el gobierno no es solo correcta, sino obvia y predecible, tal y como lo seria en el mundo real.

Mas aun, transcurriendo practicamente la totalidad del libro en un navio militar, creo que las reacciones y comportamientos de los personajes estan muy bien retratadas... pese a ser, como tu mismo mencionas, bastante planos :( son personajes correctos pero poco profundos.

Lo que si voy a agradecerte es la critica de la continuacion, porque aun estaba dudando si leermela o no... las segundas partes nunca me han tirado mucho y creo que el primer libro tiene el final que merece y no necesita una continuacion. Un libro menos en la lista de "pendientes de compra" ;)

Un saludo!
2004-08-30 03:50   GarryLanier
Lo se de primera mano , la primera parte (que poseo) me parecio sublime, la segunda...¡dios mio!, ¡el horror!
2004-08-30 01:12   Irkutsk
Creo que es un poco exagerado considerar una obra maestra a "La paja...". Aunque aparte de eso me parece una crítica muy acertada. Sin duda lo mejor es la civilización pajeña.
2004-08-30 00:58   cloudXXI
Esta novela tiene su gracia y es divertida, pero de ahí a obra maesta,...ufff