<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

El hechicero de la Montaña de Fuego y
La ciudad de los ladrones
FIGHTING FANTASY
de Ian Livingstone / Steve Jackson

Esta crítica ha sido leída 10814 veces




El hechicero de la Montaña de Fuego,
de Ian Livingstone y Steve Jackson

Título original:
The Warlock of the Firetop Mountain

(1982)

Portada:
Martin McKenna

Traducción:
María Pilar Martínez Caviró

Editorial:
Timun Mas

Libro Aventura Fighting Fantasy
nº 1
(2003)


El libro en cyberdark.net





La ciudad de los ladrones,
de Ian Livingstone

Título original:
City of Thieves

(1983)

Portada:
Martin McKenna

Traducción:
Mª Pilar Martínez Caviró

Editorial:
Timun Mas

Libro Aventura Fighting Fantasy
nº 2
(2004)


El libro en cyberdark.net


 


Ian Livingstone

Libros en cyberdark.net



Steve Jackson

Libros en cyberdark.net


 

 

Roger Estapé i Pons (^Utgard^), Septiembre 2004

   Como se suele decir, todo vuelve, y ahora les ha tocado a los librojuegos. Los chicos de Timun Mas están rescatando del olvido las series que en su día fueron publicadas por Altea, Fighting Fantasy y Lobo solitario. Bajo el título de "Libro Aventura" encontramos estas dos series clásicas que tanto gustaron en los años 80, una buena oportunidad para que los aficionados y nostálgicos puedan gozar de ellas con nuevas ilustraciones en un adecuado lavado de cara. Y para los que no tuvimos oportunidad de leerlos suponen una ocasión ideal para iniciarnos en sus fantásticos mundos.

   A estas alturas es muy lógico formularse la siguiente pregunta: ¿Qué es un librojuego? La mejor respuesta la encontramos en el excelente artículo de Xnthos sobre los dos primeros libros de la serie de Lobo solitario.

   Pero centrémonos en Fighting Fantasy. Éste es el título dado a una serie de novelas desarrolladas por Steve Jackson y Ian Livingstone. ¿Cómo nació el proyecto? Ambos tuvieron una idea: crearían una historia en la que el lector llegase a ser el héroe de su propia aventura. Así crearon una pequeña sinopsis bajo el título de "La Búsqueda Mágica" (The Magic Quest). Y en sólo seis meses tenían terminado el trabajo, pero con otro nombre: El hechicero de la Montaña de Fuego (The Warlock of Firetop Mountain). La novela se publicó en agosto de 1982 y fue todo un éxito entre el público (en tres meses se había reeditado tres veces). De inmediato se pusieron a escribir nuevas historias (La ciudadela del caos, de Steve y El bosque tenebroso, de Ian). Había nacido Fighting Fantasy.

El hechicero de la Montaña de Fuego

   Todo está preparado; un lápiz, una goma, el papel que nos permitirá dibujar el mapa y 2D6 (en argot rolero, dos dados de seis caras). Nos disponemos a leer las instrucciones para aprender a jugar a este libro, a este juego... está bien, a este librojuego. Hay que decir que las instrucciones son claras y están bien explicadas, con un par de lecturas y dos o tres combates ya las tendremos por la mano.

   Pero antes de analizar la aventura debo hacer notar el gran error de estos libros: la ficha del jugador. En esta ficha el jugador anotará la característica de su personaje, la lista de su equipo, la progresión de los combates, vida, provisiones,... ¿Qué significa esto? Que constantemente hay que escribir y borrar en ella. Lógicamente el lector no quiere hacerlo en el libro por miedo a dañarlo, así que tendremos que hacer fotocopias y, para ello, nos vemos obligados a abrirlo mucho, ya que la ficha ocupa dos páginas y no se respetan los márgenes, cosa que termina dañándolo igualmente. Pero esto lo solucionó Timun Mas colgando en su página web la ficha en formato PDF (la podéis descargar al final del artículo). De esta manera podemos imprimir tantas como sea necesario.

   Bien, llegados a este punto empezamos nuestra aventura. El libro no tiene un argumento ni mucho menos elaborado (más bien, apenas tiene argumento); somos un aventurero que ha decidido adentrarse en la peligrosa Montaña de Fuego donde se dice vive un poderoso hechicero y, cómo no, queremos hacernos con su tesoro. Pero por alguna extraña razón nos engancha de tal manera que se te hace difícil dejarlo. ¿Qué habrá al girar el recodo? ¿Qué se esconde detrás de esa puerta? ¿Y esos gritos en la cueva? Uy, no sé si abrir el cofre o dejarlo aquí...

   Hay que decir que la dificultad es muy elevada. Si los monstruos no acaban con nosotros lo hará la desesperación del laberinto. Y si, finalmente, logras encontrar el tesoro, reza porque las llaves halladas durante el camino sean las que lo abren. Eso sí, caiga un personaje tras otro, siempre haremos una nueva ficha y empezaremos desde el principio para explorar la inmensidad de esta fantástica montaña.

La ciudad de los ladrones

   Con este libro tenemos la diversión asegurada. Esta vez la acción transcurre en la oscura ciudad de Puerto Arenanegra, una ciudad llena de ladrones, bandidos y asesinos, donde fácilmente podremos caer víctimas de una emboscada o de los más rastreros engaños.

   A diferencia de El hechicero de la Montaña de Fuego la dificultad no es tan elevada y, como se ha dicho, se nos hace mucho más ameno y divertido. Esto se debe, en parte, a que dejamos atrás aquellos laberínticos túneles de la Montaña de Fuego y cambiamos el escenario por uno mucho menos complejo. Pero el verdadero motivo que hace que el lector (o jugador) se lo pase en grande es el cambio de enfoque. Aquí éste se dedica más a utilizar su ingenio que a destrozar monstruos (que también los hay). Se nos ofrecen gran cantidad de objetos mágicos, escondidos por el escenario, que hay que encontrar o conseguir, y las pruebas que hay que superar vienen siempre en función de si se poseen ciertos objetos determinados, cosa que nos recuerda más a una aventura gráfica. Eso si, el final es muy complicado.

   Si la lectura de El hechicero de la Montaña de Fuego es obligada por el hecho de ser todo un clásico, ésta pasa a serlo por la elevada diversión que nos proporciona.


Descargar hoja de personaje (PDF)

 

© 2004 Roger Estapé i Pons (^Utgard^) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-10-02 19:33   Forastero
Estoy de acuerdo. Las portadas nuevas son, por lo general, muy sosas.
2004-09-24 09:56   db105
¿Y qué opináis dé la encuadernación e ilustraciones? A mí me gustaban más los antiguos.
2004-09-23 20:40   Forastero
Pues a mí personalmente se me hace bastante más cuesta arriba "La Ciudad de los Ladrones" que "El Hechicero de la montaña de fuego", y su estructura es también más compleja que la de este último. Ambos gozan de la etiqueta de "clásicos" por igual. Son dos de los libros-juego mejor considerados por los aficionados, y no me extraña pues son muy notables, tanto en ambientación como en argumento. El apartado gráfico también me gusta mucho. Muy buenas las ilustraciones de ambos.

Un saludo, me gusta que alguien arroje luz sobre este tipo de libros.