<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Veniss soterrada
de Jeff Vandermeer

Esta crítica ha sido leída 5946 veces



Veniss soterrada,
de Jeff Vandermeer

Título original:
Veniss Underground

(2003)

Traducción:
Marta García Martínez

Editorial:
La Factoría de Ideas
Solaris Ficción
nº 46
(2004)


El libro en cyberdark.net

Libro disponible en la tienda de cyberdark.net Libro disponible
en la tienda de
cyberdark.net


Jeff Vandermeer

Libros en cyberdark.net


 

 

Leticia Lara (Potato), Enero 2005

   Cuando se escribe una reseña de un libro es importante comenzar con el menor número de prejuicios posibles; tu opinión puede hacer que un posible lector se acerque o no a la obra de la que estés hablando. En este caso he cumplido esta premisa sobradamente. Desconocía tanto al autor como la obra y he permanecido voluntariamente en la ignorancia para dar una visión lo más imparcial posible.

   Lo primero que se observa al poco de abrir Veniss soterrada es, por desgracia, esa tipografía de moda a la que distintas editoriales parecen haberse abonado. Para conseguir aumentar el volumen del libro (y justificar su precio), se puede elevar el tamaño de letra tanto como se desee, de forma que cada página tiene apenas unos treinta renglones, alcanzándose así unas "respetables" aunque "infladas" 250 páginas.

   Si podemos pasarlo por alto nos veremos inmersos en una extraña novela con multitud de referencias de las más diversas procedencias. Porque, si no, ¿cómo se explica este apocalipsis ecológico sazonado con referencias bíblicas o un dantesco descenso al infierno de la ingeniería genética? Jeff Vandermeer hace gala de su cultura e imaginación y no deja pasar la oportunidad de mostrarnos ambas.

   Veniss soterrada se encuentra dividida en tres secciones, como tres son los personajes principales que nos relatan la historia. Nicola, su amante Shadrach y su hermano Nicholas se ven envueltos en una trama de bioingeniería en un futuro desesperanzador. Las Inteligencias Artificiales que una vez gobernaron la Tierra han caído en el colapso. Cada pequeño Distrito es un mundo aparte donde rigen unas reglas propias. La única similitud entre todos ellos son las manipulaciones genéticas, de las que Quin, sobre el que gravita toda la novela, es el maestro indiscutible.

   La narración comienza con Nicholas, autoconsiderado Artista Vivo, por lo que las alteraciones genéticas no deberían tener ningún secreto para él. Sin embargo, no termina de encontrar su musa y quiere recurrir a Quin para que le proporcione un suricato, animal extinto que éste ha conseguido resucitar. Shadrach le puede proporcionar el contacto con Quin, y a cambio ayuda a Nicola, su amor verdadero. Lo que acaba pasando con Nicholas, su gemela Nicola y Shadrach es un vórtice descendente de putrefacción y pérdida de humanidad llevada a sus últimas consecuencias.

    Las intenciones de Nicholas con el suricato no quedan muy claras, siendo éste unos de los puntos débiles de la novela; se dejan excesivos cabos sueltos e inexplicados que desencadenan esa pequeña decepción de los libros que, con material para ser muy buenos, se quedan en menos.

   Lo más destacable del conjunto es la imaginación que despliega Vandermeer en la creación de animales producto de los cambios genéticos de la sociedad. Una auténtica pasarela de los horrores que abarca desde los resucitados suricatos (primates modificados) a las ganeshas, pasando por cerebros sin cuerpo, seres bicéfalos, mapas vivientes, humanos modificados hasta el punto de no retorno... Del mismo modo es remarcable la gran cantidad de referencias bíblicas que aparecen a lo largo de la novela, desde la muerte de Juan el Bautista al viaje al interior de la ballena de Jonás, pasando por la existencia del infierno y el purgatorio.

   Algo que me desagradó de Veniss soterrada, pero que sin duda puede atraer a otros lectores, es el toque casi gore de algunas descripciones especialmente duras. Estamos acostumbrados a la aparición de vísceras sanguinolientas en algunas obras, pero en ésta en particular es raro el capítulo en el que no aparecen descripciones de este tipo (entre otras lindezas, por supuesto).

   Como complemento a la publicación de esta novela corta, La Factoría de las Ideas, incluye una entrevista con el propio autor hablando sobre ella y su obra en general, una bibliografía y una biografía, que sirven como complemento muy adecuado tras la lectura.

   En definitiva, si te gustan las obras de China Miéville o Jeff Noon, no dejes pasar la oportunidad de acercarte a Veniss soterrada. No te defraudará.

 

© 2005 Leticia Lara (Potato) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2005-01-17 10:07   odo
Interesante reseña, creo que me animaré a leer el libro :)
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda



Humor Fantasmal 2Humor Fantasmal 2
16.50 15.68


SiegaSiega
17.00 16.15

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
35.00 33.25