<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Los jinetes de la muerte
de Dan Abnett

Esta crítica ha sido leída 6927 veces



Los jinetes de la muerte,
de Dan Abnett

Título original:
Riders of the Dead

(2003)

Portada:
Adrian Smith

Traducción:
Diana Falcón Zas

Editorial:
Timun Mas
Warhammer
(2004)


El libro en cyberdark.net

Libro disponible en la tienda de cyberdark.net Libro disponible
en la tienda de
cyberdark.net


Dan Abnett

Libros en cyberdark.net


 

 

Pau Martínez Medrano (blackonion), Enero 2005

   Los jinetes de la muerte está ambientada en el mundo de ficción Warhammer, basado en el juego de mesa y rol del mismo nombre. La acción transcurre en una edad feudal en la que un imperio benigno, bajo el mando del emperador Karl-Franz, resiste en el centro de un continente los envites de las fuerzas del Caos y la Oscuridad, formadas por orcos, enanos, elfos y demás razas. Siendo la base de las novelas un juego de simulación de batallas, éstas tienen un valor importante. En ésta en concreto se narran los hechos ocurridos en El Año Que Nadie Olvida, en el que el Caos lanzó su mayor ofensiva sobre el imperio y se produjeron las mayores batallas del universo Warhammer.

   La novela comienza con dos jóvenes que, desde que nos lo dice la contraportada, ya sabemos que acabarán enfrentados, pues "el poder mutante de esa terrible zona es tal que puede acabar transformando a los amigos más fieles en encarnizados enemigos". Así pues, desde el momento en que aparecen los jóvenes Gerlach, hijo de nobles, predestinado a un lugar elevado en las ordenes de caballería, creído y orgulloso, y Karl, de origen humilde, predestinado a ser un simple segundón, culto y piadoso, ya queda muy claro que su buena relación pasará por alguna crisis y se volverán enemigos. Típico y tópico. Pues no. Ante mi sorpresa la narración, efectivamente, acabará separándolos y enfrentándolos, pero de una forma muy peculiar y bastante bien llevada.

   A lo largo de Los jinetes de la muerte, Abnett irá mostrándonos la forma de vida de los jinetes de la muerte kislevitas. Estos jinetes, tras una engañosa apariencia de salvajismo y estulticia, esconden una filosófica y pesimista visión de la vida, muy propia del bárbaro, que tras su basta apariencia y sus aparentes desconocimientos oculta una vida interior que se nutre del continuo contacto con la naturaleza. Estos jinetes, a los que sus familiares y amigos ya consideran muertos desde que salen camino de la batalla, lucharán por la victoria sabiendo que la muerte es inevitable y que esa es su última batalla. Ese desprendimiento les da la fuerza para sobrevivir día tras día, combate tras combate, y permeará todos los aspectos de su vida cotidiana.

   Por otro lado, en el norte, en los desiertos del Caos, asistiremos a la forja de un Paladín de Caos. Ésta es la parte que más me ha gustado, pues su iniciación sigue toda una serie de pasos muy lógicos y coherentes, y no se puede evitar simpatizar con el personaje, alcanzándose una cierta identificación y empatía con él. Al menos yo no pude dejar de pensar que en su situación muy probablemente habría actuado igual. Los seguidores de Moorcock que se deleitan leyendo sobre la corrupción del Caos, que afecta a almas y cuerpos, y los poderes de los dioses del cambio, disfrutarán con esta novela, porque se vive el día de un campamento del Caos y prácticamente la mitad de la historia está ambientada entre sus filas, narrándose varias batallas desde su punto de vista, con especial énfasis en las relaciones entre los diversos clanes de bárbaros y sus Zares.

   Lamentablemente, todas las historias se acaban, y no sé si Dan Abnett tenía un cierto numero límite de páginas que entregar, porque después de una narración más que aceptable y muy entretenida, en lugar de aportarnos un final majestuoso y épico, despacha los últimos acontecimientos muy rápidamente, al borde del anticlímax, dejándonos un poco con la miel en los labios. No obstante, pese a que he notado a faltar algo más de acción en el desenlace, éste es coherente y sirve para profundizar un poco en el desarrollo de los personajes y en la filosofía de los jinetes kislevitas, cerrando la novela de una forma muy satisfactoria y ligando muy bien todos los cabos que se habían enhebrado por el camino.

   En resumen, Los jinetes de la muerte es una obra entretenida, que contiene más de lo que podría pensarse en un primer momento, sobre todo tratándose de una franquicia. Y como ya he comentado, gustará a todos aquellos que sientan una cierta inclinación por los personajes oscuros y las fuerzas del Caos.

 

© 2005 Pau Martínez Medrano (blackonion) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2005-01-24 15:25   DOGON
Coincido con la critica de blackonion, excepto porque la parte que más me ha gustado es la transformación de un petimetre de corte a un verdadero soldado con una visión realista/kislevita de su entorno.
Me gustaría que esta novela sirviera de tramplin a Abnett para publicar su propia novela. Yo la compraría, para ver el resultado.
2005-01-18 09:08   Corbecghost
Dan Abnett es un autor al que se le dan muy bien las franquicias y creo que ha hecho un gran trabajo con su exitosa saga de los Fantasmas de Gaunt (warhammer 40k). Estoy deseando leer esta novela para ver como se desenvuelve con la fantasia medieval. Seguramente no me defraudará aunque mis gustos personales no van precisamente por este género.