<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

   Este artículo ha sido leído 10885 veces   

   La Semana Negra, que se celebra en Gijón cada verano, es uno de los eventos culturales más importantes de este país, y de grandísima parte del extranjero; celebración multicultural y populista que aúna la cultura pura y dura con el ambiente festivo de una feria veraniega al uso. Igual alguien pensaba (y de hecho sus primeros pasos fueron injustamente criticados y entorpecidos) que esto no era posible, pero la SN lleva ya quince años demostrando que sí lo es. Un acontecimiento al que acuden gentes apegadas, cercanas o atraídas por la literatura, el cómic o el cine; a la vez que miles de visitantes que, simplemente, buscan pasar un completo día de fiesta, comer, beber, pasearse y divertirse con las múltiples actuaciones callejeras, "performances", música en vivo y mil variaciones lúdicas para niños y mayores que nos salen a cada paso del enorme complejo de la SN. Una orgía de información, diversión y contacto humano como pocas veces nos es permitido experimentar. Cualquier nuevo visitante de la SN es atrapado en esta maraña de ilusiones, y seguro que repetirá su acercamiento a la mini ciudad que todos los años se levanta al lado del mar para encerrar todas estas esencias, como una tentadora caja de sorpresas, en posteriores ocasiones.

   ¿ACTOS? ¿EXPOSICIONES?

   Un amplio programa de actos es la baza fundamental con que cuenta esta semana de diez días; una semana que nunca se está quieta y ofrece a cada minuto y cada paso una oportunidad: charlas con escritores, presentaciones de libros, mesas redondas, proyecciones cinematográficas, números de magia, conciertos... es imposible abarcarlo todo; el cuerpo (y sobre todo el tiempo de que uno dispone) no da para tanto. Además, la SN tiene su propia publicación, el diario "A quemarropa", que cada día sale a la luz con entusiasta puntualidad, y es vendido pacientemente (a veces, la verdad, impacientemente) por toda una escuadra de jóvenes que recorren el recinto desde las diez de la mañana, durante todo el día.

   Entre los muchos platos fuertes que el menú preparado cada año por la organización ofrece, sin duda las exposiciones son uno de los bocados más apetecibles. Siempre un éxito de público, las exposiciones son un pilar fundamental de la estructura de este evento. Este año han sido cinco, a saber: la dedicada al dibujante italiano Stefano Ricci, titulada "Stefano Ricci, el color y el blanco y negro", con 50 bellísimos originales de sus obras "Anita", "Toba" y "Una storia Sahrawi". Otra magnífica exposición fue "Tex habla español", compuesta por multitud de planchas originales de los dibujantes españoles que trabajan o han trabajado con el personaje Tex de la famosa Editorial Bonelli: Jordi Bernet, Manfred Sommer, José Ortiz, Jesús Blasco, Víctor de la Fuente, y Alfonso Font, además de cinco originales extra dibujados por el argentino Miguel Ángel Repetto, con guión de Antonio Segura. Casi nada. Y si ha habido una exposición estrella este año - sin desmerecer, por supuesto, el arte excelente de los citados antes - esa ha sido "Steranko Arte Noir"; la primera muestra de originales de Steranko en España, y la mayor hecha en Europa hasta la fecha. Noventa originales: míticas páginas de sus trabajos en Marvel Cómics, portadas para novelas "pulp" de diversos géneros, planchas enormes de Superman, de "Atmósfera Cero", todo su extraordinario trabajo en claroscuro para su novela gráfica "Red Tide"... una muestra imposible de olvidar. De cada una de estas exposiciones, como cada año, se realizó un libro-catálogo de increíble calidad que, más increíblemente, se regalaba con la compra del diario "A quemarropa" o en la asistencia a las charlas de los autores. Los libros publicados por la SN, de tirada reducida, exquisitamente editados y de una calidad excelente, son verdaderas joyas imposibles de encontrar más allá de la celebración de cada año, todos unos "clásicos" que con el tiempo, incluso, se revalorizarán, estoy seguro.
Las otras dos exposiciones, enmarcadas dentro de la otra faceta de la SN que en cada edición nos trae imágenes para el recuerdo, el fotoperiodismo, la actualidad política y social de nuestro entorno, la problemática de todos los días; llevaron por títulos "Palestina-Israel, historias de una guerra", que apenas necesita el comentario de que las magníficas fotografías reproducidas merecían nuestra visita; y "Julio Fuentes: homenaje", con instantáneas realizadas por el periodista muerto en Afganistán que recorren diversos conflictos del globo: Irak, Panamá, Afganistán... Otra excelente forma de contemplar la Historia que se desarrolla todos y cada uno de nuestros días.

   ¿AUTORES?

   Autores para dar y tomar ; montones de autores... la SN es también una celebración en la que encontrarse cara a cara con los autores, con los que mueven esto de la cultura escrita. Si otros años habíamos tenido algunas visitas de ilustres como Ian Watson o George R.R. Martín, este año la representación de nuestro género (me refiero a la ciencia ficción y fantasía, en un festival internacional cuyo primer objetivo literario fue desde sus comienzos difundir y dignificar la novela negra o policíaca) se reduce prácticamente a Elia Barceló y Víctor Conde, que presentaron sus libros "El vuelo del Hipogrifo" y "Piscis de Zhintra", respectivamente. Siento tener que admitir que no estuve presente en esa mesa redonda; una buena oportunidad perdida, qué se le va a hacer. Otros nombres importantes que se pasaron por la SN, aunque no todos nos suenen de buenas a primeras: Thomas H. Cook ("Blood Innocents"); David Corn ("Blond Ghost"); José Latour ("Mundos sucios"); Manuel Marlasca y Luis Rendueles( "Así son, así matan"); Antonio Segura ("Burton & Cyb", "Kraken"); Rafael Reig ("Sangre a borbotones"); Antonio Soler ("El espiritista melancólico"); David Spurlock ("Hal Foster: Prince of Illustrators"); y un gran puñado de autores extranjeros y españoles invitados a dar a conocer sus obras a la vez que mezclarse con el público, dar charlas y, por supuesto, conceder entrevistas a la prensa y firmar ejemplares de sus obras. Incluso ilustres llamados Andréu Martín u Horacio Altuna aportaron su presencia y su saber a la SN. Una desenfadada a la vez que seria fiesta literaria en toda regla.

   ¿FOTOS?

   "¡Qué día más desapacible!", murmuraba uno de los primerísimos visitantes en la jornada de la inauguración de la Semana Negra. Y cierto era. El buen tiempo no acompañaba; el gris del cielo bajó a la tierra y nos rodeó por los cuatro costados. Incluso la lluvia leve acabó por hacer acto de presencia. Sin problema. En los diez días de desarrollo de la SN hubo un poco de todo, atmosféricamente hablando. Esto es Asturias; esto es impredecible... del gris al azul, pasando por el negro y el rojo de nuestra Semana Más Negra. A continuación, una muestra fotográfica - improvisada y totalmente subjetiva - captada por un tío que anduvo por allí.

La entrada principal de la SN; viernes cinco, cinco de la tarde. El recinto ferial acaba de abrir sus puertas, faltan cuatro horas y media para la inauguración oficial, y el cielo está encapotado. La algarabía aún está por llegar.
Perspectiva del pasillo principal. Como contagiándose del consabido espíritu español, la gran mayoría de feriantes africanos, sudamericanos o de otras procedencias más alejadas, parecen dejarlo todo para última hora y se apresuran para montar sus puestos. Dentro de poco, se hará difícil caminar por esta avenida.
Ummmm... ¿y esto? ¿pero...? ¿se me ha colado una foto, o qué? Upppsss... Pues no; éste fue un enorme Titán que vigiló la entrada a la SN para asombro (y regocijo, y risitas varias...) de niños y mayores. ¡Cómo se lo montan en la SN!
Este submarino rojo es el "Sandokán III" ("Ni Dios, ni Patria, ni Amo", reza en su costado), la original entrada a las oficinas de la organización de la SN. El pedazo de pluma de Antonio Gala, que la clavó un año que estuvo en la Semana Negra... ¿o no? ¡Ummm! ¿Antonio Gala en la SN? ¡Creo que no!
De izquierda a derecha: una señora, Fu-Manchú, Humphrey Bogart, Peter Pank, Batman, el Hombre Invisible y Sherlock Holmes. ¿A que no adivináis quién se movió cuando me puse a hacer la foto? Al llegar a la exposición del Gran Steranko, una desagradable sorpresa: no se puede entrar a la carpa con bolsas, mochilas, etc... y mucho menos hacer fotos de los increíbles originales del maestro. Órdenes del propio Steranko. Así que esto es lo único que podréis ver de la exposición, la entrada. ¡Mala suerte para vosotros!
El Artista Total firmando ejemplares del codiciado catálogo dedicado a su vida y obra. La cola (¿o se dice fila?) era considerable; el siguiente autor tuvo que demorar su intervención ante el barullo que Steranko propició en la Carpa del Encuentro. La entrada a la exposición del italiano Stefano Ricci. Todavía el tránsito por esta calle era escaso. Más tarde intenté hacer otra foto, pero la multitud tapaba por completo la carpa... me dediqué a hacer fotos experimentales (¿?)
Interior de la exposición dedicada al personaje Tex y los artistas españoles que lo han trabajado. Aquí no hubo impedimentos para hacer fotos. La zona dedicada a las librerías , como no podía ser de otra forma, es una de las más importantes y transitadas de la SN. La hilera de casetas que se adivina aquí, se extendía hasta mucho más allá en el horizonte. Entre ellas estaban Norma Cómics, Futurama, Magazine, Dragonlibros, Júcar... y una gran variedad, incluyendo paradas más exóticas donde encontrar exclusivamente literatura cubana, asturiana, etc...
Tres Pérfidos Villanos maniatan y pierniatan al Gran Steranko. ¿Logrará el Gran S librarse de la terrible presa? Doy fe de que veinte segundos después nuestro héroe estaba libre. Domingo 7, de madrugada... mirad bien esta foto, porque es la primera vez en 35 años que este espectáculo puede contemplarse. Una de las numerosas ilustraciones que, en forma de pequeños murales móviles, daban ambiente a las calles del recinto festivalero.
Un original del veterano Jesús Blasco para "Tex". En la foto no apreciaréis grandes detalles, pero os aseguro que la muestra de estos originales, tanto de Blasco como del resto de dibujantes, era exquisita.

 

   ¿ESO ES TODO?

   ¿Es esto todo lo que nos ofreció la Semana Negra de este año? ¿Os parece poco? Pues no, ni mucho menos; aparte de las pequeñas anécdotas personales, el evento (debería llamarlo ya Evento) nos deja multitud de sorpresas y cosas que poder destacar. Que la Semana Negra comienza realmente en Madrid, con la salida de la estación de Chamartín del Tren Negro, repleto de escritores e invitados, con dirección a Asturias; que también se regaló el libro "Javier Medina, la persistencia de la visión", dedicado al director cinematográfico asturiano, del que se ofreció un ciclo, y el libro "Crímenes a la carta", de Cristina Macía, del que se prepararon algunas de las recetas para su degustación; que hubo actuaciones de Loquillo, Joaquín Sabina (en "Noche de Poetas", a dúo con el laureado Ángel González), Ilegales y el cachondo Moncho Alpuente, entre otros y por citar los más conocidos; que entre los colaboradores del diario "A quemarropa" se contaban el ya habitual Jesús Palacios ("Planeta zombi", "Goremanía"); la experta en cómics Ana Merino; y Abulí & Ventura, realizando una tira diaria, "Grouñidos en SN", magnífica; que - si las cuentas de los propios responsables no salieron mal - hubo 61 bares donde poder comer y beber, 76 atracciones feriales,- que en eso también consiste la celebración - , 51 puntos de venta de todo tipo (si no más), 15 aseos, 5 puntos de primeros auxilios..; que todo el recinto estaba plagado de elementos decorativos que hicieron el ambiente más agradable: murales, pinturas, estatuas, etc..; que los miembros de la organización estuvieron presentes en todo lugar y momento, fácilmente detectables y constantemente localizables; que la impresión que dejó una leyenda viviente como Steranko en todos los que estuvimos presentes en sus apariciones fue inmejorable e imborrable; que hubo otras sesiones de magia e ilusionismo de las manos de Silvia Gaffurini, El Señor de las Bestias (y su imponente pitón albina, estilo "Abierto hasta el amanecer"), el fakir Djibril, Sergi Buka y sus sombras chinescas, el Profesor Rochy, conduciendo con los ojos vendados (esto no lo he visto yo, ¡qué cachondo!), y los magos Jack & Daniels (¡!); que hubo mesas redondas con títulos tan prometedores como "Otros crímenes del cristianismo", "La historia subterránea del 11-S" o "Argelia, literatura y política"; que todo este abanico de cultura se complementó y enriqueció con actividades tan variadas como músicas y danzas bereberes, folclore asturiano (no iba a faltar, ¿no?), músicas bretonas, bailes de salón, música clásica, y la entrega de varios premios literarios propios de la SN, para novela, fotoperiodismo, literatura de no ficción, literatura gastronómica... y no sigo porque si no os meto el programa de actos entero; que, en fin, PIT II, si estás leyendo esto - que no creo, pero bueno - que sepas que yo soy "el de la silla", y nunca te estaremos lo suficientemente agradecidos los que gozamos de la Semana Negra por todo el esfuerzo y las ilusiones que ponéis en ella cada año. ¡Espero poder estar también el año que viene! ¡Y que sea, por lo menos, tan emocionante como éste!

   Iván Olmedo, Fotógrafo y Periodista Ocasional y Sin Carnet.

@ 2002 Iván Olmedo
Prohibida la reproducción sin permiso expreso

 

2004-07-15 23:16   Hober
Ha puesto que hay 15 aseos. Esto ya se ve que es de otro año :-D

2003-07-01 19:22   Odemlo
¡Hombre Lolo...! que uno se vaya de farra y cachondeo a la SN no significa que no pueda aprovechar también para verse alguna exposición, comprarse libros, y conocer gente que sea capaz hasta de leerse libros de Paco Umbral, por ejemplo...
Si te pasas por allí, y si te cojo predispuesto :) ya hablaremos... y te recuerdo que me debes una negra...
2003-06-30 23:28   volkan
el 80% de la gente que acude a la SN, no se interesa por autores, exposiciones, foros, etc y demas posibilidades de acercamiento a la cultura o algun tipo de conocimiento. Aquello que surgio como una idea diferente, se ha convertido en una simple escusa para poder estar de cachondeo (por decirlo suavemente), una semana y media, aparte de los demas eventos festivos de que dispone Xixon. Ah¡ tambien sirve para que los cuatro de siempre vivan todo el año del cuento, que por otro lado parace que nunca se acaba.
2002-08-07 01:02   Heretica
Menudo reportaje!
Yo organicé el viaje en media mañana y me planté en Gijón para ver la Semana Negra... pero en dos días poco pude ver de todo lo que había. Gracias al reportaje me he dado cuenta de la cantidad de cosas que no he visto, pero me lo pasé genial, menudo ambientazo. El año que viene más y mejor, y cuando acabe la carrera me voy a vivir allá ;)
2002-08-01 18:14   Guly Foyle
Peazo reportaje del Odemlo.

Coño que ganas de estar por Gijón.
¡ups!
2002-07-31 23:28   Nacho
Este es el tercer año que quiero ir a Gijón y el tercer año que me sale rana. Pero alguna vez acabaré yendo a esa gran fiesta de la cultura popular de nuestro tiempo, sobre todo si pinta tan bien como parece. Enhorabuena por el trabajo, mister Kent
2002-07-31 20:54   Odemlo
¡Me lo pasé MUY bien! Lástima no poder estar todos y cada uno de los días, y mucho más tiempo. Te pierdes muchas cosas, pero uno no es Dios... (¿Dios? ¿Ése quién es?).
Por cierto Cyber, ¿ya enviaste el cheque?
(¡Eh, no tíos, es broma, a ver si os lo vais a acabar creyendo!)
2002-07-31 20:46   ALHAPPY
Tiene que estar genial esto de la Semana Negra, por lo menos tal y como se describe en este artículo, y quien sabe a lo mejor dentro de unos años estaré yo allí en la Semana Negra.

Bueno a lo que voy que el artículo esta muy bien.
2002-07-31 19:21   cYbErDaRk
Y qué, ¿te lo pasaste bien? Amos, estás despedido!!!! :)