<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

LA LLEGADA ,
de Joe Haldeman

Este artículo ha sido leído 6475 veces





La Llegada, de Joe Haldeman

Editorial Ediciones B, colección Nova, 2002

Formato rústica 15x23,5 cm, 216 páginas

16,5 Euros


Venta por Internet:

EDICIONES B


 

David Fernández tiene 27 años y vive en Alcorcón (Madrid). Es Técnico Superior en Artes Gráficas, trabaja como
programador y estudia Ingeniería Técnica Informática. Es conocido
también como cYbErDaRk.

por David Fernández, Marzo de 2002

   No es ningún secreto que Haldeman es uno de mis escritores favoritos, y que tengo una buena colección de libros publicados por él. De hecho, cuando se creó la sección "portada", él fue uno de los primeros con quien me puse en contacto para hacerle una entrevista.

   Para los que no le conozcan, y si uno es lector de ciencia ficción eso tiene delito, Joe Haldeman es el creador de las irrepetibles Guerra Interminable y Paz Interminable, novelas de corte militarista soft que nos trasladan a un futuro incierto de guerras, extraterrestres y viajes hiperespaciles, con los consiguientes problemas que eso suele acarrear. Ambas novelas siempre han llevado la coletilla de ser "contra" novelas de Tropas del Espacio, de Heinlein, ya que, a diferencia de éste, ambas no defienden a capa y espada el militarismo, solo lo usan como situación para ambientar el relato. Claro está que lecturas de Tropas del Espacio hay tantas como personas que la han leído, y que depende de a quien preguntes te dirá "cosas bonitas" o "cosas feas" sobre Heinlein.

   Ambas novelas, Paz y Guerra Interminable, ganaron el famoso premio Hugo.

   No es un escritor que se quedase anclado en esos éxitos, no. Tiene multitud de obras publicadas, algunas de ellas traducidas al castellano, pero con la "recesión" generalizada son bastante difíciles de encontrar. Baste con nombrar mis dos preferidas, Mundos y Mundos Aparte, publicadas en Ultramar (esos pequeños libros tan majos).

   Y es aquí donde llegamos a La Llegada (valga la redundancia), publicada originalmente en el año 2000, y que ahora nos llega de la mano de Ediciones B, en su colección Nova (y ya van ciento cuarenta y pico títulos...).

   Es una novela extraña. Como profesor de literatura en el MIT (eso sí es un trabajo), es un perfeccionista. Esta nueva novela dista mucho de parecerse en algo a sus dos novelas más famosas. A mis ojos es como un experimento literario.

   De momento, considerar esta novela de ciencia ficción es algo poco más que discutible. Ambientada en el futuro, transcurre en el lapso de tiempo en que una nave, supuestamente alienígena, es descubierta, a años luz de la Tierra, y esta llega a encontrarse con nuestro planeta. No, la novela no es un tratado de física cuántica ni de ciencias espaciales, no. Ese "futuro" no es más que una excusa que inventa Haldeman para contarnos la vida y miserias de un grupo de personas que viven en una ciudad americana (donde reside actualmente), entre ellas la descubridora de la nave, profundizando poco a poco en la sórdida vida de estos.

   Lo rodea todo ello de un mundo "creíble", no los despropósitos que estamos acostumbrados en otros autores. Construye un futuro "posible", en el que Francia y Alemania están a punto de entrar en guerra y los Estados Unidos viven en una burbuja, encerrados al exterior, y con las libertades profundamente restringidas.

   Lo segundo que me chocó al leerla fue la forma narrativa que usa. Como se puede leer en la introducción de Miquel Barceló (lo siento, a mi me gustan), Haldeman va saltando, a cada momento, de un protagonista a otro, y poner en el papel sus pensamientos según va discurriendo la narración. Cuando menos, curiosa. La acción va desde Aurora, quien descubre el "mensaje alienígena" y su marido, Norman, a Pepe, adjunto en la Universidad al departamento de Aurora, pasando por inumerables personajes todos los cuales esconden algo o tienen un pasado que esconder.

   ¿Es el libro recomendable? Sí. Creo sin dudarlo que Joe ha escrito cosas mejores. Bueno, no mejores, sino más "a mi gusto", y que para un lector aficionado especialmente a la CF clásica, de toda la vida, la ausencia de naves espaciales invadiendo planetas, armas increíbles que destruyen cualquier cosa que se ponga en su camino, o paradojas espaciales de esas que nunca llego a comprender, esta novela no es 100% cf, aunque es muy buena.

   Si lo que buscas es un libro bien escrito, perdón, perfectamente escrito, y te atrae la literatura en general, leélo, te gustará. No voy a ser yo quien diga que Haldeman no es un escritor como la copa de un pino. Además, el libro tiene la ventaja de que se lee rápido.

@ 2002 David Fernández
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2002-08-02 15:23   Nacho
La llegada es una novela de primer contacto, que ha sido tratado mil y un veces por la ciencia ficción en otras tantas novelas y relatos, siendo muy difícil hacer algo novedoso con el tema.

En este tiempo bestsellers enciclopédicos, cualquier otro escritor hubiese pergueñado un novelón de quinientas páginas cuyas cien primeras se utilizarían para presentar cada uno de los personajes y que, en las cuatrocientas últimas, se cruzarían (o no) constantemente, produciéndose enamoramientos no correspondidos, puestas de cuernos reiteradas, escenillas de sexo para caldear el ambiente, algún que otro momento tenso ante el acercamiento de los extraterrestres, y una conclusión con El Chico y La Chica dándose un buen morreo mientras contemplan el descenso de la nave desde una colina y saludando el comienzo de una nueva era de paz y prosperidad para el mundo.

Sin embargo Haldeman huye de ésto y más que centrarse en la grandeza del acontecimiento opta por analizar cómo afectaría a la vida cotidiana de las personas normales y corrientes. Y en su búsqueda de la mejor forma de contar una historia, vuelve a jugar con el método narrativo introduciendo en la ciencia ficción una técnica cuasi cinematográfica. Utiliza un elevado número de personajes para desarrollar la historia, moviendo la atención narrativa entre ellos a medida que se van cruzando y entrecruzando en el pequeño microcosmos que acaba resultando la ciudad de Gainesville, lugar donde acontece la acción. Esto le da a la novela una gran agilidad al ir pasándose rápidamente la pelota unos a otros, cogiendo poco a poco un ritmo endiablado que no abandona hasta su frenética y fugaz conclusión.
2002-07-21 14:04   aenea
Joe Haldeman es un escritor fenomenal. No tengo dudas que es uno de mis artistas favoritos y además parece buena gente "en vivo", hábil polemista y conversador. Pero en mi opinión La Llegada es una obra poco interesante. Aunque corta, reconozco que tuve que salir una y otra vez de la novela para leer otras cosas. ¿Donde esta el torrente de imaginación derrochado en la "La Guerra Interminable" o el agudo argumento desplegado en "El engaño Hemingway". Cuando leí la mecánica argumental del Proceso Stileman en "Compradores de Tiempo", siempre supe que Haldeman estaría en mi biblioteca hasta el final. Esa fue la razón por la que compre La Llegada. Escrita de forma magistral y enormemente original, es un narrador genial. No creo que esta sea CF, pero el intento moralizador y aleccionador del final es un buen intento por darle contenido social a la historia.
Tengo debilidad por Haldeman, aunque es la obra más floja de las que le he leido.
Espero con fervor "Siempre Libre".
2002-05-03 17:51   heisenberg
La llegada es una falaz ilusión sobre ciencia ficción, debería ser incluída en ensayos sociales, y si bien hay que reconocer el estilo artístico de Haldeman, también es de justicia criticar su miseria imaginativa, al menos en esta obra. NO RECOMENDABLE.