<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

   Esta entrevista ha sido leída 3026 veces   

 << Anterior

   Yo creo de verdad que Alberto no piensa lo que pone en el papel...

   Lo piensa, lo piensa; lo que pasa es que además sabe cómo molestar [risas]. Es una virtud, por supuesto.

   Luego tenemos a Rafael Marín, con su sección de cómic, en el que el tío es una autoridad, o la sección de memorias de Ángel Torres Quesada; Julián Díez hablando de novelas de fuera de colección que muchas veces pasan desapercibidas pero que son fantásticas; Juanma Santiago contando con un tono muy divertido las guerritas del fandom....

   Después contamos con columnas que abarcan otros otros géneros, como la de novela negra por Rodolfo Martínez y Gorinkai (Antonio Rivas), a la que esporádicamente se suman otros colaboradores.

   Al final, las columnas se han acabado por convertir en el alma de Bibliópolis, porque son las partes más personales, donde la gente de verdad se suelta la melena. Y las reseñas han quedado como algo un poquito más aséptico, algo imprescindible pero menos disfrutable.

   Contamos además con una recopilación quincenal de textos que se pueden leer gratis y legalmente en la red, por Javier Romero; con la sección noticias de StarDust; con la tira cómica de Mel, un dibujante gaditano que hace tiras también para el Diario de Cádiz y Dreamers...

   En fin, que Bibliópolis ha crecido con la aportación de un montón de gente. Por cierto, que me olvidaba de la de Cristóbal Pérez-Castejón, un señor implacable que sabe de ciencia y de cf para parar un tren.

   En total, ha quedado en una página interesante, muy densa, para los pocos centenares de locos que somos entusiastas de este género.

   ¿No sois un poco "duros"? Philip K. Dick es dios y lo demás tontería...

   No creo. Creo que somos bastante abiertos, porque aunque hay secciones muy de freakie, hay también secciones mucho más abiertas. Lo que sucede es que no estamos abiertos a la mala ciencia-ficción y la mala fantasía; sí a todo lo que sea la excelencia en los géneros. Si nos quieres llamar elitistas... oye, yo me pongo esa medalla. De todas maneras, intentando ser objetivo, no considero que Bibliópolis sea elitista. Artifex, quizá, sí.

   De todas maneras lo del "purismo" es algo que no sólo achaco a Bibliópolis. Desde fuera (yo) da la sensación de que el núcleo fandomita español es un poco "duro"... la AEFCF nos da, a los que estamos fuera, esa sensación...

   La Asociación tiene un problema muy gordo de partida: tiene un nombre muy grande que cubre muchos campos, mientras que por otra parte es muy específica. Atiende a un público limitado que compra este tipo de literatura. Esa limitación contrasta con la amplitud del nombre. Lo interesante, lo que creo que hacemos en Bibliópolis y Artifex, es tomar un campo que dominas y hacer cosas estupendas en ese campo. ¿Qué sólo le gustan a cinco personas? Pues muy bien.



"La Asociación es un sacerdocio, es una idea. No es una sociedad de beneficio mutuo"

   Frente a otras asociaciones, como la Sociedad Tolkien, la Asociación tiene otro problema. La Sociedad Tolkien ha prosperado más que la AEFCF en los últimos años, porque atiende a un grupo de gente pequeño al que "eso" le entusiasma absolutamente y lo promociona mejor que nadie. La Asociación, como no es, por ejemplo, la Sociedad de Amigos de Asimov, no puede proporcionar a los socios un material exclusivo para ellos, profundo y sistemático, que haga que merezca la pena, como fan, pertenecer a ella.

   Por lo tanto,  ¿quién está en la Asociación? ¿El fan de Asimov que quiere más cosas de Asimov? No, porque no lo puede obtener por esa vía. ¿El fan de Rafael Marín? Tampoco, porque no publicamos sistemáticamente a autores españoles en los medios de la Asociación: ya aparecen en publicaciones privadas. Los que están son las pocas personas que creen que hay algo interesante en el mundillo de la ciencia-ficción española, así, en abstracto.

   La Asociación es un sacerdocio, es una idea. No es una sociedad de beneficio mutuo.

   Pero, vamos a ver. En teoría, si no me confundo (que yo no pertenezco, repito), la labor de la Asociación es la difusión de los géneros y tratar de colocar a un "nivel", que sea reconocida, que no se tome estos géneros a cachondeo, como cuentos de dragones y naves espaciales o marcianos pegando tiros...

   Cuando hay un grupo de gente que no tiene reconocimiento social, y coges a uno de sus miembros y le pones a hablar en la tele, lo que sucede es que queda como un freak del que el público se ríe. Si se quiere obtener un reconocimiento, hay que recurrir a un intermediario que conozca cómo mejorar la imagen y trabaje para ello. En la Asociación somos, a fin de cuentas, tíos raros que nos dedicamos a esto por afición y por lo tanto no podemos tirar de nosotros mismos. La Asociación funcionará como promotora de la ciencia-ficción y la fantasía en España el día que: uno, tenga el suficiente dinero para pagar a alguien que se dedique exclusivamente a eso (algo que no queda muy lejos, o eso pensaba yo), y dos, cuando por casualidad, o por virtud del destino, como quieras llamarlo, aparezca algún señor respetable, que tenga los contactos necesarios y la habilidad para vender la idea de la ciencia-ficción española como algo importante.

   De todas maneras, para lo que es el carácter español, la Asociación es un pequeño milagro. Tenga los socios que tenga, haga las cosas que haga, el hecho de que haya unos centenares de personas que piensen que merece la pena apoyar esa idea y seguirla a ver hasta dónde nos lleva es maravilloso. En otro país esa misma idea reuniría mucho más entusiasmo, con mucha más gente detrás, porque existen culturas de "juntémonos, pongamos cuatro duros, y hagamos algo". En España, y yo lo he vivido en mis carnes, la gente espera en la barrera, y cuando ve que el proyecto funciona dice "venga, ahora te ayudo". Pero primero tienes que lidiar tú solito con el arranque. Y eso es lo que también le pasa a la Asociación.

   Tú, cuando veas que la Asociación funciona, dirás, "venga, voy a apuntarme", pero mientras veas que funciona a veces sí y a veces no, no te apuntarás [risas]. Eso es algo muy español.

   Algunos pensamos que la ciencia-ficción y fantasía española tienen una especificidad, unas particularidades, que la hacen mejor que casi cualquier otra. Históricamente ha habido quien decía que debían hacerse series de ciencia-ficción puramente españolas, puramente en castellano. Nunca he creído que haya algo castellano que aportar a la ciencia-ficción. Simplemente, a partir de una determinada edad me he dado cuenta que si escribes originalmente en castellano, como hacen nuestros autores ya que es su lengua materna, consigues cosas con el idioma, y por tanto, con la literatura, que no consigues nunca con una traducción. Y ese algo extra hace que, luego, te sepa completamente insípida una Dragonlance.

   ¿O un Asimov en inglés?

   Sí, de 300 palabras de vocabulario. En España, visto friamente, estamos haciendo una cosa muy rara. Estamos haciendo ciencia-ficción literaria. En Francia, donde venden mucho más, creo que se ha popularizado una ciencia-ficción más simple estilísticamente. Para mí es un motivo de orgullo pensar que con Artifex estoy contribuyendo a que eso cuaje y que llegue a un grupo de gente, que no excede de unos centenares de personas, a las que les parece lo mejor del mundo.

   Luis, sobre el tema tan traído y llevado de Minotauro y su "absorción", ¿tú cómo lo ves?

   Planeta ha comprado Minotauro por El Señor de los Anillos. Ahora bien, contra lo que algunos esperábamos también se ha dedicado a potenciar todo el resto de la línea, sacando un montón de títulos en edición de bolsillo. A nivel de fan, eso sí, los libros ya los tienes. Hay muy poquitas novedades. Y encima, Minotauro ha sido una editorial que siempre ha reeditado, nunca ha saldado. Así que Planeta ha invertido mucho dinero, y lo razonable es que Minotauro, ahora, tire un poquito de la ciencia-ficción, gracias a que Planeta está ahí.. Que normalice el género.

   Creo que vamos a ganar algún nuevo lector. Ahora bien, ¿suficientes nuevos lectores como para que a Planeta le siga mereciendo la pena inyectar tanto dinero en cosas que no sean El Señor de los Anillos? A medio plazo yo creo que no. Creo que Planeta comparará las cuentas de los cientos de miles de ejemplares  que va a vender de El Señor de los Anillos en todas sus ediciones con los 1.500 que venderá del último Ballard, si tiene suerte, y en algún momento cerrará el grifo. Salvo que las cosas vayan mucho mejor de lo que yo espero y hagan muchos nuevos lectores, lo que realmente nos beneficiaría a todos.

   Bueno, cuéntame algo ahora de la colección de vas a sacar. ¿Porqué has decidido arrancar con ella? ¿Para cuando tendremos los primeros libros?

   Hay ya colecciones en marcha que publican premios y autores famosos, como Nova, y reediciones de calidad y autores contemporáneos, como Solaris Ficción. Gigamesh está haciendo una publicación ecléctica, mezclando fantasía y ciencia-ficción, antiguos y modernos, con una selección personal; Bibliópolis Fantástica parte de una idea similar.

   Se trata de ofrecer una alternativa, y no un clon de las colecciones existentes. ¿Cuáles son las ideas básicas de la colección? En primer lugar, publicar autores que de otra forma no saldrían. Por ejemplo, y en el nº 1, que aparecerá en noviembre, publicamos El último deseo, de Andrzej Sapkowski. Sapkowski es un autor polaco que ha vendido más de 100.000 ejemplares de cada uno de sus libros en Polonia, en la República Checa y en Rusia. Ha sido editado en Alemania, va a ser editado en Francia, y ahora en España por Bibliópolis Fantástica.

   De su obra, que es un fenómeno en Europa Central, han hecho película, cómic, juego de rol... Es fantasía épica, pero basada no en el folklore celta y nórdico, sino en el eslavo, lo que le da un toque interesante. Es una fantasía muy autoconsciente, juega mucho con el lenguaje, con los registros, a veces no te da lo que te esperas. Aparecen cameos de cuentos de hadas (salen la Bestia, Blancanieves...), con giros siempre perversos y retorcidos. Algo parecido, pero con mucho más humor, a lo que hace Tanith Lee en literatura anglosajona.

   Con el permiso de la productora, en la HispaCon haré un pase de la película basada en sus primeros libros... en polaco con subtítulos en inglés. O sea, que va a haber que tener muchas ganas [risas].

   ¿Fantasía espesa? :)

   No, no es nada espesa. Como leerás en una entrevista que hice a Sapkowski y que saldrá en Gigamesh, parte de su éxito son los diálogos, que sus novelas son muy dialogadas, y esto es uno de los rasgos que más aprecian sus lectores. Primero son fluidas, luego muy divertidas, muy irónicas, con mucha mala hostia... Es un autor muy potente. En Polonia, aparte de ser un superventas, es el señor que ha levantado él solo el género fantástico. Ahora en Polonia se publica ciencia-ficción y fantasía porque los editores polacos saben que venden. Saben que tienen unas ventas aseguradas.

   ¿Qué nos hace falta en España, alguien como él?

   En España nos hace falta un señor como éste; español, por supuesto.

   Pero, ¿no tenemos ya a uno... ?

   Tenemos a varios, de hecho, pero no han tenido la suerte de hacer carrera, francamente.

   Retomando: los dos primeros libros salen en noviembre. Al mismo tiempo que El último deseo aparecerá el segundo libro, que no se sé yo cómo es que no estaba en castellano: Los ladrones de cuerpos, de Jack Finney, la novela en la que está basada la película del mismo título de los años 50, y versiones posteriores. El libro es una joya de la típica paranoia anticomunista de los 50, de "Dios mío, mi hermano no es mi hermano, es comunista" [risas] ahí, no, perdón, "es una planta"... Es muy evidente que es un libro interesante, parte de la historia del género, y que espero también interese a la gente a la que le gustan las películas, como es mi caso. Yo creo que son dos títulos muy interesantes por diferentes de lo que puedes encontrar en otras colecciones.

   Los siguientes títulos saldrán en marzo de 2003, y serán de autores más conocidos dentro del género, pero igualmente especiales.

   ¿Los tienes ya cerrados?

   Sí, por supuesto, están comprados. En alas de la canción, de Thomas M. Disch y Magia de reina, Magia de rey, de Ian Watson.

   ¿Y alguno más que puedas decir...?

   Tenemos algunas reediciones ya compradas, pero no están establecidas todavía en el calendario. Te adelanto que puede que antes del verano, puede que después, sacaremos Marciano, vete a casa de Fredric Brown. Vamos a hacer una traducción nueva.

   En cuanto a las traducciones de los primeros libros que vamos a publicar, a Sapkowski lo está traduciendo del polaco un autor español, José María Faraldo, al cual hemos publicado en Artifex, que traduce del ruso, el alemán y el polaco. Y está haciendo una obra de amor: una traducción al castellano perfecta y compleja. En cuanto a Los ladrones de cuerpos, está traducido del inglés por Lorenzo Luengo, otro escritor español igualmente dedicado.

   El sufrido lector español de ciencia-ficción ha tenido que aguantar unas traducciones pésimas, no sólo históricamente, sino incluso hoy en día, y mira que es fácil hacer unas buenas traducciones. Claro que no sé hasta que punto me recompensarán los lectores por hacer el esfuerzo de que las traducciones sean buenas: es posible que les dé igual.

   ¿Y a como saldrán los libros?

   A algo más de 16 euros, en un formato de 23 x 15,5 cms., con solapas.

   ¿Qué proyectos hay, a largo plazo, con la colección?

   Cuando la editorial vaya tan bien que nos sobre dinero empezarán a ocurrírseme locuras, y una de ellas será publicar a autores españoles. Pero para eso tienen que venderse muy bien los libros anteriores.

  Bueno, pues ya para acabar, las preguntas típicas :) Un libro y un autor.

  Si tuviese que recomendar un libro fantástico a un lector que no lee fantástico, sin lugar a dudas, y obviando la dificultad y tamaño, le recomendaría El Señor de los Anillos.

   Como autor, al que hay que leer, aunque su obra no sea homogéneamente excelente, pero tiene algunos puntos que iluminan todo lo demás, es a Philip K. Dick.

   Y en el futuro, ¿cómo te ves?

   Pues me veo, en primer lugar, como editor de una colección modesta pero floreciente de narrativa extranjera con algunos autores españoles, y en segundo lugar como agente literario, especialmente para fuera. He firmado un contrato de representación con tres autores españoles de tres generaciones diferentes que me parecen particularmente interesantes, y estoy intentando tanto promover sus ediciones en España como, especialmente, venderles en el extranjero. Creo que hay posibilidades.

 

@ 2002 cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso

 

2003-09-06 10:56   Luis G. Prado
Kaya: Ediculsa (distribuidora en librerías generales para Madrid) ya no trabaja con DistriMagen, así que dentro de poco espero que los libros de Bibliópolis lleguen antes a las librerías.

En todo caso, mi recomendación es buscarlos siempre que sea posible en librerías especializadas, donde llegan en cuanto salen.
2003-09-03 17:54   Kaya
Bueno, bueno... Por fin me he aclarado con la historia de Bibliópolis y de Artifex. Chiquillo, tienes hasta una entrevista para ti solito... Hala, hala, sigue así y a ver si les pones las pilas a los de Ediculsa porque que sepas que los libros de tu editorial llegan con un mes de retraso a las librerías...
2003-07-23 18:18   odo
Interesante entrevista que me ha hecho interesarme por Artifex (en cuanto termine esta opinión me pongo a leer alguna ficha de las revistas).
Sólo decir que Bibliópolis me parece una gran página y que la colección Bibliópolis Fantástica apunta muy buenas maneras.
¡A seguir así!
2003-02-11 20:07   Luis G. Prado
Mujer, que llevo más de diez años publicando autores españoles... Sólo los últimos cuatro, en las antologías Artifex Segunda Época, suponen más de 2.500 páginas de cuentos en castellano.

Eso sí: vendiendo 500 ejemplares, lo que no da para que los autores puedan cobrar (ni los editores tampoco). Así está la cosa, ni más ni menos.

Y si te hacen falta más pruebas, escríbeme y con mucho gusto te enviaré un ejemplar de Artifex.
2003-02-08 11:29   greta
Si todos los nuevos editores posponen los autores españoles para cuando haya dinero, sin correr algún riesgo, me temo que iremos perdiendo autores. ¿quizas no cree en la calidad de los escritores españoles?
2002-12-06 18:55   lisa simpson
Me ha gustado la entrevista realizada a Luis G. Prado. Ser editor en nuestro país es mucho más arriesgado que echarse al ruedo con toros sobreros, y perdonad la comparación de alguien que desea ver a los toros en la dehesa, haciendo arrumacos a las vacas, nunca pinchados en la arena.
Me parece una pena traducir a autores extranjeros cuando en España lo que sobra es imaginación y gente que sabe escribir como los diablos (lo siento, cuando se dice que alguien hace algo "como los ángeles" pienso que ha de ser más aburrido que un salmo.)
Repito: Lo nuestro es mejor. Y las traducciones no dejan de ser una falsedad, porque ¿acaso se puede traducir bien una poesía o simplemente un chiste?
2002-09-19 18:28   pplu
Luis, Luis, ... no se si temer que te escapes del fantástico o alegrarme de que desembarques con todas tus tropas en él ... ¡un saludo!
2002-09-18 14:42   dawnfiver
Me quedo con la frase final de Luis: su intento de promover autores españoles en España como, especialmente, en el extranjero. Si él dice que hay posibilidades, seguro que las conoce. Y puede abrir las puertas al resto (ese "esperar y ver" tan español, como él dice).
¡Suerte!
2002-09-14 14:24   ivanbaley
Al pairo de esto sólo comentar quien promociona en el sector turístico a la comunidad cantabra.

Pues David Bustamante.


XD
2002-09-14 14:18   ivanbaley
Hombre mi teoría porque como dice Luis de porque Chequia lee CF autóctona lo mismo que España , teniendo 30 millones menos de habitantes .
Es porque Chequia es un país centroeuropeo , con un nivel educativo mucho mayor que aquí.
Con referencias como Kafka y además el clima es mucho más lluvioso y frío que en Spain.
Este es el país de rociíto y Jesulín , donde la cultura no se le da importancia si no se da el axioma que "eres lo que tienes".
Y también el acomplejamiento mental de los nativos en que todo lo de fuera es mejor a lo nacional."Que inventen ellos"
Aplicable también a la CF española.
En los países latinos el nivel cultural medio baja a niveles inferiores a cualquier país germánico, anglosajón o eslavo.
Por lo cual siempre la cultura irá detrás de estos países, gracías al nivel de la enseñanza que está acorde a las expectativas culturales de este país.
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
39.95 37.95



Nick y el GlimmungNick y el Glimmung
14.96 14.21