<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Las Últimas Horas

Este relato ha sido leído 4870 veces

por Lídia Comas, agosto de 2002

   Se está fraguando la batalla. Allá en lo lejos. Según el viento me parece oír los gritos de esa guerra. Que lejanos me parecen esos tiempos en que no había preocupación alguna. Ninguna que te corrompiese el alma. En que los niños no eran hombres, ni las mujeres botines. De eso hace tanto tiempo,...
   Espadas, sangre, cuerpos inertes, moribundos, lisiados,... que colección para la casa de los horrores. Ni su dueño querría mirar. Demasiado para unos ojos humanos. Cansados. Demasiado para que los dioses quieran ser testimonios de tal masacre. De esa, esta sinrazón.
   Ya nadie se acuerda porqué se matan entre ellos. ¿Para qué? Tan solo serviría para averiguar que no había ninguna lógica en ello. Sería desastroso. ¿Cómo reconocer, que tantas vidas perdidas, tanta muerte, para nada? Sin motivo alguno. Ya desde el comienzo.
   Nada. Eso es lo que nos llevamos con nosotros cada noche, cada día. Nada, es nuestra herencia más preciada. Nuestro tesoro. Lo que no nos pueden arrebatar con la espada. Aunque lo ofreciéramos de corazón. Aunque quisiéramos deshacernos de ella.
   ¿Qué nos queda ya? Algunos dicen que la vida es nuestro gran triunfo, pero, ¿qué vida es esta? ¿Cómo la podemos llamar así? Luchamos cada mísero día para no morir, para no padecer la llegada prematura de la Dama Nocturna. Desafiando la naturaleza al robar esos míseros instantes de existencia. Así robamos tiempo al tiempo. Día tras día. En vulgares ladrones nos hemos convertido. Y ni tan siquiera nos molestamos en borrar las pruebas de nuestro delito. De nuestro crimen.
   Estamos tan cansados ya. Los ejércitos se destruyen mutuamente, convencidos de su causa. Una causa que creen verdadera. Pero, ¿que diablos es verdad y qué no? Dioses, diablos, señores, caballeros, criaturas, borrachos, locos, clérigos,... todos hablan y pronuncian verdades, sus verdades. Ya nadie cree en las propias verdades. Al menos no por estas laderas. Por aquí ya no se puede creer en nada. No se puede. Demasiado fatigados y tan cerca de la muerte estamos. Tan cerca de un infierno sobrevivimos, que ni tan solo el llanto de una criatura moribunda nos conmueve. Dejamos simplemente que el llanto se desvanezca. No podemos permitirnos más. Ya no. ¿Para qué prolongarlo?
   En otro tiempo, se me hubiera desterrado o colgado por estas palabras llenas de impiedad. En otro tiempo, tan solo se lloraba en bodas y bautizos. Ahora, ni tan si quiera queda rastro alguno de que hubiésemos tenido lágrima alguna en los ojos. Tan secas están. Como nuestras almas. ¿Para qué las queremos ahora? La Sombra de los avernos ya nos las ha arrebatado. Porque son una carga demasiado pesada para que podamos acomodarla entre los escombros de lo que antaño fue nuestra vida. Nuestro mundo.
   ¿Qué pudo ser de ése mundo? Ese del que ya apenas recordamos los colores, los sonidos, las imágenes. Se va desvaneciendo poco a poco todo ello. Toda esa Belleza que en otra época nos era propia, nuestra. Esas creaciones que de algún modo, que de alguna manera, te invitaban a soñar.
   Soñar. Largo tiempo hace que no sueño. Demasiado peligroso es ahora soñar. Puede dar esperanzas de algo que no puede ocurrir, o que, de algún modo nosotros ya no podamos ver con unos ojos mortales. Tan difícil es ahora cerrarlos y dejar a las hadas de la fantasía hagan su trabajo.
   Pronto oscurecerá el día. Más aún. Algunos ya empiezan a buscar lo que otros han abandonado junto a sus cuerpos inertes, siempre en silencio. Ratas impacientes recolectoras de horrores. De macabras reliquias. No hay edad para eso. Cualquier cosa puede significar un día más, aquí. Si eso puede significar algo bueno.
   Mis ojos están demasiado cansados para continuar. Han visto más cosas de las que se puede recordar. Por desgracia muchas de ellas deseables de olvidar. Pero ese descanso no se me ha concedido. Se me obliga a recordar detalle por detalle. Como si ese acto de revivir cada día observado sea necesario para algo. No veo para que. Pero así debo hacerlo, y por eso debo contar lo que aquí acontece y pasó hace largo tiempo. Aunque mi mente no concibe motivo alguno para ello, contaré lo que mi vista vio, y lo que mis oídos escucharon.
   Soy, era, Heraldo de los señores de la región, un simple siervo con el dudoso privilegio de ver como las cosas bellas se tornaron de rojo sangre. Testimonio del inicio de la tragedia. De nuestra tragedia. ¡Que tan liviano me parecen ahora nuestros destinos, nuestras vidas! ¡Nuestro pasado!
   Aún recuerdo esa voz de ese niño-hombre cantando entre las flores, mientras todos admirábamos cada palabra cantada que emitía. Parecía increíble que pudiera existir palabra alguna para describir tal melodía. Tiempos de fiesta. De alegría intemporal. De bienestar. Hecho de menos esa voz. A ese niño; al que tuve que devolver a su madre tras su último canto: muerto. Una criatura celestial que pudo volver de donde surgió, de un mundo imperecedero, demasiado perfecto para que ese ser inmaculado pudiera sobrevivir en este mundo. De lo único que doy gracias es que toda esta miseria no le tocara en ningún momento, pues su muerte se produjo algún tiempo antes de que los fuegos de la ira se encendiesen. Creo que no hubiese soportado ver como la hambruna, la miseria, el dolor, la suciedad, todo este nuevo mundo lo transformara. A esa criatura no.
   Ah! La noche llega acompañada por una lluvia fina. El sonido de esa agua contra la madera de mi antiguo hogar natal parece darnos un poco de descanso. Una pausa irreal, ya que el mal no descansa nunca. No dejándonos en paz, ni a los portadores de ese mismo mal.
Aunque parezca producto de la locura y de la falta de alimento, ¿no sería magnífico que la lluvia nos pudiese purificar de toda maldición? Un deseo. Tan solo es un deseo roto por el sonido de las palabras que lo pronuncian, y de los labios que han osado decirlo. Tan solo es eso ahora. Si hubiera sido pronunciado por esa alma pura. Por mi ángel de voz celestial. Entonces, seguro que alguno de los múltiples dioses existentes, escucharían la súplica. ¿Cómo hubiesen podido ignorar a uno de sus hijos? De sus semejantes. Mi niño de cabello plateado. Aún podría llorar por él si no hubiera perdido mis lágrimas hace tanto tiempo. Al menos mis últimas lágrimas fueron para él.
   Demasiado viejo soy ya para que mi corazón aguante esos recuerdos sin palidecer de dolor. Demasiado viejo para ver un mañana tan semejante a un ayer. Para ver el final de eso.
   Poco dura el descanso dado por la lluvia. Parte de los supervivientes de algunos de los bandos, da igual cual de ellos, vienen a curar sus heridas cerca de mi pequeño refugio. Parecen espectros expulsados de sus sepulturas. Ya ni siquiera son hombres. Ya no pertenecen a ninguna especie conocida. Tan solo forman parte de la nada. Como todos ahora, supongo.
   La muerte se refleja demasiado claramente en nuestros rostros para fingir que estamos vivos. Así, de batalla en batalla se van consumiendo las esperanzas de escuchar de nuevo las risas de pequeños seres recién nacidos, o de querer gozar con ello… y el aroma de la muerte lo envuelve todo y a todos. Ni tan siquiera recuerdo como olía el aire puro. Tan solo huelo muerte por doquier.
   ¿Y tu, Querida?,… sigues escuchando día tras día mis lamentos. Mi cháchara demente, sin reprocharme tanto parloteo,… sin perder esa dulce sonrisa. Supongo que el hablar contigo no me dará fama de cuerdo, ¡pero, que más me da si estoy loco o no! Tan solo me queda hablar contigo querida,… Aunque sepa que nunca podré conseguir que me respondas, al menos no en este mundo. Pero, tampoco queda nadie ya para reprocharme mi locura. ¿No crees q sería gracioso, Querida, que esto pasase? Pero no te preocupes, pronto podré oírte, pronto nos encontraremos, y podremos escuchar a nuestro pequeño ángel,…
   Pronto, sucederá, pronto mis cenizas se unirán a las tuyas mi amor. Tan solo hay que escuchar como los gritos de agonía se acercan. Alguno de los ejércitos llegara, da igual cual, y arrasará lo poco que queda de nuestro mundo. Sea por estrategia o por defensa. Da igual. Me ahorraran tener que ensuciarme las manos con mi propia sangre. ¡Al final tendré que agradecérselo! Maldita ironía,…

@ 2000 Lídia Comas
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la autora

 

2004-07-02 11:39   Silvana
Llosef, gracias por tu comentario :D
2004-06-29 12:07   Llosef
Desesperado, resignado lamento de un guerrero hastiado de la batalla, la sangre, las luchas sin sentido... Un alborear de muerte preside este relato.

Me ha gustado mucho. Tan sólo, como señalaba noshtaru, algunos errores ortográficos y gramaticales lo afean un poco. Pero eso siempre se puede corregir. La fuerza que desprende el mismo se lleva dentro. Quizás eso sea lo más importante.

Felicidades.

2004-04-16 18:16   Silvana
Gracias por tu opinión Vlad! ;)
2004-04-15 17:46   Vlad_Temper
De esos relatos de verdad, que llenan la boca de un sabor amargo, mostrando la belleza que oculta el horror.
2004-02-11 13:27   Silvana
Gracias, Masterweb! ;)
2004-02-06 19:27   Masterweb
Una historia que para mí, esta excelentemente bien escrita, y a mi manera de pensar, no necesita de describir al protagonista ya que quedaria fuera de lugar con el contexto en general. Se nota que tu vocabulario es muy amplio y sigue así. Muy bien.
2003-07-31 12:10   Silvana
Gracias Baldur por tus ánimos!! :D
A ver si me animo y la cosa va a más ;)
2003-07-31 09:15   Baldur
Muy bueno. Recreas una atmósfera íntima, barroca, decadente, oscura, a la vez que mantienes un hilo narrativo coherente e interesante. Pero lo que más me gusta es el uso del estilo. Usar frases cortas cuando quieres dar la sensación de agobio, de urgencia, y otras más enrevesadas cuando quieres dar la sensación de que el narrador está divagando. Te mete dentro de la historia.
Sólo le veo un defecto: se me ha hecho corto. ¡Quiero más! :D
2003-06-01 20:33   Silvana
Gracias beriaj por tu sinceridad :wink: anotado queda!
2003-05-23 19:46   beriaj
Muy íntimo, muy doloroso. Es bueno. Su tono un poco filosófico, un poco poético, es un gran acierto. Es una lástima que la reflexión sea tan extensa y que la acción esté en un segundo plano. Por otro lado, opino también que el exceso de epítetos se convierte en un punto flaco: a veces no aporta nada y en cambio sí entorpece el hilo narrativo. Te pongo un 7/10.
2003-05-07 18:15   Silvana
Gracias Aracnido ;)
2003-05-06 18:17   Aracnido
Solo una palabra """GENIAL"""
SALUDOS...
2003-02-19 08:23   Silvana
Gracias por tu apoyo Djinn (aunque no sé quien esta más loco). Lo de los adjetivos tiene la idea de hacer más cargante el ambiente, más asfixiante.
2003-02-18 19:04   Djinn
Muy bueno, un preciosista ejercicio de estilo, pero quizá abundan excesivos adjetivos (a veces innecesarios) que pausan el ritmo general de la obra, aún así, rindo pleitesía al artista... ¿Silvana? no pue ser... pero si está rematadamente loca!!!! :shock:
2003-01-27 18:38   Silvana
Gracias, Fanou, espero que sea cierto lo que dices!
2003-01-26 21:58   Fanou
Romantico, barroco, poético, evocador, evanescente,... genial! Sigue escribiendo, nunca lo dejes, pues hay suficiente chispa en ti como para prender una luz clara que ilumine en esta oscuridad morfica que nos envuelve...
2003-01-10 18:26   Silvana
Gracias noshtaru, lo tendré en cuenta, y gracias otra vez por tu opinión! ;)
2003-01-10 17:21   noshtaru
Errando por la web he encontrado este relato. Pienso que mereces una felicitación por lo expresivas que resultan las líneas de este ¿relato? (no sabría cómo calificarlo). No creo que le sobren adjetivos, para mí está bien en ese sentido (tal vez porque yo también tenga el mismo vicio, jeje), aunque en mi opinión hay que pulir la ortografía y la gramática, que (por lo menos a mí) cuando fallan restan seriedad a obras que por otro lado pueden ser excelentes.

Así que, por mi parte... ¡Ánimo! :-)
2002-10-21 08:21   Silvana
GRACIAS a todos por leer el relato, y por poner vuestros comentarios al respecto. Me sirven mucho para poder ver con más prespectiva, y poder ir puliendo todo aquello que pueda.

Sobre que el estilo es demasiado "florido" o rebuscado en cuanto a adjectivos, no niego que sea cierto, es evidente, pero es que este ES mi primer relato!!! y normalmente escribo poesia, y supongo que eso se me nota.

Bueno, tan solo volver a daros las gracias por leerlo! :)
2002-10-20 19:57   Valrrez
Coincido con Trinity en que la abundancia masiva de adjetivos ralentiza la lectura del texto, a no ser, claro, que esa fuese justamente la intención de la autora, para remarcar el tedio y el tono "gris" de todo cuanto envuelve al protagonista (en ese caso lo has clavado, Lidia).
También me gustaría (como señala Kelemvor) que se centrase algo más en describir al protagonista que nos relata los hechos.
En cualquier caso me ha gustado mucho la perspectiva de la visión de éste sobre el mundo en el que se encuentra, y sus reflexiones al respecto.
Un buen relato, Lidia.
2002-10-17 19:04   ALHAPPY
Me parece realmente bueno, creo que refleja fielmente la visión de la guerra, y como este mundo se ha convertido en un mundo cada vez peor por culpa de ella.
2002-10-17 09:56   Trinity
Está bien, pero me parece que para un relato la escritura es un poco demasiado florida. Evidentemente hablo desde mi opinion y mis gustos.
La idea me ha gustado, pero es la forma de redactarla la que no lo ha hecho tanto. Jo, es que me pierdo con tantos adjetivos y trasposiciones de palabras (Si, que pasa, tambien me cuesta leer a Tolkien cada vez mas, que tambien me resulta demasiado florido)
2002-10-13 17:38   Jiriki
No creo que sea necesario ni conocer el nombre del protagonista ni el de la guerra.
A mí me parece el espejo de tantas guerras y tantos desgraciados asolados por ella.
2002-10-13 13:49   Mary Beth
Me ha gustado mucho. Te voy a explicar mi visión, y a mí como en la última crítica se ha dicho, me gusta como está. Es una prosa muy poética, y eso es lo que me atrae tanto.
Mi visión, es la de un hombre que está al borde de la muerte y a punto de reunirse con lo suyos. En esos todos de acuerdo. Pero yo creo, que a la guerra se refiere a la vida, el último ejército a la forma de muerte. Voy en mal camino? Bueno no sé, no es una historia basada en unos hechos irrefutables, da pie a hacerte tu propio matiz de la historia puesto que tiene cierto abstractismo.
Me ha gustado mucho, ya te dije que lo leería, al fin encontré el tiempo adecuado, y este relato lo merecía.
Felicitats!
2002-10-12 17:53   Starhawk
En fin Silvana, yo creo que tienes mucha madera de buena narradora. Si escribes así de joven, que escribirás cuando madures... guauuu.
Vamos a ver he leido los comentarios que te han escrito antes y no estoy de acuerdo. Un relato corto tiene formas y objetivos distintos de una novela. Yo creo que esta historia no necesita nada mas, es perfecta como está. Es decir, de alguien que está muerto casi en realidad, ¿quien quiere o necesita saber el nombre?. Sólo se muestra una imagen apocalíptica de un final y como las almas anónimas se rinden a la muerte que ya nada ni nadie puede frenar.
Yo creo que está muy bien así, Silvana, no la toques. Seguramente si la retocas luego te gustará menos. Corrige algunas cosas d gramática o de palabras sueltas si no te convencen del todo, pero creo que como está, muy bien.
2002-10-07 15:46   Silvana
:oops: gracias por lo dicho, me estais haciendo enrojecer el ego...

Por lo de que es el comienzo de una buena historia, en parte teneis razón, lo es, o al menos esta en proyecto de que así sea, pero primero quería saber si el comienzo valia la pena (nunca antes había escrito algo tan largo, lo mío es la poesia).

Bueno, lo dicho y gracias por haber leído el relato :D
2002-10-06 20:19   Frenzy
Parece, más que un relato, un poema escrito en prosa... Se puede palpar la angustia y la impotencia del protagonista.
Pero se dejan abiertos muchos interrogantes: ¿quién es él?, ¿qué guerra es ésta?...
Podría ser, Silvana, el comienzo de una buena historia.
2002-10-01 23:31   Kelemvor
Yo ya opiné, y dije que me pareció muy buena descripción de las secuelas de una guerra.
Aunque quizá estaría bien hablar más sobre el protagonista que narra la historia.

Está muy bien.
2002-10-01 03:42   Sir Rembrandt
Realmente bueno, me ha encantado la vision de una esperanza tetrica, kasi desesperada, no se, me ha gustado mucho xDDDD
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda



Humor Fantasmal 2Humor Fantasmal 2
16.50 15.68


SiegaSiega
17.00 16.15

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
35.00 33.25