<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

CRÍTICA, POR J. JAVIER ARNAU

   Cuando aparezca esta reseña, muchos de vosotr@s ya habréis leído el libro y sabréis perfectamente de qué trata. Incluso sé- me consta- que algun@s ya habéis preguntado porqué no se había hablado de él todavía aquí, en cyberdark.net; bueno, pues por fin tenéis la crítica.

   Para los que aún no lo conozcais, La saga de Geralt de Riva está escrita por el polaco Andrzej Sapkowski, y editada por Bibliópolis Fantástica, de nuestro amigo Luis García Prado.
   El Último Deseo es el primer volumen de la saga, compuesto por siete volúmenes: El Último Deseo, La Espada del Destino, La Sangre de los Elfos, Tiempo de Odio, Bautismo de Fuego, La Torre de la Golondrina, y La Dama del Lago. Los dos primeros son independientes del resto de la saga, y pueden ser leídos por separado.

   Centrándonos en este primer volumen, se nos presenta a Geralt, un brujo mutante cazador-por dinero- de monstruos. La acción transcurre mediante una serie de relatos, en principio independientes, pero magistralmente unidos- a mi entender-, lo que hace que los saltos a los diferentes capítulos en la vida del brujo sean de lo más natural, haciendo así un recorrido por diferentes aventuras de Geralt, conformando, finalmente, una historia unificada en la que hasta los capitulos que en principio servían de fix up tienen consistencia por sí solos.

- Introducción
- Entrevista
Entrevista en castellano Interview in English
- Crítica
- Las raíces de la fantasía épica
- Buscando su propio camino
   
  + info en
  Bibliópolis Fantástica
  Página Oficial del autor (polaco)
  Wiedzmin - La Película

Esta crítica ha sido leída 12284 veces

   Geralt, el brujo que de pequeño fue separado de su familia, y sometido a mutaciones mediante hierbas, virus, hormonas y otras sustancias, lo que hizo que su pelo se volviera blanco, su piel pálida, además de otras mutaciones. Como ser al margen de la "normalidad", debe ganarse la vida en tareas no muy frecuentes; así, alquila sus artes mágicas y sus espadas (una de plata, para los monstruos, otra de hierro de un meteorito para los humanos...aunque, como veremos, no siempre se distingan unos de otros) cazando los monstruos con los que la mitología eslava y la fertil imaginación de Sapkowski puebla las tierras por donde se mueve Geralt.

   El primer capítulo, presentación de la saga-que también habeis podido leer en la revista 2001-nos sirve para conocer las habilidades, tanto mágicas como guerreras, del brujo, presentandolo además como un ser marginal, aparte del resto del mundo; un mundo que, como se dirá varias veces a lo largo de la obra, está cambiando rápidamente.
   Aquí encontraremos a Geralt luchando con un verdadero monstruo-realmente, uno de los pocos que aparecerán a lo largo de la obra-. Es uno de los capítulos de mayor acción, perfectamente coreografiada que no se nos hace pesada con interminables descripciones de posturas y golpes, sino que va directamente a lo inmportante: a las acciones.

   Sin embargo, ya desde este primer capítulo, nos vamos dando cuenta de que nunca se sabe quienes son los verdaderos monstruos; los de apariencia exterior monstruosa, o los que bajo su apariencia de normalidad-e incluso de bondad-esconden uno en su interior.
   A todo esto nos lleva la pluma de Andrzej , haciendonos ver que, bajo la envoltura de un libro de Fantasía Heroica-salpicado de Épica-nos está hablando en realidad de nostalgias, de emociones, de los cambios que se están produciendo en el mundo, no siempre-en realidad casi nunca- buenos, de que nada es lo que parece, del rechazo y el temor a aquel al que es diferente, aunque nos sirvamos de él momentáneamente (el propio Geralt, los Elfos, los supuestos monstruos, los hechiceros...). Porque, como dice Sapkowski a lo largo del libro, a veces por boca de sus personajes a veces en el devenir de la propia historia...."las más de las veces los autenticos monstruos se esconden bajo rostros humanos y los, en apariencia, monstruos, muchas veces lo son sólo por su aspecto exterior".

   Y todo esto lo consigue el autor mediante varios recursos:

  • Los diálogos; coloquiales, muy cercanos a la gente común, sin grandilocuencias, lo que hace que veamos a los personajes como alguien muy cercano, que habla y se comporta como cualquiera de nosotros.
  • Las descripciones de las batallas, como ya hemos dicho antes. Además, las Artes Místicas son realmente muy poco utilizadas, y sólo como último recurso, lo que hace que no nos saturemos con fáciles deux es machina.
  • El humor, negro a veces, fina ironía otras, que hace que lancemos más de una carcajada (ejemplo: en la historia que da título al libro, cachondeo puro y duro con el "primer deseo" involuntario de Geralt...)
  • Elementos ya conocidos por todos los aficionados a la fantasía heroica/épica, pero que en manos de Andrew sufren una transformación tal, que por sí solos nos parecen querer decir que ya nada es como era, y que además nada es lo que parece. Para ello, utiliza lo siguiente:
    1. "Revisión " de los cuentos clásicos infantiles (Blancanieves y los Siete Enanitos/ Córvida y los Siete Gnomos, La Cenicienta- un principe quiere contratar a Geralt para que encuentre a la princesa que, huyendo de sus "atenciones", perdió una zapatilla..., La Bella y la Bestia, en la que no se sabe muy bien quien es relamente cada uno...)
    2. Cantidad de monstruos, "reales" o tomados de diferentes mitologías, muy diferentes a las que estamos acostumbrados.
    3. Seres que no se comportan como lo que, en apariencia, son: Elfos vengativos y sanguinarios, monstruos de buen corazón, enanos con más honor que los Caballeros, etc, etc, etc.
   Todo esto, unido, hace que nos encontremos ante un gran libro de Fantasía Heroica, que se lee muy agradablemente, dado el estilo del autor, que con su humor y su adaptarse a las circunstancias de los personajes, le da mucha más vida, y los hace muchísimo más interesantes que otros a los que estamos acostumbrados por estos lares, fabricados más como puro merchandising de consumo rápido, que como verdadera literatura.

   En fin, una bocanada de aire fresco en las editoriales de este país, lo que agradecemos ampliamente los que buscamos algo más de lo que se nos está ofertando actualmente.
   Tan sólo un "pero", y es en la traducción; a veces se ajusta tanto a nuestra sociedad, que hace que se pierda la magia del mundo de fantasía. Frases como "hablar en cristiano", o ganarse unos "duros" malogran algo el espiritu épico de la obra. Porque, ¿cristiano?; ha existido Cristo?. ¿Unos duros: son españoles?

   Al margen del libro, del que hasta el momento se han vendido más de 1.500.000 ejemplares en Europa, de esta serie se ha realizado una serie de televisión, una película de alta presupuesto, y varias series de cómics.
   Por supuesto, nada de eso ha llegado- de momento- a estas latitudes.
   Pero imaginaros que en vez de ser europeo, fuera yanky; sería un éxito masivo, no hace falta más que ver otras obras de fantasía el éxito que han tenido en sus múltiples adaptaciones: Conan (libros, dibujos, cantidad de series de cómics, peliculas, series de TV...), El Señor de los Anillos (ya lo sabéis), etc.
   Esperemos que a Sapkowski le llegue un exito similar, y podamos disfrutar de estas adaptaciones a no mucho tardar.
   Por cierto, en Junio se espera el segundo volumen de la saga, y en Noviembre el tercero.
   A disfrutarlos.

 

El último deseo (La saga de Geralt de Rivia, Libro I)
Andrzej Sapkowski
Título original: Ostatnie Zyczenie
Traductor: José María Faraldo
Diseño de cubierta: Alberto Cairo
Ilustración de cubierta: Roberto Uriel / DPI Comunicación
Col. Bibliópolis Fantástica nº 1
256 págs., 16,95 euros
ISBN: 84-932836-1-4

 

 @ 2002 J. Javier Arnau para cyberdark.net
 Prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor

 

2004-08-04 18:42   Eldon Tyrell
Para mí la saga de Geralt de Rivia está siendo una auténtica revelación, no sólo por la calidad de sus personajes, sinó por la calidad de su traducción.

Enhorabuena a quien haya que dársela.

Un abrazo.
2004-01-16 18:43   Kelemvor
TOTALMENTE de acuerdo con tu crítica javier, excepto, que no recomiendo a nadie que vea la película. El film, aunque no me enteré de mucho porque estaba en idioma original, es lo peor de lo peor:

-Luchas que parecen coreografiadas por un grupo de preescolar.
-Las espadas de Geralt no son nada de lo que uno pueda imaginarse (parecen sables ninjas).
- Los monstruos (lo poco que se puede ver de ellos) son echos de papel y plastilina (sale una kikimora a la que podría llevarsela el viento).
-A parte de las libres adaptaciones de los capítulos, por supuesto.

Los actores, supongo que algunos lo harán bien, no sé, no los entiendo, pero todo lo demás es una porquería.

EL LIBRO ES FANTÁSTICO xD
2003-08-17 04:49   Leitizer
Saludos.

Supongo que pueda parecer cosa de tres porque la gente solo lee la ''conversación'', supongo que nadie quiere alterar la charla en plan amistosa y crítica que haceis.

Espero poner mi crítica en cuanto acabe el libro y bueno, leeré y opinaré sobre alguna de las novelas de Javier Negrete con gusto.

Un saludo a Faraldo por su traducción tan buena (a mi sinceramente me esta pareciendo buenísima y cercana como ya se ha mencionado anteriormente), y a ambos Javieres (extraña palabra).
2003-02-05 00:06   javier
Ah, pues te tomo la palabra
Anotada queda la entrevista. Se lo paso a cyberdark, y empezamos a ponerla en marcha
Con respecto a tus novelas, ten por seguro que si las encuentro, las pillo, pues me bastan con que fueran una decima parte de buenas que La Mirada de las Furias para definirlas como buenas, y además, para la entrevista, necesitaremos más material, así que a partir de ahora, a la caza y captura de tus novelas ;)
Y de las bibliopolis, idem
Un saludo a los dos...y a quien pase por aquí, que parece que esto es una cosa de nosotros tres
2003-02-04 22:39   eremos
Un saludo a los dos, Javier y José María. Sí, sigo viviendo en Plasencia, aunque viajo cada poco tiempo a Madrid. Un lugar tranquilo para escribir... si uno quiere estar tranquilo, que ése es otro asunto.
Me imagino, por lo que leo, que no sólo es que sepas polaco, sino que vives allí directamente, ¿no, José María? Espero con impaciencia vuestra próxima entrega; y digo vuestra porque ya sabemos que un traductor puede hacer malo a un autor bueno, e incluso a veces casi bueno a otro malo. Y si autor y traductor son buenos...
Y para Javier: Creo que mi próxima novela saldrá en abril. Y desde luego para ese momento me dejo entrevistar, que nunca viene mal ;)
Pero si quieres ir leyendo algo más, tienes por ahí el UPC del 2000 y el del 2001, "Buscador de sombras" y "El mito de Er". Quizás le tengo más cariño a la última, por ser la última y por ser la primera novela histórica que escribo.
Lo dicho, un saludo para los dos.
Javier Negrete
2003-02-04 01:15   javier
Joer que putada, despues de un rato escribiendo, se me vá de onda el PC
Bueno, decia que lo de de tratar con gente a la que admiro profundamente es por lo de mi anterior mensaje
Que aun no me he acostumbrado a esto de estar en contacto con gente a la que por una razón u otra, admiro:
J.M Faraldo, Javier Negrete, Victor Conde, Eduardo vaquerizo, Luis G. Prado, Angel Torres Quesada, Rafa MArín, Rodolfo Martínez...
Y menos acostumbrado aún a colaborar con algunos de ellos (Victor, Eduardo...), o entrevistar a otros (Angel Torres, Victor de nuevo...)
Pues eso, que iba totalmente en serio lo de flipar el tratar de tú a tú a gente como vosotros
2003-02-02 21:19   bulichov
Oye, en cuanto a lo de sennor (lo siento, no tengo la enne, aunque como sabeis el sombrerito sobre la n no es más que una abreviatura medieval para dos enes juntas, así que tampoco es para tanto). Bueno, a lo que iba: que lo de "sennor" dirigido a Javier Arnau no era más que una expresión de respeto. Al leerlo después reconozco que puede parecer un poco irónico, pero no era esa mi intención en absoluto. Debe de ser porque al vivir en un contexto cultura donde !jamás! se dirige uno a alguien que no conoce por su nombre de pila, estoy hipersensibilizado. Si alguien se lo ha tomado a mal, pido perdón públicamente.

por cierto, que cyberdark me parece excelente, y los que lo haceis os merecéis de verdad lo de "sennor". Puse el link en el foro polaco dedicado a Sapkowski y parece que ha habido fans polacos que lo han visitado y les ha gustado. Por cierto, que los traductores automáticos (al inglés), parecen haber dado soluciones para descojonarse (con perdón).

Por cierto: gracias a Javier Negrete por su apoyo, sobre todo viniendo de quién viene. Ciertamente estamos todos deseando leer su novela. Creo que su idea coincide con la dirección que el sr. Luis Prado, de Bibliópolis, está intentando dar a la colección. El hecho de traducir a Sapkowski no se debe sólo a que sea un autor de cuyo último libro "La torre de los locos" se han vendido 10.000 ejemplares en Polonia en los dos primeros meses desde su aparición. Hay una empatía excelente con las intenciones de don Luis Prado (y más modestamente de quien suscribe) de dar a conocer unas regiones de la literatura fantástica que son posiblemente las más frescas de la actualidad. Es un delito que se publiquen a mansalva tonterías anglosajonas (no me refiero a lo bueno, sea de donde sea) y que no se conozca a gente como Sapkowski o Wolski de Polonia, o Bulichov (de ahi mi seudonimo) o Lukianenko de Rusia. Son, simplemente, de primer orden.

En fin. Y tampoco es justo que gente de tanta calidad como Javier Negrete, (sigues viviendo en Plasencia?), Victor Conde o Rafa Marín no vendan tantos ejemplares como Sapkowski en Polonia o Lukianenko en Rusia. pero todo se andará

faraldo.
2003-01-28 00:06   javier
si, es verdad, tu concretamente no has dicho lo de señor, y por supuesto que me encanta que me llames javier; espero que sea reciproco
Lo decia porque aun flipo un poco cuando estoy en contacto con gente como Rafa Marin, Angel Torres, Rodolfo Martinez, Javier Negrete, Eduardo Vaquerizo, Victor Conde-con los dos ultimos he colaborado en un par de relatos para PulsarFanzine-, etc
Porque aunque solo he leido una novela tuya, La Mirada de las Furias, la verdad es que me encantó
si quieres revisar el foro de ciencia ficción, verás que hablo muy bien de ella, y de otras de autores españoles
Por eso es un placer poder contactar, aunque sea mediante Internet, con algunos de vosotros
O colaborando, entrevistandoos, etc
Un placer, si señor-que si mereceis lo de señor, aunque suene a peloteo
Y si la novela que estas escribiendo se aproxima a La Mirada, ten por seguro que la leeré con sumo placer. Igual si encuentro las otras tuyas
2003-01-27 23:46   eremos
Hola, tocayo. He revisado mi texto, intrigado, y no he visto la palabra "señor". Yo creo que la has interpretado tú después de leer el texto de José M. Faraldo. Vamos, que prefiero llamarte Javier, si no te importa.
Y lo dicho: suscribo lo que dices sobre la novela del amigo Geralt, con esa pequeña salvedad que hago. Y la razón es que en mi próxima novela, que es de fantasía, me tomo las mismas libertades que Sapkowski y su traductor y ya he discutido un poco con algunos amigos que han leído el borrador. Sé que cierto estilo puede chocar al principio, pero mi intención, supongo que como la de Sapkowski, es salir de los clichés. Todo es cuestión de acostumbrarse.
Un saludo, espero, muy campechano.

Javier Negrete
2003-01-26 00:48   javier
PD a todo esto: que raro se me hace que gente como Javier Negrete, J.M. Faraldo, etc, me llamen "señor Arnau" ;-)
2003-01-21 13:49   eremos
Estoy de acuerdo con la opinión del traductor, José M. Faraldo. Parece que tanto las novelas históricas como la fantasía heroica deben utilizar un lenguaje pomposo y anticuado que llega a convertirse en un idioma propio. ¿Es que la gente en esos tiempos no soltaba tacos, no usaba la ironía, la expresión coloquial? Lo que debe hacer el traductor cuando se encuentra con algo así es pasarlo a su propio idioma; en nuestro caso, el castellano de ahora.
Traducir, obviamente, no es volcar palabra por palabra. Cuando mis alumnos de griego se empeñan en traducir un diálogo entre dos amigos escribiendo: "¡Oh, Diógenes!", les pregunto si ellos utilizan ese "Oh" para dirigirse a sus colegas. Para eso, que lo dejen en griego. O, como dice José María, en élfico o en polaco.
Un ejemplo clásico que he hablado con otros amigos traductores es el "fucking" del inglés. Aunque "fuck" sea "joder", ¿quién en español dice "en mi jodida vida he visto algo así"? Nosotros (con perdón) decimos más bien "en mi puta vida", "este puto coche me tiene harto", etc. Cuando se trata de lenguaje expresivo, lo que importa es transmitir la emoción, no la información.
Por otra parte, debo decir que coincido con la crítica de Javier Arnau sobre la novela de "El último deseo"; mi único desacuerdo es el que he comentado sobre la pertinencia de que la traducción sea actual.
Y en cuanto a la traducción en sí, reconozco que al principio se me hizo extraña. Pero después me fue gustando cada vez más. El vocabulario es muy rico (y sé que eso depende en un buen porcentaje del traductor), el estilo brillante y la caracterización lingüística de muchos personajes me ha hecho soltar más de una carcajada. Espero más entregas de la serie con traducciones tan jugosas como ésta. Mi enhorabuena a José María Faraldo.
Un saludo
Javier Negrete


2003-01-15 19:03   javier
Pues me alegro mucho de que se haya hecho esta apreciación
Desde luego, como muy bien dices, no podía yo conocer esos detalles de la contemporaneidad del autor, aunque sí suponia su dificultad de traducirlos de un idioma como el polaco
Me alegro de que quede todo aclarado, porque el libro merece de verdad la pena, así la labor que están llevando a cabo TODOS los implicados en la edición española
Bueno, pues en resumen eso; podriamos hablar de otros temas referidos a las "contemporaneizaciones", como muy bien indica bulichov, pero creo que ya está todo entendido.
Lo que no me acaba de cuadrar a mí es lo que dice sobre escribir el libro en élfico, por lo de los castellanos y la invasión; creo que esa "ironía" sobra, pues está claro que los libros deben traducirse a los diferentes idiomas para hacerlos accesibles a los posibles lectores; para eso, haberlo dejado en polaco, que es su idioma original
Bueno, en resumen, aclarada esta pequeña discrepancia, y agradeciendo tus felicitaciones por el conjunto del artículo
2003-01-15 11:36   bulichov
Después de leer un especial tan magnífico como el de cyberdark sobre „El último deseo“, parece una mezquindad ponerle pegas. Y más si se trata de algo tan aparentemente tonto como criticar una crítica. Pero en fin, dado que el libro en cuestión es postmoderno y vivimos todavía en una época postmoderna, supongo que nada hay más postmoderno que criticar al que te critica.
Ahora en serio. Quisiera puntualizar ciertos puntos de la crítica del señor Arnau a mi traducción de „El último deseo“. No se trata más que de aportar ciertos datos que, en su por otro lado excelente apreciación del libro, el señor Arnau no podía, desde luego, conocer. El señor Arnau encuentra, como único pero al libro, el hecho de que la traducción „se ha acercado demasiado a nuestra sociedad“ lo que le resta valor épico a la narración.
Quisiera, en primer lugar romper una lanza por los traductores: nunca se nos valora nuestro trabajo. Si hay algún error o algo que no les gusta a quien lo critica, siempre se dice, pero si hay un trabajo duro, excelente , bien informado, detrás de lo que se está leyendo, jamás se recuerda. Para trasladar al castellano cada uno de esos diálogos insuperables de Andrzej Sapkowski hemos trabajado el editor y yo durante días enteros. Y creo que el resultado ha valido la pena: la traducción, con todos sus pros y sus contras, ha resultado una obra de amor hacia el libro, y hacia los lectores. ?Se imaginan ustedes si este libro hubiera caído en manos de una editorial tipo planeta, que hace contratos de traducción como churros?
Pero ahora, en concreto. La crítica del sennor Arnau de que hay elementos „contemporáneos“ en la traducción (en realidad están ya en el original), le ha sido realizada al propio Sapkowski más de una vez. Porque esa es una de las características principales del autor: romper las expectativas. Los lectores son –somos- cómodos, no nos gusta salirnos de los esquemas. Si en un mundo medievalizante aparecen dragones, nadie se altera, pero si se habla de ingenieria genética (adelanto hechos de la serie de Geralt!) todos se ponen a protestar. Y de eso se trata, de interferir, de molestar, de „presentizar“. Pueden compararse los libros de Sapkowski a las dragonadas habituales (no hablo de las buenas, claro): estas son un plácido lago, aquellos un mar embravecido que no nos deja tranquilos después de su lectura. Y „El último deseo“ es sólo una pequeña muestra de ello. Estoy deseando que los lectores españoles puedan leer la serie completa (y también el espléndido nuevo libro de AS „La torre de los locos“) para que puedan apreciar en toda su riqueza lo que esto significa. Podeis llamarme exagerado pero literariamente AS es muy superior a Tolkien (aunque la creación de la mitología tolkienana es mucho más perfecta que la de AS. Quizá porqu a AS no le interesan tanto las mitologías como la vida real.)
Por cierto que „hablar en cristiano“ no es muy diferente de pongamos, la palabra „albañil“. ?Pero es que hubo árabes en el mundo de Geralt? O, puestos al caso, por qué no está el libro escrito en élfico o en Lengua Común? Es que los castellanos no sólo invadimos América sino también la tierra de los elfos?
Pues (y adelanto también algo de la serie que quizás no debiera) a lo mejor sí. ?Quien nos dice que la historia de Geralt transcurre en el pasado y no en el futuro??? O en otro pasado? O en otro futuro...?
En fin, creo que estos datos puede ayudar a poner en contexto el libro (a la par que defiendo mi honrilla de traductor). Repito que tanto la crítica del señor Arnau, como el especial en general me parecen excelentes y muy acertados. Y eso que yo tengo la suerte de haber podido leer toda la serie, con lo que creo que hablo con conocimiento de causa cuando digo que el especial no desmerece ninguno de los artículos publicados en periódicos polacos, rusos o checos sobre ella.
Un saludo
José M. Faraldo