<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)


Entrevista, por Ignacio Illarregui

   Creo que no es necesario comentar la cerrazón que existe en los lectores de literatura fantástica por los productos nacionales. De ahí que Cyberdark.net lleve un tiempo realizando las entrevistas "De Pata Negra" con el fin de acercar nuestros autores más renombrados al usuario de la página. Y aunque el trabajo puede parecer lento, poco a poco los nombres se van sumando al "archivo".

   Ahora le toca el turno a Javier Negrete, por dos motivos. El más evidente se debe a que Minotauro, la editorial más importante en lo que al contenido de la página se refiere, ha apostado muy fuerte por las novelas escritas en nuestro idioma al publicar La espada de fuego en las mismas condiciones que el resto de su catálogo. Y, por lo que parece, no es una mera excepción sino que promete ser sólo la punta de lanza de lo que vendrá después. No obstante, aparte de esta inmensa oportunidad, existe otra razón. Hoy por hoy se pueden contar con los dedos de una mano (y nos sobrarían algunos) los autores españoles de literatura fantástica que pueden competir con él en talento narrativo. Y ya era hora que le dedicásemos el espacio que sin duda merece.

   Antes de dejaros con él, tengo que agradecerle la paciencia que ha tenido al responder mis preguntas, el tiempo que se ha tomado al hacerlo y su amabilidad al facilitarnos parte del material gráfico que se puede contemplar aquí. Ha sido todo un placer. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

   Nacho


Estado Crepuscular

Esta entrevista ha sido leída 19351 veces

El autor en cyberdark.net
Web oficial de EDF

Entrevista La Espada de Fuego la Obra de Javier Negrete Estado Crepuscular

Foto por Mar Bejarano
    ¿Qué es La Espada de Fuego?

   En un mundo donde hay espada y brujería (entre otras muchas cosas), Zemal, la Espada de Fuego es el objeto por excelencia, el sueño de todo héroe. Entre los guerreros de Tramórea reina la mística de la hoja y el acero, y los forjadores de espadas gozan de un prestigio que llega casi a la veneración. Zemal, forjada por el dios Tarimán, patrón de herreros y espadistas, es la madre de todas las espadas. Otorga al Zemalnit, el guerrero que la posee, no sólo poder, pues es una hoja de plasma capaz de segar cualquier cosa, sino también el prestigio necesario para convertirlo en un auténtico líder.

   La Espada de Fuego es también mi propio sueño. Antes de ella he publicado ocho novelas. En cuestión de semanas aparecerá en SM una juvenil, Los Héroes de Kalanúm, y dentro de unos meses Tusquets sacará otra, Amada de los dioses, mientras que L’Atalante editará en francés El mito de Er. Sin embargo al ver publicada la EdF en Minotauro he sentido tanta emoción como si fuera la primera vez. He puesto mucha pasión en este libro, y sé que es el mejor que he escrito hasta ahora.

   ¿Qué ofrece tu libro al lector de fantasía de toda la vida?

   A lo largo de los años he ido adquiriendo un mayor dominio de los recursos literarios, de forma que ahora escribo de una forma menos instintiva y me aproximo mucho más a comunicar lo que quiero. Creo que gracias a eso he conseguido una ambientación en la que el lector se puede sumergir y unos personajes con los que se encariñará. Dice John Irving que su mayor empeño es que en la página 400 de sus novelas a los lectores les importe el destino de los personajes mucho más que en la 40. Eso es lo que creo que hay en la EdF. Por encima de todo, he buscado la convicción y la calidad literaria.

   Tengo entendido que su origen está en una novela que iba a publicar la colección de Fantasía de Nova hace 10 años, La jauka de la buena suerte...

   En efecto, aunque han pasado más bien doce o trece años que diez. Realmente, la novela se llamaba La Espada de Fuego, pero decidí cambiarle el título de acuerdo con Miquel Barceló. Luego aquel proyecto no llegó a término, aunque Miquel ha sido mi editor en muchas otras ocasiones.

   En su momento, no publicar la Jauka me deprimió. Ahora me alegro, pues esta EdF es mucho más madura y rica, y también más fluida. Además, publicar en Minotauro y compartir catálogo con El Señor de los Anillos es una emoción casi indescriptible.

   ¿Cómo ha llegado esta novela a aparecer en Minotauro?

   Cuando Planeta adquirió Minotauro, Francisco García Lorenzana se convirtió en el nuevo director de la colección. Yo ya había trabajado antes con Paco, pues en la época en que trabajaba como editor para Círculo de Lectores me publicó dos novelas, La mirada de las Furias y Nox perpetua. Además, le habían gustado otras obras mías como El mito de Er o Buscador de sombras.

   Al poco de llegar a Minotauro, Paco se puso en contacto conmigo y me preguntó si tenía alguna novela para él. Yo pensé rápidamente en la EdF, y me dije que aquello era una señal del Olimpo, pues la primera editorial en la que intenté publicar la antigua novela fue, precisamente, Minotauro, allá por el 88 si no recuerdo mal. "Sólo tengo que retocarla y en un par de meses la tengo", le respondí.

   Los retoques se convirtieron en una reescritura a fondo y los dos meses en nueve, una gestación en toda regla. Creo que el esfuerzo ha merecido la pena. De la calidad de mi novela es mejor que hablen otros, pero quiero decir que la presentación me parece magnífica. 

   ¿Qué opinas del premio que van a instaurar?

   Me parece estupendo. En España ya hay premios importantes para relatos de ciencia ficción, como el Pablo Rido. También está el UPC para novela corta. Ahora llega este premio Minotauro (o como se llegue a llamar, aunque a mí el nombre Minotauro me parece más que sugerente), para cubrir el hueco que quedaba, la novela larga. Además va a abarcar todo lo relacionado con el género fantástico. Sin duda va a ser el más importante del mundo por su dotación y, espero, por la calidad de las obras que concursen.

   Retornando un poco a La Espada de Fuego, ¿cómo afrontaste la creación de un mundo inexistente tan amplio y complejo como Tramórea?

   La clave fue el mapa. Siempre me han gustado los mapas de grandes imperios. En mi primera novela, una de romanos que escribí cuando tenía diez años, había un montón de mapas que empezaron siendo más o menos históricos y acabaron convirtiéndose en un auténtico desparrame, con un imperio que competía con el romano en época del propio César Augusto. Me sentía frustrado por tener que ceñirme a la realidad, y cuando en un tebeo de Conan vi un mapa de la era hibórea, pensé: "¿Por qué no puedo hacer yo esto?" Así que en una serie de novelas de fanta-ciencia que escribí entre los quince y los dieciséis años ya creé mi propio mundo con sus mapas.

   Y así empezó también Tramórea: a los diecisiete años dibujé el primer mapa de este continente y empecé a llenarlo de nombres, reinos, bosques, ciudades y montañas. El mapa y los nombres despertaban evocaciones en mí, y el mundo fue creciendo como un inmenso árbol mientras escribía la primera EdF completa (hubo una versión anterior que no pasó del estado embrionario). Ahora, años más tarde, he enriquecido ese árbol. Pero aún me queda por explorar mucho de mi propio mapa.

   Uno de los aspectos que más me han sorprendido ha sido el Tahedo, el arte de la espada, desarrollado de forma muy precisa y que proporciona algunos de los combates mejor llevados que he leído en un libro de fantasía ¿En qué te basaste a la hora de establecer su funcionamiento?

   En la primera versión de la EdF ya había elaborado parte del Tahedo, con sus grados de maestría, algunas de sus técnicas y las llamadas series, que son una especie de katas. Cuando estaba en el instituto practicaba karate, y me basé en él para dar verismo al Tahedo, más que en la esgrima occidental.

   Ahora, al reescribir la novela, me he documentado sobre otras prácticas marciales, como el kendo o el iai, y también sobre la forja de las espadas japonesas, que es en sí un arte fascinante.

   Puesto que la Espada de Fuego es el centro de la trama, quería que hubiera entre los guerreros de Tramórea una auténtica mística del acero. El Japón de los samuráis me sirvió como modelo; y también me inspiré en el vínculo maestro-discípulo, tan importante en Oriente, para enriquecer las relaciones entre los personajes principales.

   En cuanto a los combates, he procurado enfocar cada uno desde un punto de vista diferente, y transmitir más bien sensaciones que movimientos exactos. Cuando leo en un libro descripciones de peleas demasiado prolijas, me acabo perdiendo.

   El amor es de nuevo parte importante en la motivación del personaje principal, como ocurría en Nox Perpetua o Lux aeterna. Sin embargo los protagonistas son casi todos masculinos y los femeninos quedan siempre en un segundo plano, casi únicamente como elemento inspirador. ¿A qué se debe?

   Cuando escribí la primera EdF era muy joven y tenía problemas a la hora de tratar personajes femeninos. Aparte, el centro de la trama consiste en la lucha de siete guerreros por una espada, y ahí queda poco lugar para mujeres. En aquel entonces, aparecían una especie de enigmática ninfa llamada Tríane y una improbable mujer guerrera en un papel muy secundario.

   Ahora he aprendido como escritor y... Bueno, la vida: ya no soy un chavalito. Creo que sé manejar mejor a los personajes femeninos, y de hecho la protagonista de Memoria de dragón se llama Marta, y la de la novela erótica Amada de los dioses es Nerea, una joven cortesana. Al reescribir la EdF he modificado el papel de Tríane, que ya no es tan glamurosa ni etérea como en la primera versión; y he convertido a la guerrera, Tylse, en una maestra del Tahedo que compite con los otros seis varones por la Espada de Fuego. Para que el pueblo de las Atagairas sea más creíble (la mayor parte de las mujeres guerreras que aparecen en las novelas no me convencen demasiado), las he apartado genéticamente del resto de las razas humanas, con las que no pueden procrear. Vamos, que en la práctica son una especie aparte en que las hembras son más grandes y fuertes que los varones.

   Creo que ahora las mujeres son un elemento importante en la EdF, y no sólo como inspiración, sino como motores de la acción, aunque su presencia numérica sea reducida. Entrando en el terreno de lo erótico (ya que Jacinto Antón lo ha mencionado en ese magnífico artículo que ha publicado en El País), son ellas quienes llevan la iniciativa... Pero no añadiré más.

   En cualquier caso, jamás entraré en ciertos juegos de cuotas que parecen llevarse ahora. Como escritor, elijo a los personajes según la historia que quiero contar. Se trata de confeccionar novelas, no listas electorales.

   También aparecen múltiples referencias al mundo de la Grecia clásica (esas amazonas, esos pitagóricos que modelan la sociedad Áinar,...) ¿Una marca de fábrica?

   Supongo que sí, que es inevitable. Muchas de las obras de fantasía que he leído tienen un aire medieval, un tanto nórdico. Yo creo que la mía habla de un mundo más similar al de la Antigüedad. A veces la influencia de Grecia me sale a propósito, y otras sin que me dé cuenta. En el caso de las Atagairas y de los filósofos Numeristas he tomado como punto de partida a amazonas y pitagóricos, como bien apuntas; pero para crear algo diferente y más fantástico que espero desarrollar con más complejidad en futuras novelas.

   ¿Qué otras influencias reconoces en el libro?

   En cuanto al ambiente, me han servido de inspiración (y me servirán, Tramórea aún está creándose) no sólo Grecia, sino también Roma, Egipto, Babilonia, los reinos nómadas de las estepas centroasiáticas, y, como ya he dicho, el Japón de los shogunes. Y quien quiera buscar encontrará también algunas referencias a las leyendas de Bécquer.

   Aparte, cuando hablo de lugares naturales procuro recurrir a mi propia experiencia: mis instrucciones nocturnas por los montes de Toledo cuando hacía la mili, las sierras y valles que rodean Plasencia, donde vivo... Más de una vez me he dedicado a recorrer carreteras sinuosas en busca de localizaciones, como si estuviera preparando una película y no un libro. Un viaje en particular me impresionó, cuando crucé el puerto de Honduras, en la parte norte de Cáceres, y atravesé unos robledales y castañares enormes que en otoño parecían incendiarse bajo los rayos del sol. Al ver la portada del libro me emocioné, pues me sentí transportado a aquella tarde de noviembre, como si los diseñadores me hubieran leído la mente.

   Ahora que no nos escucha nadie, ¿qué sabes de OPALWORKS? ¿Trabajaste con ellos a la hora de crearla? Porque están haciendo un lavado de cara a la editorial encomiable...

   Reconozco que no sabía nada de ellos. Sin embargo, estoy de acuerdo con tu apreciación. Es tal vez el libro mejor presentado que he publicado hasta ahora. Minotauro siempre ha tenido un aire bastante cuidado, pero creo que la renovación le está sentando de maravilla.

   Aunque La Espada de Fuego es autoconclusiva, el final deja abierto el camino para volver a Tramórea en el futuro. ¿Existen posibilidades de que escribas más historias ambientadas en este mundo?

   Sí, mientras me parezcan interesantes. De hecho, ya estoy trabajando sobre una segunda novela. Prometo no exprimir fórmulas. Los lectores que hayan seguido mi carrera podrán comprobar que me gusta variar y que he escrito un poco de todo: novela metafísica, humorística, de aventuras, un tecnothriller (me gusta como lo definió Julián Díez), ucronía histórica, novela juvenil y hasta fantasía erótica -la novela con la que quedé finalista de la Sonrisa Vertical y que se publicará dentro de unos meses; ésta ha sido la cuña autopublicitaria-. Así que, de momento, no soy muy dado a repetirme.

   En cuanto a la continuación, puedo adelantar que desarrollaré escenarios y elementos que en La Espada de Fuego sólo han quedado apuntados. Pero no esperéis explicaciones demasiado prolijas ni tramas cerradas como mecanismos de relojería. La vida no es así, en primer lugar; y, además, creo que la sugerencia, y no la explicación, es una de las claves de la fantasía.

Siguiente >>

 

@2003 Ignacio Illarregui
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

2003-10-30 15:03   Irluachair
Todos hemos tenido ese prejuicio con el producto nacional, pero si uno consigue una lectura afortuna alguna vez, pues esto puede ir mejorando.

Ya la tuve afortunada con Leon Arsenal, y ahora lo voy a intentar otra vez.
2003-09-28 09:58   hector_luke
Muy buena entrevista. Leí la espada de fuego antes de saber nada de Javier Negrete; esta entrevista me anima mucho, pues agrada saber que tenemos escritores españoles que nos suministran historias de fantasía, a pesar de la supuesta falta de originalidad de la edf, que en mi opinión, Negrete soluciona muy correctamente. Espero poder leer más sobre la edf, y quién sabe, se llegue a considerar esta obra como al señor de los anillos, dune o la mismísima fundación.
2003-06-25 13:51   MrMachen
Pues a mí la entrevista me ha animado a leer mucho a este autor. Lo único que me hace dudar es eso de que no tiene toda la originalidad que debiera. Pero todo es ponerse a leer y luego descubrir por uno mismo.
2003-06-06 18:31   Finch
Reveladora entrevista para todo aquel que no conozca a Javier Negrete. Enhorabuena al entrevistador y al entrevistado.
Esas horas robadas al sueño van por ti, Javier.
2003-06-03 21:17   chemoide
la entrevista ha estado fenomenal.
lo que no me ha gustado mucho a sido eso de que él cuando escribe es muy variable. pues, mi opinion es que la segunda parte de la espada de fuego deberia de seguir el mismo corte que la primera.
felicidades Javier Negrete te estas ganando el exito.
2003-05-31 00:31   Cyllan del Caos
Lo que mas me ha interesado es que la entrevista te resuelve algunas dudas que deja el libro, como que el mundo de Trámorea no está concluido y porque sus personajes femeninos son tan.. secundarios. Excelente entrevista Nacho
2003-05-27 18:49   dios de la obscuridad
Me encanto, simplemente me encanto lo de la" Espada de Fuego", me pareció que la todo lo relacionado con la fantasía clasica es de lo mejor,todo el escrito que se le hizo. La entrevista me parecio muy bien, por que el "master"Javier Negrete es uno de los mas codiciados en estos tiempos, no me lo esperaba de él que fuera lo mas sencillo, fue perfecto, no me imagino como, pero pudieron hacerlo de la manera mas fácil y de que el respondiera todo lo que le preguntaron, y lo vuelvo a repetir que me encanto....

Y como dice Starhawk.... que fue perfecta la entrevista por parte tuya Nacho...

Y exelentes las respuestas por parte de tí Javier Negrete.

En estos foros cuenta con nosotros para leer tus platicas.
2003-05-27 15:44   Starhawk
A mí me gustó mucho La Espada de Fuego", que me pareció una fantasía clásica, con todas las letras. La entrevista estupenda, creo que todos conocemos un poco más quien es Javier Negrete y sobre todo como piensa... Me parece estupendo su talante, tan positivo y con los pies en el suelo... y ánimo con la biblioteca del instituto, a ver si más de uno se queda allí pegado con las manazas, como una mosca en la tela de una araña... ;)

Nacho, felicidades, una magnífica entrevista.
Javier, felicidades, sigue dandonos alegrías.
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
39.95 37.95



Nick y el GlimmungNick y el Glimmung
14.96 14.21