<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

LA NATURALEZA EN MIS MANOS

Este artículo ha sido leído 6471 veces

Sandro Herrera Domínguez es conocido también como Kelemvor

por Sandro Herrera, Mayo 2002

PRIMERA PARTE

1- Introducción

   El día 18 de Enero del 2002 fue un Sábado muy frío para mí, tanto que, desde que el reloj dio las 11 en punto de la noche, me fui corriendo a mi calentita cama.

   A mí me gustaba observar mi cuarto en la oscuridad, tendido en la cama, mientras me quedaba dormido, pero esa noche me quedé dormido desde el momento en que me cubrí con la manta y la sábana.

   En un momento de la noche me desperté sobresaltado sin saber por qué, ni siquiera había tenido pesadillas y me había despertado sudando. No me molesté en levantarme, ya que estaba a gusto en mi cama, pero ahora no me podía dormir, así que aproveché para hacer eso que tanto me gustaba.

   Me senté apoyando la espalda contra el cabezal de la cama y esperé a que mis ojos empezaran a ver algo en la oscuridad de mi habitación.

   Empecé a ver en frente mía unas rayas de luz anaranjadas que se colaban por los huecos de mis persianas blancas. La luz procedía del alumbrado de la calle. Las rayas me estarían pegando en la cara, pero yo ya me había encargado de rodar las cortinas, que aunque eran de un color azul casi transparente, me protegían de la luz..

   Al pié de mi cama había un pequeño mueble blanco con tres cajones en los que guardaba cintas de video. Encima del mueble tenía un televisor Grundig de veinticinco pulgadas que ya no servía. Pues eso es lo siguiente que vieron mis ojos.

   Mi cama estaba entre la pared (que separaba mi habitación de la de mi hermana) y mi armario. Entonces decidí mirar a la pared, y vi las letras blancas del póster de la película Scream, que parecía que brillaban en la oscuridad.

   En esa pared sólo estaba el póster y una estantería con libros infantiles que yo me leía de pequeño.

   Al girar la cabeza hacia la izquierda, sólo pude ver un gran muro oscuro, entonces comprendí que el armario me tapaba la visión de la parte izquierda de mi habitación.

   Aunque no la pude ver, sabía perfectamente que la pared que estaba en frente de la del póster tenía: otra estantería con cintas de video, un póster de la película American Pie, un tablón de corcho y mi escritorio, dónde yo tenía mi PC.

   En la pared del fondo estaban las ventanas, que eran de seis cuadros y con bordes metálicos de color blanco, al pié de la ventana estaba mi sillón de tapizado negro de dos asientos, y , al lado había un mueble con estanterías donde ponía mis libros de lectura.

   La pared donde se encontraba la puerta sólo tenía el armario y la cama.

   Me sabía perfectamente la colocación de los muebles (faltaría más), pero antes de que pudiera terminar de descubrir mi cuarto en la oscuridad, empecé a ver una tenue luz azul celeste, que procedía de debajo de mi cama, y luego empezó a notarse por las uniones de cemento  de las baldosas color beige de mi cuarto.

   Sólo faltaba una bola de luces colgada del techo, para que mi habitación pareciese una discoteca.

   No sentí nada parecido a  miedo, pero me incorporé y me senté en la cama , apoyando  ésta vez mi espalda, en la pared dónde se encontraba el póster de Scream. Desde esa posición veía perfectamente todo mi cuarto.

   En el más absoluto de los silencios, salió del suelo un gran ojo que tenía las dimensiones de un coche de esos enanos, un Smart.

   El ojo lo formaban unas llamas azules, y el iris venía a ser un círculo negro ovalado.

   Mientras me quedaba atónito mirando el gran ojo, éste se empezó a acercar hacia el borde de mi cama y cuando llegó, dijo con una melosa voz de mujer:      

   - Cuando la Luna se convierta en Sol...cuando el Cielo se convierta en Infierno...cuando el agua se vuelva sangre..... estarás sólo Oscar, ... estarás sólo y no podrás vencer al Mal...Tienes que salvarnos......sálvanos.....sálvate, sálvate, sálvate, sálvate, levántate, levántate, levántate.......

   - ¡Levántate Oscar!

                                                                        

   De repente el ojo desapareció y..... todo resultó ser una pesadilla. Ahora estaba mi padre despertándome para que fuera a comer.

1

   - ¡Déjame dormir un rato más! -le dije a mi padre- Que hoy es domingo.

   - Pero Oscar, ¡vamos a comer ya! Son las dos y veinte de la tarde, así que hazme el favor de levantarte.

   - Vale, ya voy.....vallan comiendo.

   - Pues venga, date prisa que se enfría la sopa.

   - ¡Joder, sopa no!, ¿no hay nada sólido?

   - Sí, también hay que evitar la destrucción - a mi padre se le puso la voz de mujer, igual que la del ojo-

   - Perdona, ¿que has dicho? -me incorporé enseguida-

   - Que también hay tortilla, que pasa, ¿la tortilla tiene algo malo?

   - No, pero tu..... tu has..... -antes de decirle lo que creía haber oído y dejar que mi padre me tomara por loco, le dije- ¿has puesto cebolla a la tortilla?

   - Pues no, el chef ha pensado en los gustos del señorito y no le ha puesto cebolla a su tortilla -mi padre hizo un gesto imitando a los típicos criados ingleses, muy bien educados-.

   - Graaaacias, ya voy, vallan comiendo.

   Cuando mi padre salió del cuarto, me pegue un bofetón para comprobar que estaba despierto, y, lo estaba. Pero, ¿como se explicaba lo que había pasado?

   Seguramente oí mal, porque yo estaba medio dormido, y aún tenía fresco en mente el sueño del ojo.

   Me bajé de la cama de un salto, me puse las chanclas y, cuando iba a salir del cuarto, sentí la irresistible tentación de mirar debajo de la cama, pero mi cordura no quiso que yo hiciera tal cosa.

   Cuando llegué a la cocina, mis padres y mi hermana estaban muy alegres. Mi madre, al verme, dijo:

   - ¡Hombre!, Pero si es el señorito de la casa.

   - Que graciosillos estáis hoy ¿no?

   - Calla y come que se te enfría la comida -dijo mi padre-

   Ya había acabado la sopa, entonces le pedí el cuchillo a mi hermana para cortar un trozo de tortilla.

   Cuando me lo fue a dar yo estaba embobado mirando la tele, porque salía Jennifer López.

   Yo tenía la mano extendida para que Sara me diera el cuchillo, pero sin querer, me hizo un corte y empecé a sangrar.

   Yo no sentía asco ni nada parecido por la sangre pero enseguida empecé a notar fatigas y lo veía todo negro. Me sostenía la mano herida con la derecha, que era la sana, e intentaba buscar a mi familia, pero ni veía ni oía nada.

   Me estaba dando miedo. Pensé que me estaba muriendo.

   Miré al frente y sólo veía una sombra negra muy cerca mía. En ese mismo momento se pasó todo y vi delante mía a mi hermana, que acababa de ponerme una tirita en la herida.

   Nadie hablaba, y yo me quedé parado sosteniéndome la mano izquierda.

   Bebí todo el zumo que había en mi vaso y luego comprobé que toda mi familia seguía comiendo su trozo de tortilla, pero ya no parecían tan alegres, es más, parecían tristes.

   Me sentí muy frustrado porque nunca había tenido esa sensación tan rara al cortarme, pero intenté quitarle importancia al asunto y dije:

   - ¡Que sigo vivo eh! No pongáis esa cara.

   Todos me miraron muy serios; me observaban. Por fin, mi madre, me dijo:

   - Nos has dado un susto de muerte.

   Casi no le sale la voz y sus ojos estaban encharcados.

   - Mamá joder, que sólo ha sido un corte.

   - Pero podría haber sido peor. Mucho peor.

   Dicho esto, mi madre recogió su plato, lo puso en el fregadero, y se fue. Los demás hicieron lo mismo, dejándome solo en la cocina.

   - Esto es increíble -dije con un hilo de voz- , yo no soy de cristal. Se cuidarme perfectamente.

   Me encontraba hablando solo, pero luego me puse a pensar y llegué a la conclusión de que al menos yo tenía unos padres que se preocupaban por mi.

2

Después de comer quería ir a la biblioteca para estudiar para el examen de Historia que tenía el martes. Así que cuando terminé de comer (solo) me duché y salí. Antes de salir, me despedí desde la puerta:

   - Papá, mamá, me voy a la biblioteca. No se a que hora vuelvo.

   No obtuve respuesta.

   Cuando salí del edificio, una gran palmera tapaba el Sol. Iba a emprender la macha, cuando, una ráfaga de viento fresco, surgió y me quitó el calor que tenía desde que me levanté.

   Estaba muy a gusto; a la sombra de una gran palmera, con un día despejado y completamente sólo.

   Enseguida me di cuenta de que la palmera estaba completamente seca y destrozada. Sólo tenía unas cuantas hojas verdes y su tallo era fruto de las gamberradas de la gente, gente sin escrúpulos que hacia graffitis, inscripciones y muchas más barbaridades.

   - De repente me siento muy ecologista. -dije en voz baja-  Nunca había visto ésta faceta mía.

   Yo vivía en un edificio que a su vez , era parte de otros tres edificios, y juntos, formaban una pequeña plaza. En ésta plaza habían pequeños jardines, y, justo en el centro, se encontraba la sufrida palmera.

   Me puse en marcha, y pasé por el pasillo que formaban dos de los jardines. Iba contemplando la fea apariencia de los jardines. Jardines que un día tuvieron verde césped y que ahora sólo tenían tierra seca. Arbustos podados por jardineros que no llegan a los diez años, me refiero a los niños que juegan en los jardines y que no tienen piedad por las plantas.

   Cuando voy llegando al parque donde está la palmera, una docena de palomas salen volando al verme, menos una, que es muy fea y que casi no tiene plumas. Cuando me acerco a ella lo suficiente, huye a la pata coja y se esconde detrás de la palmera.

   Ahora me iba acercando a la salida-entrada de la plaza, que era un gran arco de piedras. Justo al lado de la entrada, había un parterre pequeño con un arbusto de pocas hojas. Había un mal olor que hizo que me tapara la boca y la nariz con la manga de mi jersey gris.

   Enseguida me di cuenta de que se trataba de un gato negro muerto, rodeado de moscas.

   - ....Joder....  -fue lo único que pude decir-

   Antes de que me diera cuenta, un cosquilleo recorrió mi mejilla. Era una lágrima.

   Fuera de la plaza me salió otra en el ojo izquierdo. Me las sequé con la manga del jersey.

   - Oscar: es sólo un gato. ¿Qué coño te pasa?

Siguiente >>

@ 2002 Sandro Herrera
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

2002-09-15 02:46   Diego
hay dios que estubiste fumando, ntc, me parece muy bueno tu relato, al principio muy aburrido y poco interesante pero conforme avanza la historia te vas interesando un poco mas, sobres graqcias
2002-08-06 00:38   Dulcinea
Por fin me lo leí sandritooo XD

No me imaginé que estuviera tan linda, hasta me siento orgullosa de conocerte XD
No en serio te lo digo está muy bonita la historia.
2002-06-20 03:49   carpatia
Lo puedes hacer mejor.
2002-06-11 11:08   Kelemvor
pues muchas gracias a todos y no se preocupen que yo lo continuaré pronto

graciaas!!!
2002-06-10 21:43   Dearan
** Ciertamente este relato me ha gustado mucho. He leido atentamente las dos partes, y debo reconocer que la segunda entrega esta mucho mas trabajada y las ideas estan mejor expuestas. kelemvor, sigue escribiendo! Espero que continues el relato. El tema es interesante (cualquier persona con algo de sensibilidad lo sabe) y el personaje, parece el antiheroe: alguien llamado a hacer algo, sin que demuestre ninguna habilidad especial para ello.
En resumen, muy buen relato!

Dearan
2002-06-10 00:08   Soros
Muchísimas felicidades Kélemvor. Me ha parecido un relato fabuloso. Espero impaciente que se publique la segunda parte. Hasta pronto.
2002-06-08 21:42   Èowyn_the_sorceress
muy bonito...
me hizo reflexionar...(cosa rara en mi pq no pienso mucho en la naturaleza ultimamente...)
2002-06-07 19:24   noshtaru
Toda la razón del mundo. Lo que ocurre es que "influenciar" no existía hasta hace unos años, es un neologismo pero está aceptado como tal. Me lo contó un filólogo pero lo entendí mal. Excusez moi.
(8P
2002-06-06 21:58   Kelemvor
A noshtaru decirle que gracias y tb que influenciar si existe (me dejaste dudando juasasjusa) y es más adecuado que influir, ya que influenciar solo se le atribuye a las personas, mientras que influir, lo puede hacer un animal o cosa.

Y a Nekro, que no se preocupe, que la parte siguiente saldrá.
2002-06-06 17:54   Nekro
Pero xk no akaba????
2002-06-05 15:52   noshtaru
Me ha gustado bastante, la verdad es que el argumento atrapa. Mucho mejor que tu anterior relato.

P.D.: Vigila la ortografía. Y otra cosa: no existe el verbo "influenciar", sólo el sustantivo "influencia". El verbo es "influir" (bueno, estoy seguro en un 99%).

Un saludo y sigue así.
2002-06-02 02:59   Pooh
Me gustó mucho, sobre todo la primera parte.
La verdad te felicito :0)
2002-05-31 06:18   godivaforever 0
esta interesante.................
2002-05-30 19:04   Kelemvor
Jejeeje, pues muchas gracias a todos por molestaros en leer esto, y gracias también por los consejos y criticas.
:-)
2002-05-30 02:09   LUCIFER
Lo he leído. Los colegas de profesión correctores están para algo, utilízalos. Por lo demás, como dicen los pibes actualmente, me ha parecido ¡Autentico!
2002-05-29 21:52   Stavros
Está bastante bien, sobre todo el final, pero vigila las faltas de ortografía, en especial lo de delante mía etc. Muy bien
2002-05-28 19:45   Jiriki
Muy guapo está, y mira que es larguillo. La historia muy guapa, lo único que no me ha gustado han sido los cambios pasado-presente, pero eso es menor.
Bueno, esperando leer otro relato más
2002-05-26 18:25   Sephiroth
Sencillamente genial. El único pero ya lo dije antes, y a mi parecer son algunos fallos en la redacción. Pero aquí son mucho más escasos.

Una paranoia para los sentidos, pues te aturdes con el chaval protagonista y se crea en tu mente un ambiente de confusión y desorden.

Felicidades.
2002-05-26 17:45   Kelemvor
jusuasjuasja, por fin el cyber ya lo puso todo.
juuasss
2002-05-26 16:25   cYbErDaRk
Ya funciona la segunda parte :), se me había olvidado subirla!
2002-05-26 14:19   Sephiroth
La primera parte está bastante bien, los únicos fallos que veo son algunos de redacción (pues se repiten algunas palabras en varios puntos del texto).

La introducción no me ha entusiasmado... pero eso es ya cosa de gustos.

Lo mejor: la escena de la familia comiendo.

A ver qué más hay...
[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda



Humor Fantasmal 2Humor Fantasmal 2
16.50 15.68


SiegaSiega
17.00 16.15

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
35.00 33.25