<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

El desierto de las sombras
de Joe Dever

Esta crítica ha sido leída 5652 veces



El desierto de las sombras,
de Joe Dever

Título original:
Lone Wolf: Shadow on the Sand

(1985)

Portada:
Alejandro Colucci

Traducción:
Ana Bermejo y Alberto Martín

Editorial:
Timun Mas
Colección: Lobo Solitario, 5
(2004)


El libro en cyberdark.net

Reseña de los dos primeros volúmenes de la serie


Joe Dever

Libros en cyberdark.net


 

 

Jairo Ríos (Xnthós), Enero 2005

   Lejos, al sureste de los Lastlands, se encuentran las tierras desérticas del Imperio de Vassagonia. Sus relaciones con Sommerlund, el país cuna de la ahora casi extinta orden de los señores del Kai, siempre han sido tensas, aunque hasta el momento se ha mantenido la paz entre ambos. Ahora, sin embargo, este cuidado equilibrio podría venirse abajo. Los ataques del noble vassagonio Barraka sobre la provincia sommerlundesa de Ruanon, hace ahora ya un año (los hechos narrados en El abismo maldito), han empeorado rápidamente la situación entre los países y en ambos bandos crece el temor a una guerra inminente.

   En un último esfuerzo por evitar el conflicto, el rey Ulnar de Sommerlund y el Zakhan Moudalla de Vassagonia acuerdan la firma de un tratado de paz en la ciudad vassagonia de Barrakeesh. Pero el Zakhan pone una condición a la firma: el representante de Sommerlund debe ser Lobo Solitario, último señor del Kai (y trasunto del lector del librojuego), que puso fin con anterioridad a la amenaza de Barraka.

   Sin embargo, y como viene siendo habitual en la azarosa vida de Lobo Solitario, el destino tiene otros planes y pronto se produce el desastre. Apenas pone pie en el puerto de Barrakeesh, el señor del kai descubre que el Zakhan ha fallecido y su sucesor, Kimah, no parece tan dispuesto a firmar la paz y ha ordenado la inmediata captura de Lobo Solitario. Una vez más, el héroe-lector se va a encontrar sólo, abandonado a sus propios recursos, en un lugar extraño y perseguido por todos, mientras sus viejos enemigos conspiran entre las sombras para acabar con él mientras, en algún lugar de Vassagonia, se oculta la última posibilidad de restaurar la orden del Kai...

   Estamos ya en el quinto volúmen de la colección Lobo Solitario y el que va a suponer un punto de inflexión en la saga, por cerrar de algún modo lo que podríamos llamar "primer arco argumental" (en realidad compuesto por aventuras sólo conectadas por su protagonista y por el trasfondo de la guerra contra los Señores de la Oscuridad) e iniciar el "segundo arco argumental", que abarcará hasta el doceavo libro de la serie y que, dejando casi en segundo plano la lucha contra los omnipresentes Señores de Helgedad, se centra en la restauración del Kai a través de la búsqueda de ciertos objetos mágicos. En este momento Joe Dever ya tiene bien definido su mundo y el rumbo que quiere darle a la historia, y se le nota más seguro, más suelto y más imaginativo a la hora de escribir.

   En esta ocasión nos encontramos con una ambientación directamente sacada de Las mil y una noches. El escenario es Vassagonia, un imperio de reminiscencias árabes y muy alejado de la nórdica Sommerlund. A lo largo de la historia, las descripciones del país y su cultura, abundantes, nos dan buena idea del cuidado que el autor ha puesto al idear el trasfondo. Se ocupa de mostrar, al paso de Lobo Solitario, toda una sociedad que, aunque se basa en la cultura árabe de nuestro mundo, también se aleja de ella en muchos aspectos. Encontramos un ejército formado por varias categorías y clases de tropas, como los sharnazim, los soldados de elite a los que todos guardan un temor reverencial. Descubrimos a los itikar, las gigantescas aves amaestradas que los vassagonios doman para utilizar como montura. Atravesamos el Baga-darooz, la red de cloacas que horada el subsuelo de Barrakeesh. La eficacia con la que el autor deja caer detalles como estos conforme avanza la historia ayudan al lector a sumergirse en la trama y conforman un escenario más rico e interesante.

   El libro está dividido en dos partes bastante distintas entre sí. Como si estuviéramos dentro de El ladrón de Bagdad, u otra de aquellas películas antiguas de aventuras exóticas, la primera de ellas es una trepidante persecución por las calles, tejados y cloacas de esa Barrakeesh que es la versión fantástica de aquella otra ciudad. La acción vibrante y la manera en que logra transmitir la sensación de que los perseguidores de Lobo Solitario están siempre pegados a sus talones la convierten, seguramente, en el tramo más divertido del libro.

   La segunda parte es más pausada y narraría la búsqueda del escondrijo de determinado y poderoso objeto, vital para Lobo Solitario, de cuya existencia se enterará al final de la primera parte. En su ayuda, aunque sea por casualidad, llega un personaje que ya aparecía con anterioridad en la saga y al que volveremos a ver en otros libros de la serie más adelante: Banedon, el hechicero (personaje que alcanzó tanta popularidad en su momento entre los lectores que llegó a tener su propia serie de libros más adelante), capitán ahora de un curioso barco volador tripulado por enanos. Una parte menos frenética y más convencional pero aún así llena también de las escenas de acción con las que tan bien se desenvuelve Dever –como el espectacular combate a bordo de la nave de Banedon– y que sirve como perfecto colofón a la historia.

   El desierto de las sombras es, en definitiva, uno de los volúmenes más destacados de la serie, con acción, países exóticos y combates suficientes para garantizar unas cuantas tardes bien entretenidas.

 

© 2005 Jairo Ríos (Xnthós) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

 

[web en continua construcción]

Novedades en la Tienda

VeinteVeinte
18.90 17.96

La MaldiciónLa Maldición
8.95 8.5

George Lucas. Una VidaGeorge Lucas. Una Vida
24.90 23.66



Hombres-LoboHombres-Lobo
9.95 9.45

VampirosVampiros
9.95 9.45

El AlienistaEl Alienista
21.00 19.95



El SilmarillionEl Silmarillion
39.95 37.95



Nick y el GlimmungNick y el Glimmung
14.96 14.21