<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Este artículo ha sido
leído 5095 veces

   por Ignacio Illarregui, mayo 2003

<< Anterior

   6.  Lo Mejor de lo Mejor (Apéndice Bibliográfico).

   He aquí una selección de lo que Nebulae 2ª Época publicó que se puede considerar como imprescindible. He obviado los libros que ya habían aparecido en la primera época para no repetir comentarios:

   4 - Alas nocturnas (Nightwings 1969) de Robert Silverberg, un fix up de tres novelas cortas que se constituye como una de las mejores muestras de su etapa de madurez y en la que están presentes todos los temas que le hicieron grande. Reeditada recientemente en la nueva Nebulae.

   11 - Ciudadano del espacio (Citizen in space 1955) de Robert Sheckley, una antología de relatos muy divertida y que sirve de inigualable presentación del gran autor humorístico, no exento de contenido, de la ciencia ficción.

   22 - La guerra interminable (The Forever War 1975) de Joe Haldeman, una de las mejores novelas bélicas y pacifistas que ha dado el género. Reeditado en Ediciones B y en la nueva Nebulae.

   Cuadro de texto: Los Genocidas 32 - Los genocidas (The Genocides 1965) de Thomas M. Disch, un libro demoledor y violento donde la especie humana se enfrenta a una invasión frente a la que no hay victoria posible. Una de las historias más tristes de la ciencia ficción.

   33 - Muerte de la Luz (Dying of the Light 1977) de George R. R. Martin, impecable novela de aventuras en uno de los escenarios más maravillosos que se ha creado en la ciencia ficción: el planeta errante Worlon. Reeditado por Gigamesh.

   38 y 39 - Lo mejor de Henry Kuttner (The best of Henry Kutter 1975), un magnifico muestrario de las muchas virtudes de este versátil cuentista. Eso sí, se produjo una cierta injusticia al no mencionarse por ningún lado a su mujer, C. L. Moore, coautora de la mayoría de estos cuentos.

   53 - ¿Sueñas los androides con ovejas eléctricas? (Do androids dream of electric sheep? 1968) de Philip K. Dick. Está lejos de ser una de sus mejores obras, pero sigue siendo una lectura obligatoria. No por nada es su novela capital sobre qué es el ser humano, mucho más presente en sus relatos. Reeditada numerosas veces por Edhasa

   67 - Mundos cálidos y otros (Warm Worlds and Other Stories 1975) de James Tiptree, Jr., una recopilación de sus primeros cuentos donde se encuentran algunos de los mejores y más emocionantes, caso de La chica que estaba conectada, Las mujeres que los hombres no ven o Amor es el plan el plan es la muerte.

   68 y 69 - Las doce moradas del viento (The Wind's Twelve Quarters 1975) de Ursula K. Le Guin, que recoge los relatos más significativos de su primera época. Puede que algunos de ellos no sean demasiado memorables, pero otros son Obras Maestras como Los que se marchan de Omelas o El día anterior a la revolución, fundamentales para entender su narrativa.

   51 y 71 - Titán y La Hechicera (Titan 1979 y Wizard 1980) de John Varley, probablemente su obra más ambiciosa y la que le dio fama mundial, donde demuestra que Mundo Anillo ha quedado plenamente superado. Aquí resultó un cierto fracaso que dejó inédito su tercer volumen: Demon.

   Del resto, he aquí una selección de lo que merece la pena repescar:

   De Brian W. Aldiss, a parte de recuperar un gran clásico como La nave estelar, publicó un puñado de novelas y un par de colecciones de relatos estimables:

  • 6 - La estrella imposible (Best S. F. Stories 1976), colección que recopila sus mejores cuentos de ciencia ficción hasta ese año y que ha sido superado después por el publicado en Clásicos Nebulae.
  • Cuadro de texto: El arbol de saliva19 - El árbol de saliva (The saliva tree and other strange growths 1966), colección de relatos un tanto inferior que ofrece dos novelas cortas tan satisfactorias como la que le da título o Peligro: Religión. Reeditada recientemente por la nueva Nebulae
  • 27 - Un mundo devastado (Earthworks 1965), fallida obra nuevaolera, deprimente donde las haya.
  • 49 - Enemigos del sistema (Enemies of the system 1978), una distopía crítica con el totalitarismo pero de logros discretos.
  • 62 - Criptozoico (Cryptozoic 1967). Aunque tampoco es uno de sus grandes libros, esta novela sobre la inversión de la flecha del tiempo no deja de ser interesante y entretenida.
  • 63 - La otra isla del Doctor Mourea (Moreau´s other island 1978), homenaje a la novela de Wells como ya había hecho unos años antes con el mito de Frankenstein en Frankenstein desencadenado. Hay que ser muy seguidor de Wells (y de Aldiss) para disfrutarla.

   Robert Sheckley apareció bastante en su primera mitad, con 3 colecciones de relatos y una novela. Faltan por citar:

  • Cuadro de texto: La séptima víctima7 - Paraíso II (Notions: unlimited 1960), que está lejos de las otras dos colecciones que publicó Nebulae pero que contiene cuentos tan divertidos como Problemas con los nativos, sobre los esfuerzos de un Robinson moderno para que le dejen en paz en su planeta desierto, o Doble indemnización, en el que saca partido a los viajes temporales para soltar toda su carga humorística.
  • 17 - La séptima víctima (Untouched by Human Hands 1954), que perfectamente podría haber puesto entre las indispensables, aunque es ligeramente inferior a Ciudadano del espacio. Eso sí, el relato que le da nombre es sencillamente antológico.
  • 30 - Dimensión de milagros (Dimension of Miracles 1968) de Robert Sheckley, su mejor novela, aunque no olvidemos que éste fue un autor que brilló más con sus cuentos que con sus historias mas largas.

   Otro gran cuentista fue Richard Matheson, del que sacaron sus dos mejores colecciones de ciencia ficción:

  • 13 - El tercero a partir del sol (Third from the sun 1954)
  • 15 - Las playas del espacio (The shores of space 1957)

   Philip K. Dick también estuvo muy presente, con unos títulos que no son los mejores que escribió pero que sí que están entre los recomendables.

  •  23 - La máquina preservadora y 26 - En la tierra sombría (The Preserving Machine 1969), una buena colección de relatos que no interesará a los que tienen los volúmenes que publicó Martínez Roca: la mayoría se pueden encontrar en ellos.
  • 24 - Tiempo de Marte (Martian Time-Slip 1964), un título que vuelve loco a los dickianos aunque al resto les suele dejar bastante frío. Entropía, pérdida del sentido de la realidad, enfermedades mentales,... componen uno de los Dicks más Dick. Reeditado por Minotauro.
  • 65 - La transmigración de Timothy Archer (The Transmigration of Timothy Archer 1982), un ejemplo perfecto de su última época (la de Valis) donde el misticismo y la locura se suman para lograr un libro tan ininteligible como apreciado por una minoría de fans.

   De Joe Haldeman publicaron su primera colección de relatos y las dos novelas que siguieron al pelotazo que supuso La guerra interminable, dos agradables ejercicios que muestran su solvencia narrativa:

  • Cuadro de texto: Recuerdo todos mis pecados 29 - Recuerdo todos mis pecados (All my sins remembered 1977). En tres novelas cortas plasma el deterioro mental que sufre un agente especial galáctico, enfrentado a misiones cada vez más complicadas y en las que es manipulado por una CIA galáctica.
  • 34 - Puente mental (Mindbridge 1976), inferior a las otras novelas que aparecieron en la colección, empieza a mostrar el gusto por Haldeman por experimentar con la estructura narrativa. Una entretenida historia de exploración espacial y primer contacto.
  • 46 - Sueños infinitos (Infinite dreams 1978), colección de sus primeros cuentos, irregular pero con alguna pequeña joya como Tricentenario.

Bob Shaw se puede considerar como el eterno secundario de lujo de la ciencia ficción, a pesar de los esfuerzos de la mayoría de las editoriales (Erus, Acervo, Martínez Roca) sus libros nunca han tenido mucha consideración entre los aficionados. Quizás su reciente muerte sirva para revalorizar a este pequeño gran escritor.

  • Cuadro de texto: Quién anda ahí36 - Una guirnalda de estrellas (A wreath of stars 1976), interesante obra muy a lo Wells, ambientada en un desolador futuro cercano y donde se descubre la existencia de un mundo paralelo al nuestro.
  • 64 - ¿Quién anda por ahí? (Who goes here? 1977). Se suele tener a Bill, héroe galáctico como el gran clásico de la sátira militarista, pero en esta breve novela Shaw no se queda corto y le gana a Harrison en su terreno. A descubrir.

   James Tiptree, Jr., seudónimo de Alice Sheldon, fue una de las autoras claves de la New Wave, poseedora de un estilo tan preciso y elegante como difícil y exigente. Nebulae hizo una magnifica labor presentando algunos de los mejores trabajos de esta gran escritora. 

  • 37 - En la cima del mundo ( Up the walls of the world 1978), que interesará a los que gusten de sus maneras pero que requiere una fuerza de voluntad descomunal. Agotadora.
  • 42 - Cantos estelares de un viejo primate (Star Sons of an Old Primate 1978) es una colección repleta de hallazgos. Si hay algo claro es que Tiptree tenía un estilo muy personal, impecable pero árido para paladares poco trabajados.

   De un Christopher Priest que ahora mismo está en lo más alto de su trayectoria nos ofrecieron sus dos primeras novelas:

  • Cuadro de texto: Fuga para una isla48 - Indoctrinario (Indoctrinaire 1970), clara hija de la new wave pero no de la comprensible y potente, sino de la experimental y confusa. Produce molestos dolores de cabeza.
  • 52 - Fuga para una isla (Fugue for a darkening island 1972), en la que digiere mejor la tradición nuevaolera. Con una estructura muy bien pensada nos pone de lleno en un conflicto interracial, triste y violento. Es cortita y permite apreciar las virtudes que después ha desarrollado.

A finales de los 70 Joan D. Vinge parecía que se iba a comer el género con obras delicadas y femeninas (en el buen sentido de la palabra) muy cercanas a la Fantasía. Luego la cosa no fue para tanto.

  • 60 - Ojos de ambar (Eyes of ambar and other stories 1979), su mejor recopilación de relatos, con clásicos como el que da titulo al libro o Soldado de plomo.
  • 61 - Nave de fuego (Fireship and Mother and Child 1981), primer fiasco, dos relatos poco memorables en un solo volumen más que breve.
  • 66 - Los proscritos del Cinturón del Cielo (The outcast of the Heaven´s Belt 1978), un fallo casi definitivo. En vez de sacar la premiada Reina de la Nieve (bastante gruesa para los standars de la colección) se eligió esta anodina y primeriza novela ambientada en el Cinturón de Asteroides. Olvidable.

   Cuadro de texto: Relatos de 10 mundosDe Arthur C. Clarke, además de las reediciones de la primera época de Nebulae, encontramos 3 - Relatos de diez mundos (Tales of ten worlds 1962), recopilación interesante en la que entra de lleno en la exploración espacial. De una época en la que se aprecia el inicio de su declive.

   Antes de la memorable El mundo del Río, Philip José Farmer estiró sus músculos con borradores previos como la larguísima saga iniciada en 8 - El hacedor de universos (The maker of universes 1965). Con buen criterio (la calidad no era un aspecto muy destacable de este libro), Nebulae dejó aquí la serie. Pero la colección Nueva Dimensión siguió adelante con dos libros más: El dios de piedra despierta y Los pórticos de la creación.

   Cordwainer Smith fue una voz peculiar e inigualable de las que sólo podemos encontrar en la ciencia ficción. Nebulae se atrevió con una de sus mejores selecciones de relatos: 10 - En busca de tres mundos (Quest of three worlds 1966). Reeditado en las obras completas de Smith publicadas por Ediciones B en cuatro volúmenes bajo el titulo Los Señores de la Instrumentalidad.

   De Roger Zelazny, otro de los grandes, Nebulae sólo se atrevió con: 14 - El hombre que no existia (My name is legion 1976) uno de sus libros menos característicos debido a su "realismo". Reeditado recientemente en la nueva Nebulae como Mi nombre es legión.

   De Charles L. Harness publicaron 20 - Los hombres paradójicos (The paradox men 1953), a la que Pringle colocó entre sus 100 mejores novelas. Quizás estemos ante una de sus pifias pero no deja de ser una agradable space opera de los 50 con todos sus defectos y virtudes.

   Frente a la importancia que Clifford D. Simak tuvo en la primera época, en ésta sólo se publicó un libro suyo: 18 - Un anillo alrededor del Sol (The ring around the Sun 1953). Un clásico que a pesar de recordar el espíritu de Ciudad o Estación de tránsito ha envejecido muy mal. Reeditado por la nueva Nebulae.

   Robert Silverberg tampoco tuvo mucha suerte en esta 2ª época en cuanto al número de títulos. Eso sí, esta vez se publicó una de sus mayores obras 31 - A través de un billón de años (Across a Billion Years 1969), un curioso space opera escrito en su periodo de esplendor aunque lejos de sus novelas más recordadas.

   De R. A. Lafferty publicaron una colección de relatos dividida en dos: 43 - 900 abuelas y 44 - Los seis dedos del tiempo (Nine hundred grandmothers 1970), la mejor manera de iniciarse en el humor absurdo y desatado de este autor que empezó ya entradito en años en la ciencia ficción.

   Cuadro de texto: Condicionalmente humanoWalter M. Miller fue algo más que el autor de Cántico por Leibowitz y si no echad un vistazo a sus relatos recopilados en: 45 - Condicionalmente humano (Conditionally human 1962).

   También tuvieron el honor de ser la editorial que presentó al más tarde famosísimo Orson Scott Card con su primera novela, donde ya estaba el germen del resto de su obra: 54 - Un planeta llamado Traición (A planet called Treason 1979).

   Vonda McIntyre fue otra de las autoras de finales de los 70 encargadas de demostrar que las mujeres también podían escribir buena ciencia ficción. Aunque nunca llegó a la altura de LeGuin o Tiptree, sus mejores cuentos (algunos más que dignos) aparecieron en: 55 - Torrente de fuego y otros relatos (Fireflood and others stories 1979), donde se incluían cuentos multipremiados como De niebla, hierba y arena o Aztecas, ambos extendidos más tarde a sendas novelas: Serpiente del sueño (Ediciones B) y Superluminal (Acervo).

   Norman Spinrad es un escritor legendario. No obstante hasta el mejor escribano puede echar un borrón, y si no intentad leer 56 - Los Solarianos (The Solarians 1966). Poco le falta para ser la peor novela del género.

   La etapa final de Nebulae no se caracterizó por la publicación de nombres clásicos. Sin embargo también hubo algún hueco para ellos. De Poul Anderson se editó su mejor y más completa colección de cuentos en castellano: 57 y 58 - Los muchos mundos de Poul Anderson (The many worlds of Poul Anderson 1974).

   7.  Agradecimientos.

   En primer lugar a cebra y pistolpep por sus inestimables conocimientos enciclopédicos que me han proporcionado la información que me faltaba sobre los libros que no he leído (aproximadamente un tercio de la colección). También a Julián Díez, que me alumbró en todo lo que respecta a la labor de Porrúa en la colección. Y a David por no matarme por pasarle estos dos mamotretos para la portada.

   Otras fuentes que he utilizado para documentarme han sido:

   - El excelente artículo que Luis Pestarini realizó en la edición electrónica de la revista Cuasar, sobre todo para situar su nacimiento.

   - El conciso y sustancioso repaso que Julián Díez escribió para el nº 18 de la revista Gigamesh.

   - El artículo que Domingo Santos escribió para el nº 121 de la Revista Nueva Dimensión y donde trataba la primera mitad de la colección.

   - La página de ttrantor. Para determinados aspectos, como cotejar los años de publicación de las novedades y las reediciones, todavía es mejor que nuestra incipiente base de datos.

    

@2003 Ignacio Illarregui para cyberdark.net
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

    

2004-03-23 00:04   olmhead
esta es la nebulae que conoci en mis muchos recorridos por las ferias del libro, donde por primera vez disfrute de aldiss, tiptree jr., haldeman y matheson, pero descubro que lo que nunca llego a mi pais era de lo mejor para esa epoca.
de nuevo un excelente articulo y ojala que realicen un articulo similar hablando de super ficcion de ed. roca
2003-08-06 13:47   Groo
Muchas gracias por el artículo (a todos los que en él han participado). Desde luego artículos como este son auténticas joyas, sobre todo para quienes no llevamos mucho tiempo en el género como es mi caso que ayudan a mostrar toda una trayectoria editorial. Además de ello permite hacer un repaso a muchas obras (alguna que ya he leido) y otras que me apunto en el debe para leer en un futuro.
Como os lo curraís. Ánimo y seguid en esta línea.

2003-08-04 22:37   yarhel
Artículo completísimo y de lo más interesante, agradable de leer y referencia para futuras adquisiciones (que no paran de crecer). Estos son los Nebulae que más conocía, aunque con el artículo nos descubres un mundo que estaba algo velado. ¡Enhorabuena y gracias por el artículo!
2003-08-04 00:31   Chip
Interesantísimo, ahora que estoy rescatando bastantes títulos de esta colección, este artículo arroja mucha luz sobre algunos de los que tenía pocas y oscuras referencias.
2003-08-03 23:31   ivanbaley
La colección super-ficción MR se lleva la palma en peor encolado y portadas sin ningún tipo de plastificación , para que se gasten a gusto.
Parece que sobre la cartulina echaron la tinta negra y se acabó.
Los MR SF es la peor colección , que se ha conservado de los 70-80 en los mercadilllos se les reconoce porque se caen a cachos si los abres un poco.
Pero discrepo con las ilustraciones , tiene unas ilustraciones muy llamativas y vanguardistas para una colección de CF.
Parece que en esa época ahorraban en cola echando a perder estas colecciones conviertiendo un libro, en algo que vale para el cubo de reciclaje del papel.
Y conviertiendo una biblioteca de CF, en basura por ese ahorro de cola por parte de los impresores.