<< Volver

(nota: es posible que algunas imágenes y/o enlaces no funcionen)

Este artículo ha sido leído 12536 veces

por Alfonso L. Hernández Fuentes (Irenale)


[ Viaje al planeta de las aventuras ] [ Tratamiento editorial ]
[ Los libros de Lyonesse ] [ Maske: Taeria ]

Estadística general

   Siguiendo el modelo de análisis que establecimos en el correspondiente estudio sobre Clifford D. Simak, comenzamos directamente comparando el número total de títulos de la obra narrativa de Jack Vance con el de sus traducciones en castellano:

    traducido sin traducir
novelas 50 29 (58%) 21 (42%)
novelas cortas 21 9 (43%) 12 (57%)
relatos 38 27 (71%) 11 (29%)
relatos cortos 44 19 (43%) 25 (57%)

   Para ver la lista completa de su narrativa y sus ediciones en castellano, pulsar aquí.

Análisis y valoración de la estadística

   De momento continuaremos utilizando la misma tabla empleada anteriormente:

0% a 20% MALO
20% a 40% REGULAR
40% a 75% BUENO
75% a 100% ÓPTIMO

   En conjunto, Vance lleva publicados un total de 153 títulos, de los cuales se han vertido a nuestra lengua 84, esto es, el 55 %. Ya en términos absolutos puede considerarse como “bueno” el tratamiento editorial recibido por este autor en nuestro idioma pero si, además, tomamos en consideración el siguiente desglose, la estadística mejora aun más:

    traducidas sin traducir
Novelas de ci-fi y/o fantasía 36 28 8
Novelas de otros géneros 14 1 13

   La novela es el único formato narrativo en el que Vance cultivó otros géneros (principalmente el policiaco y/o misterio). Exceptuando esos 14 títulos, el resto de su producción literaria estuvo dedicada a los géneros que realmente nos interesan. Obviando aquéllos, tendríamos 83 títulos traducidos de los 139 que pertenecen a la ciencia ficción y/o fantasía, esto es, un 60 %. Además, como veremos más adelante, este porcentaje está en plena vía de crecimiento.

 

Jack Vance

 

   De todos modos, es en las novelas cortas y los relatos cortos donde las cifras se resienten, pues son los dos formatos donde tenemos menos títulos traducidos que sin traducir, pero también pasan de la “barrera” del 40 %, con lo que evitan quedar en la banda de lo que consideraríamos como “regular”.

   Comparado con algunas estrellas del firmamento editorial en lengua castellana como Asimov, Clarke o Heinlein (que en algunos formatos narrativos superan con creces el 90 % de títulos traducidos) este 55 % de Vance (o 60 % según se mire) puede verse como una cifra más que mediocre; pero no debemos dejarnos deslumbrar por estos tres ejemplos pues, frente a una gran legión de clásicos que apenas pasan del 25 % de material traducido, Vance puede ser considerado todo un triunfador con luz propia en dicho firmamento.

   No obstante, echando un breve vistazo al listado de su narrativa completa podemos comprobar que, de todos los huecos que suponen los títulos inéditos en nuestra lengua, la laguna formada por sus primeros quince años de actividad literaria es la más llamativa de todas: ahí tenemos una gran cantidad de narraciones (breves en su mayoría) que no han sido aprovechadas por ningún editor hispano y que constituyen un material tan desconocido como atractivo.

Material traducido

 

Enigmas 4

 

   Como suele suceder con la mayor parte de los autores clásicos, la primera vez que sus textos vieron la luz en nuestra lengua fue en revistas argentinas o mexicanas. En el caso que nos ocupa y, hasta donde tenemos noticia en la base de datos de Cyberdark.net, la primera narración de Vance publicada en castellano fue “The Kokod Warriors”, que apareció en el año 1955 en el tercer número de la revista Enigmas con el título de “Los guerreros de Kokod”, al que siguieron otros dos en el cuarto y quinto número respectivamente. Teniendo en cuenta que a este lado del charco es casi imposible encontrar ejemplares de esta revista y que, además, estos tres relatos (los únicos títulos de Vance traducidos en la década de los cincuenta) no se volvieron a publicar nunca, el lector español casi los puede dar por perdidos.

   Saltamos un lustro y es en 1960 cuando la editorial argentina Malinca inaugura una nueva colección llamada Utopía; su primer número era precisamente la primera novela escrita por Vance, The Big Planet (1952), con el título El planeta grande; Utopía, que en principio prometía bastante, sólo editó otro título y desapareció. Es curioso el hecho de que, treinta años después, la colección Pulsar Ficción de Tridente publicara la misma novela como El planeta gigante y, a pesar del interés de sus títulos, sólo durase siete libros (para los editores supersticiosos éste podría ser el “libro negro” de Vance). En general, la década de los 60 constituyó una tímida entrada de Vance en nuestro idioma, con la publicación de la primera novela de la saga de Los príncipes demonios, El rey estelar, por parte de la mítica colección Nebulae en 1964, y de la recopilación Tiempo futuro por parte de la editorial mexicana Diana en 1967, aparte de un par de narraciones breves en otras tantas antologías.

 

Lo mejor de Jack Vance

 

   Es en la década de los 70 cuando este escritor comienza a entrar con regularidad en las bibliotecas de los lectores hispanos. Exceptuando las aportaciones de la revista Nueva dimensión, fue Bruguera la artífice de su plena difusión al publicar, sólo en la segunda mitad de esta década, las tres novelas de la saga de Durdane y una recopilación (dividida en dos volúmenes), además de un relato en sus famosas “Selecciones”.

   Ya en los 80, década gloriosa para Vance en el mercado editorial en castellano, fue la colección Grandes Éxitos de Bolsillo de Ultramar su principal abanderada, dándonos a conocer las sagas completas de El planeta de la aventura y La Tierra moribunda y pasando el testigo en 1988 a Martínez Roca; esta editorial ya había publicado anteriormente una recopilación de Vance, pero fue a partir de este año y durante la primera mitad de los 90 cuando se convirtió en uno de los escritores insignia de su colección Gran Super Ficción, con sagas como Los príncipes demonio, Alastor y Las crónicas de Cadwall. También a lo largo de esta década y media, Ediciones B, que ya había traducido Los lenguajes de Pao en 1987, no sólo reeditó la trilogía de Durdane, rescatándola así del fondo editorial de su progenitora Bruguera, sino que tradujo la trilogía de Lyonesse para su colección Nova Fantasía. Después de esto, la segunda mitad de los años noventa constituyó un desértico paréntesis debido a la sequía editorial que, durante estos años, padeció el género en nuestro idioma.

 

Lámpara de noche

 

   Así, tras la aceptable difusión que ha tenido Jack Vance en castellano durante más de treinta años, parece que la presente década se presenta bastante prometedora. Actualmente es la editorial Gigamesh quien ha recogido el testigo con dos novelas en 1999 y 2001 y la reedición de Lyonesse este año. También tiene previstas y anunciadas la publicación de sus dos últimas novelas.

   A continuación repasamos ya en detalle sus ediciones, desglosando los distintos formatos narrativos.

 

 

 

Novelas

   Éstas son las 29 novelas de Vance publicadas en castellano; la mayor parte sólo ha conocido una traducción:

 

El planeta grande

 

  • The Big Planet (1952), originalmente traducida por Julio Vacarezza como El planeta grande (Malinca, 1960); veintisiete años después la revista Tránsito publicó esa misma traducción en su número 15 con el título de El planeta gigante; la traducción apenas está retocada y no se acredita su autor. Poco después, en 1990, la malograda Tridente volvió a publicarla con unas pocas correcciones también como El planeta gigante, pero acreditándose la traducción a José Mª Cruz.

  • The Languages of Pao (1957), que inicialmente fue publicada como novela corta en la revista Satellite pero luego fue ampliada para la edición de la editorial Avalon a más del doble de páginas. Esta versión definitiva es la que tradujo César Terrón como Los lenguajes de Pao.

  • The Star King (1963), The Killing Machine (1964), The Palace of Love (1966), The Face (1979) y The Book of Dreams (1981), que forman la conocida saga de Los príncipes demonio. La primera fue traducida por Francisco Cazorla Olmo para Edhasa como El rey estelar, y de la saga completa se encargarían posteriormente Eduardo G. Murillo y Francisco Blanco, titulándolas El rey estelar, La máquina de matar, El palacio del amor, El rostro y El libro de los sueños, respectivamente, para los dos volúmenes recopilatorios de Martínez Roca, Los príncipes demonio 1 y Los príncipes demonio 2.

 

Los Chasch

 

  • The Blue World (1966), traducida por Antonio Prado como Mundo azul.

  • City of the Chasch (1968), Servants of the Wankh (1969), The Dirdir (1969) y The Pnume (1970), que forman la saga de El planeta de la aventura, fueron traducidas por Domingo Santos como Los Chasch, Los Wankh, Los Dirdir y Los Pnume, respectivamente.

  • Emphyrio (1969), traducida por Francisco Arellano como Emphyrio.

  • The Faceless Man (1971), The Brave Free Men (1972) y The Asutra (1973), que componen la llamada Trilogía de Durdane, fueron traducidos por Miguel Giménez Sales como El hombre sin rostro, Los valerosos hombres libres y Los Asutra para los volúmenes de Bruguera Ciencia ficción selección 21, Ciencia ficción selección 29 y Ciencia ficción selección 33, respectivamente. Ediciones B reciclaría estas traducciones diez años después en otros tres volúmenes ya con el título en portada, aunque previamente hubo otra traducción de la segunda de ellas a cargo de Agustín Tena para Edaf como Los hombres libres.

  • The Domains of Koryphon (1974), posteriormente retitulada The Grey Prince, fue traducida por María Vidal como El príncipe gris.

  • Trullion: Alastor 2262 (1973), Marune: Alastor 933 (1975) y Wyst: Alastor 1716 (1978), que conforman la trilogía de Alastor, fueron traducidas por Eduardo G. Murillo con los mismos títulos para el volumen conjunto Alastor.

  • Maske: Thaery (1977), traducida por Estela Ponisio como Maske: Taeria.

  • Suldrun’s Garden (1983), The Green Pearl (1985) y Madouc (1989), que constituyen la saga de Lyonesse, fueron traducidas en su momento por Carlos Gardini para Ediciones B como El jardín de Suldrun, La perla verde y Madouc, respectivamente, y recién reeditadas por Gigamesh.

 

Estación Araminta

 

  • Araminta Station (1987), Ecce and Old Earth (1991) y Throy (1992), que forman las llamadas Crónicas de Cadwall, fueron traducidas por Eduardo G. Murillo como Estación Araminta, Ecce y la vieja tierra y Throy, respectivamente, dividiéndose la primera en dos volúmenes.

  • The Four Johns (1964, retitulada Four Men Called John en 1976), traducida por Miguel Giménez Sales como Los cuatro Johns para la colección Polismen de la editorial Picazo en 1975. Hasta donde tenemos noticia, es la única de las catorce novelas de misterio de Vance traducida a nuestra lengua. Además es una de las tres que escribió con el nombre de Ellery Queen (y así consta en la edición española), pseudónimo que no era suyo sino de Frederic Dannay y Manfred Lee, quienes le contrataron como ghostwriter (lo que hoy llamamos negro) para hacer el trabajo.

   Recordemos que los libros que componen la saga de la La Tierra moribunda no se pueden incluir en este apartado porque no son novelas; cada uno de esos cuatro libros son en realidad lo que se conoce como un fix-up, esto es, una obra formada por varias narraciones independientes que originalmente se publicaron por separado pero que están temática o argumentalmente relacionadas.

Novelas cortas

   El formato de la novela corta y el del relato corto son los que menos han sido traducidos al castellano. En el primer caso, sólo nueve de un total de 21, y son las siguientes:

  • The Dragon Masters (1962) y The Last Castle (1966), ambas premiadas con el Hugo, son las que más traducciones y ediciones han conocido. La segunda de estas novelas cortas es la que se nos dio a conocer en primer lugar como El último castillo en el volumen Géminis ciencia ficción 7, sin traductor acreditado. Tres años después la primera apareció como Señores de dragones en Ganadores del premio Hugo, con la traducción de Alberto R. Galimidi y, ya bien entrado en los 70, ambas fueron nuevamente traducidas como Hombres y dragones y El último castillo por José Mª Álvarez Flores y Ángela Pérez respectivamente para la revista Nueva dimensión 69 y Nueva dimensión 82; estas traducciones son las que reeditó Orbis diez años después en el volumen conjunto El último castillo / Hombres y dragones. También en los setenta Bruguera publicó El último castillo en el volumen recopilatorio Lo mejor de Jack Vance, con la traducción de José Manuel Pomares. Y, por último, el volumen Los premios Hugo 1962-1967 volvía a recoger ambas narraciones con traducciones de Miguel Pomares y C. Gelabert (sin especificar quién) como Hombres y dragones y El último castillo. Hace poco, Pulpediciones reeditó en uno de sus volúmenes dobles la traducción que hiciera José Mª Álvarez pero con el título de Los señores de los dragones y acreditando la traducción a un inexistente M. Blanco (sobre este asunto, es de obligada consulta el magnífico estudio de Alberto Cairo sobre los “M. Blanco” de esta colección, PulpEdiciones: el juego de la ruleta rusa)

  • Abercrombie Station (1952) y Rumfuddle (1973) fueron traducidas por José Manuel Pomares como Estación de Abercrombie y Rumfuddle respectivamente para el recopilatorio Estación de Abercrombie.

 

Los mundos de Jack Vance

 

  • The Brains of Earth (1966), posteriormente retitulada como Nopalgarth, fue traducida por Calos Peralta como Cerebros de la Tierra en la recopilación Los mundos de Jack Vance.

  • Morreion (1973), The Murthe (1984) y Fader’s Waft (1984), todas ellas componentes de la saga de La Tierra moribunda, fueron traducidas por Domingo Santos como Morreion, La Murthe y El hálito del Fader para el volumen Rhialto, el prodigioso.

Narraciones breves (relatos y relatos cortos)

   De no ser por la gran cantidad de narraciones breves que pertenecen a la saga de La Tierra moribunda, éstas apenas serían conocidas en nuestra lengua. De los 82 cuentos que Vance lleva escritos hasta la fecha (la mayor parte de ellos en los inicios de su carrera) sólo conocemos 46; por suerte para el lector hispano, la mayoría de ellos, unos 36, están recogidos en los siguientes volúmenes:

  • Los mundos de Jack Vance (The Worlds of Jack Vance, 1973), con siete cuentos y una novela corta anteriormente mencionada. Todos ellos traducidos por Carlos Peralta.

  • Lo mejor de Jack Vance y Estación Abercrombie (The Best of Jack Vance, 1976), recopilación que Bruguera editó dividida en estos dos volúmenes; aparte de cuatro novelas cortas también mencionadas en la sección anterior, contiene dos relatos, todos ellos traducidos por José Manuel Pomares

  • Tiempo futuro (Future Tense, 1964), con cuatro títulos, aunque dos de ellos están en The Best of... La traducción es de René Cárdenas

 

Los ojos del sobremundo

 

   Los diez cuentos restantes traducidos se encuentran dispersos en otros tantos ejemplares de antologías y revistas. Para conocerlos en detalle, nos remitimos de nuevo a su listado de narraciones originales en Cyberdark.net.

   Para terminar con este apartado, destacaremos la narración breve de Vance que más veces ha sido vertida a nuestra lengua. Se trata de “The Devil on Salvation Bluff”, un relato de 1954 que ha sido traducido en tres ocasiones: como “El demonio sobre Salvation Bluff” en Historias de ciencia ficción (por Ramio), como “El diablo en Salvation Bluff” en Maestros de la ciencia ficción nº 4 (por Pere Rubiralta) y como “El diablo de Salvation Bluff” en el ya mencionado Los mundos de Jack Vance (por Carlos Peralta). Sin embargo, en su lengua original el cuento mejor tratado por el ámbito editorial anglosajón es “The Moon Moth”, que ha sido publicado hasta un total de diez veces (sin contar reediciones ni reimpresiones) entre revistas, recopilaciones y antologías; los editores hispanos nos han dejado dos versiones de él, como “La mariposa lunar” en Lo mejor de Jack Vance y como “La polilla lunar” en Los mundos de Jack Vance

Material sin traducir

   Un total de 69 títulos (entre novelas, novelas cortas, relatos y relatos cortos) siguen estando sin traducir al castellano (el 45% de los 153 títulos que abarca la carrera de Jack Vance hasta el momento). A continuación desglosamos por formatos este material inédito.

Novelas y novelas cortas

   La lista de las novelas de Vance que aún no han visto una edición en nuestro idioma está compuesta por 21 títulos aunque la mayor parte, como ya hemos visto, no pertenecen a los géneros que nos interesan. Los de ciencia ficción y/o fantasía son los siguientes:

 

Planet of the Damned

 

  • Planet of the Damned (1952); nos presenta el mundo de los Klau, una raza opresora cuyos esclavos inician una revolución que encabeza, claro está, el terrestre protagonista; en 1958 se publicó una versión condensada con el título Slaves of the Klau y en 1982 se volvió a editar como Gold and Iron, aunque con un final distinto que, según el propio Vance, fue cosecha de la editorial.

  • Vandals of the Void (1953); es una novela para adolescentes ambientada en la Luna con todos los clichés de la época; el joven protagonista y su amigo, un técnico explorador, tienen que enfrentarse a unos piratas que operan desde una base secreta.

 

To Live Forever

 

  • To Live Forever (1956); nos describe una decadente civilización que posee el secreto de la inmortalidad pero, debido a la superpoblación, sólo algunos pueden disfrutar de ella; éste es quizás uno de los títulos más maduros e interesantes de esta lista.

  • Space Opera (1965); Vance parodia el género del que toma el título presentándonos una compañía de ópera interestelar decidida a llevar la cultura a los planetas más subdesarrollados.

 

 

 

 

 

Space Opera

 

  • Showboat World (1975); continúa las aventuras de Apollon Zamp, el protagonista de El planeta gigante; en esta ocasión se ve envuelto en un gran concurso de barcos-teatro y todas las vicisitudes que ello supone.

  • The Dogtown Tourist Agency (1975), es la primera narración de Vance protagonizada por el detective galáctico Miro Hetzel. Dos años después publicaría la segunda aventura de este personaje en la novela corta Freitzke’s Turn. Ambas narraciones se publicaron posteriormente en un volumen conjunto titulado Galactic Effectuator (1980).

 

 

 

Ports of Call

 

  • Ports of Call (1998) y Lurulu (2004), ambas pertenecientes a la misma saga, serán publicadas próximamente por Gigamesh.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   El resto son novelas mainstream, en su mayor parte policíacas y/o de misterio; son las siguientes:

  • Isle of Peril (1957), retitulada Bird Isle en 1988. Inicialmente la publicó con el pseudónimo de Alan Wade.
     
  • Take my Face (1957), escrita bajo el pseudónimo de Peter Held.
     
  • The Man in the Cage (1960)
     
  • A Room to Die In (1965), la primera de las tres novelas policíacas que escribió contratado como “negro” por los auténticos dueños del pseudónimo Ellery Queen.
     
  • The Madman Theory (1966), que fue la segunda (la tercera, traducida, ya la hemos reseñado en el correspondiente apartado)
     
  • The Fox Valley Murders (1966)
     
  • The Pleasant Grove Murders (1967)
     
  • The Deadly Isles (1969)
     
  • Bad Ronald (1973)
     
  • The House on Lily Street (1979)
     
  • The View from Chickweed’s Window (1979)
     
  • Strange Notions (1985)
     
  • The Dark Ocean (1985)
     

   En el apartado de novelas cortas, quedan doce por traducir, a saber: The Five Gold Bands (1950, retitulada The Space Pirate en 1953; consta como novela en numerosas bibliografías pero por su longitud no entra en esta categoría según la propia clasificación estadounidense), New Bodies for Old (1950, retitulada Chateau D’If en 1990), Overlords of Maxus (1951, retitulada Crusado to Maxus en 1986), Son of the Tree (1951), Telek (1952), Cholwell’s Chickens (1952), The Houses of Iszm (1954), The Miracle-Workers (1958), Parapsyche (1958), The Kragen (1964), The Man from Zodiac (1967) y la ya mencionada Freitzke’s Turn (1977)

Narraciones breves (relatos y relatos cortos)

   No vamos a relacionar las 36 narraciones breves de Vance que aún no han sido vertidas al castellano, pero sí las principales recopilaciones de cuentos aún inéditas; para ello, hemos eliminado de la lista aquéllas cuyo contenido ha sido en su mayor parte ya editado en revistas y antologías hispanas, quedándonos los siguientes títulos:

 

The Narrow Land

 

  • The Narrow Land (1982): contiene una novela corta y seis cuentos; excepto dos de éstos, todo el material está inédito en castellano

  • Lost Moons (1982): nueve cuentos, cinco de ellos inéditos en castellano

  • The Complete Magnus Ridolph (1985): diez cuentos, seis de ellos inéditos; esta es la única que puede considerarse un fix-up, pues todas las narraciones están protagonizadas por el mismo personaje

   

   

   

 

Lost Moons

 

  • The Augmented Agent (1986): una novela corta y siete cuentos; menos uno de éstos, toda la recopilación está aún sin traducir

  • The Dark Side of the Moon (1986): una novela corta y trece cuentos; todo el material es desconocido para el lector hispano

   En total, estos cinco libros no sólo recogen 34 de los 36 cuentos inéditos en nuestra lengua (un bocado más que apetecible) sino que, además, contienen otros que, aun habiendo sido traducidos, son difíciles de encontrar, como los tres que publicó la revista Enigmas en los años cincuenta y que pertenecen a la saga de Magnus Ridolph.

Conclusión

   Como podemos ver, las opciones que van quedando para el editor hispano interesado en el Vance inédito son cada vez más ajustadas y concretas.

   En lo referente a novelas, volvemos a recordar que, de los ocho títulos pertenecientes a los géneros fantásticos y/o cf que faltan por traducir, los dos últimos ya están incluidos en las próximas novedades de la editorial Gigamesh. Los seis que faltan siguen a la espera de nuestro hipotético “editor ideal”, al que seguro que no defraudarían las leales hordas de seguidores “vanceanos” que inundan los foros dedicados al género. Además, sería muy interesante que la novela The Dogtown Tourist Agency se publicase conjuntamente con la novela corta Freitzke’s Turn, como se hizo en el ya mencionado volumen conjunto Galactic Effectuator.

   Siguiendo con las novelas cortas, la recopilación Nogalparth (1980) está formada por tres narraciones de este formato, de las que dos siguen inéditas en nuestra lengua; sumadas a las tres que se incluyen dentro de las recopilaciones de cuentos reseñadas en el apartado anterior mejorarían considerablemente el porcentaje de novelas cortas traducidas.

   En cuanto a las narraciones de formato breve, hemos podido comprobar, para alegría de sus leales seguidores, que la narrativa breve de Vance se encuentra recogida casi en su totalidad en recopilaciones, a diferencia de otros grandes autores cuyos cuentos se hayan desperdigados a los cuatro vientos en incontables revistas y antologías. Las cinco recopilaciones anteriormente “propuestas” son cinco opciones más que interesantes.

   Resumiendo todo lo visto en los apartados anteriores, tenemos en total doce libros originales como candidatos para ampliar y completar nuestros horizontes “vanceanos”:

   - seis novelas (una de ellas en edición conjunta con otra novela corta)

   - una recopilación de tres novelas cortas

   - cinco recopilaciones de cuentos (que incluyen, además tres novelas cortas)

   El material pendiente aún de traducción al castellano no es mucho y está muy localizado. Su edición en cualquiera de las colecciones actuales sería, casi con toda seguridad, bien acogida. El autor lo merece y los lectores hispanos también, por lo que esperamos que cunda el ejemplo de la editorial Gigamesh.

NOTA: nuestro más sincero agradecimiento a Jacques Hamon por su amabilidad y entusiasmo al permitirnos utilizar las portadas originales de su página Collectors Showcase, una de las más completas colecciones de cubiertas de ciencia ficción que actualmente tenemos en internet.

 

©2004 de Alfonso L. Hernández Fuentes (Irenale) para cYbErDaRk.NeT
Prohibida la reproducción sin permiso expreso del autor

    

2004-12-13 07:30   vorkosigan

Un trabajo bien hecho.
Enhorabuena y muchas gracias.

2004-12-10 12:50   irenale
"El cocinero del diablo" ("The Devil's Cook", Pockets Books 1966) fue escrita, también bajo el pseudónimo de Ellery Queen, por Fletcher Flora, no por Jack Vance. Para más información sobre los "ghostwriters" que escribieron bajo este pseudónimo véase
meltingpot.fortunecity.com/kirkland/266/eq/eqpbo.htm

2004-12-09 14:00   potato
Una puntualización, en el otro artículo de la portada se comenta la obra (firmada como Ellery Queen) llamada "El cocinero del diablo" y aquí no aparece como publicado, cuando me consta que sí (porque lo he leido).

Por lo demás un artículo muy exhaustivo e interesante.
2004-12-09 04:15   Mary Lovecraft
Irenale, un trabajo fantástico, muy ilustrativo. Enhorabuena!

Tu artículo me ha dejado sentimientos encontrados y un detalle curioso:

sentimientos encontrados: de pena, por confirmarse lo que ya tenía entendido, es decir, el trato que ha sufrido este autor por parte de las editoriales de lengua castellana a lo largo del tiempo (y aún con hordas de ávidos y frustrados seguidores, que es lo triste) y que aún al día de hoy se ha de subsanar, y alegría por esa intención que poco a poco nace a la luz, de querer ir subsanando dicho error, al menos por parte de determinados editores que así, aunque con cuentagotas, se han decidido a ir traduciendo algunos títulos que aún no habían sido plasmados en nuestra lengua.
el detalle curioso: ¿quieres creer que me ha transmitido sensaciones muy especiales el ver al señor Vance en esa foto?? sí, no sé por qué le he sentido un señor muy sencillo y campechano...me ha hecho ver lo poco que he leído de él, con otros ojos,,,lo que son las cosas.

Enfin, ¡¡enhorabuena a todos los vanceanos, pues sus sueños, poco a poco, se van haciendo realidad!! ¡¡os lo merecéis, majos!! ,-)
2004-12-08 21:57   jauriasnocturnas
Sensacional.
Exhaustivo trabajo.
Se me saltan las lágrimas de comprobar lo que nos estamos perdiendo :cry:

Espero que un dia podamos ver traducido todo ese material.
¡¡al menos las novelas!!
2004-12-08 21:24   voight-kampf
Fenomenal estudio, muy completo, me lo guardo, como fanático de Vance, a modo de manual.

Felicidades por el trabajo.